sábado

25-07-2009 De Puertoqueli a Navplion

Ha llegado para nosotros el momento de tomar decisiones sobre la ruta a seguir para volver a casa.
Las opciones son dos
  • 1.- Volver sobre nuestros pasos y volver a cruzar por el canal de Corinto
  • 2.- Rodear el Peloponeso y conocer nuevos sitios.

La decisión depende bastante de la meteorología y parece que sobre el Egeo se va a disparar el Miltemi, viento del norte bastante violento (F-7 y F-8)

Por el contrario por el Peloponeso parece que los vientos nos pueden empujar o al menos no ser fuertes por la proa.

Nos quedamos fondeados hasta ver los entrenamientos de fórmula I, donde Fernando Alonso nos da la alegría de hacer la "pool position" y con todas las velas desplegadas nos vamos hacia el oeste a Navplion con idea de desde alli visitar Micenas.
Navplion es un balneario turístico de fama en Grecia y de momento la ciudad mas bonita de todas las que hemos visitado.

Hay un pero. Tenemos la mala fortuna de que llegamos con una avería en la conducción del saneamiento justo delante del puerto. Hay un olor a mil demonios, así que cerramos todo y nos vamos a patear la ciudad, que merece la pena.

Y ¡¡ Oh sorpresa !! encontramos a Lidia, una de las inquilinas del "Alea", a bordo del "Ralip". No hacemos preguntas, no hace falta.

Lidia está pensando en comprar un barco donde vivir, y de hecho este viaje lo hace con idea de adquirir una visión mas cercana a lo que es la vida en un barco. Fernando está solo, salvo esporádicas visitas de amigos que hacen algún trayecto con él. Ambos son soñadores pero pragmáticos.

Los ingredientes adecuados y la cacerola adecuada y con la cocción adecuada puede salir un buen guiso.

Lola que ha leído lo anterior dice que soy muy prosaico, que había chispas y puede que tenga razón, pero yo le he puesto mas atención a los "Okra", una especie de verdura a medias entre pequeños calabacines y un pimiento.

Eso si. A los demás les deseo que encuentren su camino

viernes

24-07-2009 Hermioni Puertoqueli

Por fin ha disminuido el viento y podemos seguir deambulando, así que nos vamos a fondear a una cala a la isla de Docus y en el norte de la isla, La bahía de Skintos, donde ya hay varios barcos, incluso una goleta.
Vamos junto al Alea, que también ha permanecido resguardado en Hermioni. Es agradable tener alguien con quien comentar cosas en castellano y mas si son personajes como Silvia y Johan, los señores del Alea.

Esta pareja, cuyo blog podéis leer en los enlaces del mio, han decidido hacer del mar su patria y de su barco su casa.

Lo que es mas curioso es que Silvia nunca había navegado y tenía cierto temor a su adaptación al medio.

Empezó con pastillas para el mareo hasta que un día descubrió que ya no se mareaba. Y ya ha descubierto muchas mas cosas, pero debe de ser ella las que las cuente.

Y es que a veces no todo marcha bien y entonces los de tierra se suben por las paredes y nosotros hemos " cazado "a Silvia subiéndose por... el palo.

En ese momento es cuando ha alcanzado, para mi, todo el respeto del mundo.

Y es que mi único intento de subir a un palo acabo con que han tenido que darme martillazos en las manos para que me soltara, pues al llegar a la altura de la primera cruceta ( Lola dice que fué a la altura de la botabara), me dió un ataque de pánico.

En esta su nueva vida van a alquilar plazas del barco durante temporadas para " Hacer caja" y nosotros seguimos su experiencia con mucha atención, pues no descartamos esa vía de financiación para nosotros.

Sus primeros "clientes" pertenecen al mismo foro de náutica que nosotros y compartimos con ellos un pequeño aperitivo salido directamente del mar.

De Dokus nos dirigimos a uno de los fondeos mas conocidos de la zona, Portoqueli, navegando a vela la mayor parte del tiempo, pasando por delante de calas preciosas.

Conoceremos a unos españoles que cada año pasan un mes o dos en esta ensenada como base, desde la que hacen pequeñas excursiones a las diferentes calitas. Dicen no conocerlas aún todas.

De este día nos queda la estupenda foto que Silvia nos ha sacado en su excursión a las alturas a soltar una driza rebelde

jueves

23-07-2009 Miltemi en Hermioni

A pesar de la calma que se aprecia en las fotos, fuera de la ensenada de Hermioni hay una verdadera castaña. En el puerto donde entramos la tarde anterior, los barcos pegan botes de todos los colores.

Así que decidimos día de relax y nos quedamos amarraditos, aprovechando el barato costo de este paraíso de cero euros diarios.

Hermioni en una lengua de tierra en la dirección oeste-este con dos bahías al norte y al sur. El pueblo crece hacia una colina situada en el lado oeste y una carretera bordea toda la costa entre pinos y pequeñas calitas de aguas transparentes.
El sitio es ideal para pasear, pues cundo te cansas de hacer carretera, atraviesas la lengua de tierra y estás en el barco.
Hay supermercado grande a la salida del pueblo y tiendas de todo tipo y algunas tabernas en lugares muy pintorescos. Sitio de vacaciones tranquilas, el pueblo respira una gran paz.

Hay una mezcla eterogenea de edificios antiguos y modernos, casi todos viviendas unifamiliares, de nivel económico medio, y la gente es amable.
En la zona donde estamos amarrados hay varios bares de copas, poco ruidosos, que compiten por lo amable de su ambiente y algunas tabernas que presentan una carta de platos un poco mas sofisticada sin llegar a ser caros.
Se ven pequeños barcos de pesca y cierta actividad en los mismos. Los pulpos se secan al sol como recuerdo que se veían antes en el barrio de la malagueta de Málaga, antes de ser sustituido por las torres de cemento actuales.
Hay una curiosa construcción al final del muelle. Es como una especie de puertecito privado, donde un pequeño muelle rompeolas cierra una dársena y una rampa.
Solo cabe una barca, pero así queda cerca de la orilla y no está sujeta a los vientos y mares del Sur Este que llegan muy alborotados. En general cada casa tenía delante su pequeño puerto. Hoy están integrados como decoración de los bares
En la otra dársena hay un barco español, el "ralip" de un gallego afincado en Menorca y que lleva dos años navegando por Grecia.

Nos hubiera gustado charlar con él para que nos diera información de sitios a donde ir, pero decide salir a otro lugar cansado de dar saltos.

Me gusta este sitio. Pero me da pena pensar que mi tiempo se acaba y no podre dejar pasar aquí unos cuantos días.

miércoles

22-07-2009 Poros Hermioni

Desde Poros salimos con intención de ir al pequeño puerto de Idhra, pero el tiempo se pone con viento de norte y navegamos protegidos por tierra con rachas de 25 nudos y mar poco montada. Como los terrales de Málaga. Una auténtica gozada de travesía
Vamos con el Alea, que mueve con garbo sus toneladas de acero, aunque cuando carga la racha, al igual que nosotros que navegamos con solo el génova,pega unas buenas orzadas. La maniobra regatera tan conocida por los regatistas de Málaga, de ir soltando y recogiendo la tensión de las velas para arribar en las rachas y evitar la escora que causa las orzadas, es demasiado trabajo para unos barcos que navegan con espiritu de cruceros.

Nosotros bamos mas buscando un sitio protegido para darnos un baño que no encontramos.
Al llegar a Hermioni, entramos en la bahia y el viento calma un poco, El otro barco, El Alea, sale del interior del puerto sin poder entrar en los sitios libres pues el viento entra de costado, y la maniobra de marcha atras soltando cadena, no es la ideal con ese viento.

Me llaman por radio y proponen que nos abarloemos al muelle y uno a otro. Parece una buena idea, pero cuando ya estamos abarloados y al intentar mover los barcos para que las amarras de mi barco hagan tiro sobre el muelle en vez de sobre el otro barco parece que se roza con el fondo, pues las alturas de estos muelles varian mucho en muy poco espacio. Mejor es buscar otra solución y nos vamos a fondear al medio de la ensenada.

El sitio es desagradable. El agua está sucia y sopla muy fuerte. Un ligero cambio de la dirección del viento nos puede meter en problemas con barcos que están amarrados a bollas.

Levanto el fondeo y me dirijo a una ensenada que hay mas abajo y ...milagro. Aparece un muelle encantador, en medio de aguas limpias y mucho mas protegido del viento. Casi no hay nadie. Y es que Hermioni tiene dos puertos y este segundo no viene en las guias ni en las cartas por ser muy reciente.

Media hora despues aparece el Alea al que he llamado por radio. El panorama ha cambiado radicalmete, pero el viento sigue apretando. Es norte. Es el Miltemi, que a partir de hoy será nuestro compañero por varios dias.


martes

21-07-2009 Atenas Poros

Desde Atenas, donde un agradecido marinero se ha quedado con nuestra auxiliar vieja, llena de recuerdos.

La tuvimos que comprar con el último dinero que nos quedaba en el verano del 2000, apunto de salir para la Expo de Lisboa.

Un "amigo" de los de toda la vida, nos había vendido de segunda mano su auxiliar y un motor, que compramos sin siquiera mirar, pues eso. Era mi amigo.

Sin embargo al inflarla salto un parche mal pegado que ocultaba una raja de mas de 15 centímetros. Telefono y nada, móvil y nada... Le dejamos la auxiliar empaquetada en su tienda a su jefe de personal y compramos la Quiq Silver.

Al volver del viaje, llamada de teléfono y la contestación resumida fue "Te jodes, Haber mirado primero" La auxiliar que yo le había llevado ¡¡ la había tirado al cubo de la basura !!

A veces lo veia venir por la acera y se cruzaba a la de enfrente. Ultimamente no lo veo. Seguramente le ha vendido otra auxiliar a alguien de la acera de enfrente.

La travesía hasta Poros es deliciosa y a vela con portantes y terminando en ceñida.

Recibimos una llamada del Alea, que ya cargado con su nueva tripulación charterista, nos ha visto y va también a Poros. Nos veremos en puerto

La ensenada de Poros es grande y está`plagada de pequeños rincones donde fondear, pero su mayor atractivo es el larguísimo muelle que recorre todo el frente del pueblo y donde es raro no encontrar un sitio.

El aspecto de los pueblos ha cambiado mucho con relación al Jónico, son mas "mediterraneos" aunque no llegan aún a las fotos de las agencias de viajes.

El esquema, el mismo. Un muelle y una primera linea de casas donde se encuentran las tabernas, las tiendas de comestibles y las tiendas de recuerdos.

Por las calles traseras, todo es paz y tranquilidad. No hay permeabilidad de este flujo turístico a partir de la segunda calle paralela. La primera es una auténtica pocilga, donde van a parar los olores y calores de cocinas y aires acondicionados de los locales, que acumulan las mercancías y los desperdicios sin orden ni concierto.

Conocemos a los nuevos "inquilinos" del Alea y probamos el "Mini" con agua.

Lola asegura que le costo mucho trabajo llevarme al barco vía pasarelas ante mi empeño en hacer el trayecto volando.

Incluso creo que hacia " Pio...Pio...Pio" mientras agitaba los brazos. ¡¡¡Que mala lengua tienen!!!






lunes

20-07-2009 Atenas de compra de auxiliar

El puerto de Egina, por su cercanía a Atenas y al tener en las cercanías una de las marinas secas mas frecuentadas, tiene un comercio muy ligado al puerto.

Tanto es así que en el mismo muelle se pueden encontrar barcas con frutas y verduras, transportadas desde las cercanas islas y vendidas del productor al consumidor directamente.
El las calles traseras hay una gran variedad de tiendas, desde pequeños supermercados, a mercerías, droguerías, ferreterías y, como no, las inevitables tiendas de recuerdos para turistas


Un abastecido mercado de pescado cierra el circuito culinario, pero a unos precios prohibitivos. Las sardinas a 9 Euros, por poner un ejemplo

Saltamos hasta marina Cea en Atenas. Tenemos que comprar una nueva auxiliar. La que traemos desde España a finalizado su vida. Una reparación imposible aconseja su sustitución.

En la marina de Atenas me equivoco y en vez de entrar en el despacho de administración entro en un despacho de la policía y...

Al parecer hay que hacer un papel de entrada a Grecia con los datos de barco y tripulantes, y ir sellándolo en cada puerto que desembarcas y sobre todo si cambia la tripulación.

Yo no he hecho estos trámites en ninguna de las otras paradas, y eso que en varios sitios me han pedido documentación.

Así que después de casi dos horas de esperas y papeles, me dan una fotocopia ilegible donde están esos datos ¡¡En griego!! Como mi formación es de ciencias, lo único que puedo hacer con esa serie de símbolos es encontrar la derivada segunda o el coseno de "PHI", pero no creo que se trate de eso.

Pongo cara rara y sonrío mucho. Se me ha olvidado todo lo que se de Inglés e Italiano.

Un sistema de tarjeta de crédito personal que se puede recargar, permite el acceso al agua, a la electricidad y a los pantalanes. Me parece muy lógico pagar por el consumo que se haga. La tarjeta vale para otros años. Cinco Euros dan para llenar los tanques, cargar las baterías a tope y ver una película. Lola hace la colada mientras yo, recuperado de la amnesia lingüística, regateo hasta conseguir una semi-rigida de 2,50 metros en 1100 Euros.

Conseguimos "El Pais" del domingo y entre los "Zapa-Rajos" y la situación de la economía... dan ganas de no volver.

Sin embargo para nosotros Atenas 23º 41´Este es lo mas que vamos a avanzar hacia Oriente por este año



domingo

19-07-2009 Una vuelta por la Acrópolis de Atenas

Ante el riesgo de llegar a Atenas y no tener donde dejar el barco con seguridad, decidimos cruzar con un Hidrofoil desde Egina al Pireo, por 13 Euros y en 20 minutos. A partir del Pireo un taxi, por 6 Euros nos pone en la puerta del Acrópolis, donde por 12 Euros te dan entrada para ver todo.

Despues de haber visto tantas fotografias del Partenón no sabes por donde enfocarlo y es que es casi imposible dar idea de sus proporciones o de las sutilezas de su diseño. La inclinación intencionada de las columnas o su regruesamiento central, son algo que no se puede transladar a una fotografía. Solo el resultado. Se está trabajando en una reconstrucción del templo y hay zonas inaccesibles y otras cubiertas de andamios y gruas. Incluso un pequeño tren translada piedras de un lugar a otro. Hay discusiones interminables sobre como hacerlo. Personalmente me gustaría ver el edificio con todas sus partes en pié, pasear por entre su peristilo y comprobar los efectos que la luz del sol sacaba a sus piedras policromadas.

Y es que el Partenón no era blanco, como tratan de imitar todas las construcciones desde el renacimiento, sino una explosión de colores primarios

La solución que se ha adoptado en el pórtico de las cariatides me parece perfecta. Las estatuas originales se han llevado a un museo y protegido contra los agentes externos y en su lugar se han colocado unas copias. Sana convivencia entre el afán de conservar el elemento original y mantener el ambiente original

Lo que ya no me parece tan bién es que alguien se ha construido un despacho de cristal aprovechando el espacio del pórtico

Hay una estupenda colección de piezas arqueológicas en el museo del ágora, donde es fácil ver el dominio que de la escultura llegaron a tener los griegos en cualquier utensilio de uso corriente, y todo ello en un dificio completo

Y ¿que me decis de esta barbacoa de cerámica y su pequeño "" Micro-Ondas" a juego?
Y no solo el Arópolis para ver. Hay multitud de rincones donde se esconden pequeños tesoros de la arquitectura griega, como este pequeño templo de Efestos junto a agora

Como era domingo una visita ineludible era al " mercado de las pulgas o ratro" en la zona del Plaka, el barrio ateniense por excelencia, desde donde te asaltan las antiguedades o las mas disparatadas tendencias del diseño actual.
Naturalmente comer en Atenas resultó una delicia y por primera vez nos dieron una carta en castellano.


Un viaje en metro hasta el Pireo y de nuevo ferry hasta Egina y de nuevo la sensación de que solo hemos visto lo que un destello de flash ha iliminado por breves instantes.