jueves

12-05-2022 Unos dias en Galatas

Cuando escribo sobre esta entrada han pasado casi dos meses de nuestra navegación anual. Y es que me cuesta cada vez mas sentarme al ordenador a escribir algo nuevo sobre sitios ya visitados, Pero a ezto se une la general desgana de todo en la que voy cayendo en el abismo de mi propia mente. 

Me siento estafado y me siento responsable de haber sido estafado por mi dejadez, por mi apatía al haber dejado en manos inadecuadas la gestión de mi futuro, mi cultura y mis recuerdos.

Rodeado de un enfermedad con visos de ser una manipulación, metidos en una guerra que nadie explica con coherencia, con medidas económicas globales, que se vuelven contra los sancionadores. Los norteamericanos aprovechando el rio revuelto para hacer su pesca, mientras nuestros político de todo el arco parlamentario hacen gala de su ineficacia para encontrar soluciones y se agarran a cualquier clavo ardiente para justificar su insolvencia y 

Y en lo cercano ver como el orgulloso "homo sapiens" va perdiendo su postura erguida, pasando  su mirada de los horizontes a conquistar a la pantalla de un móvil a la altura del ombligo, en una tendencia que nos lleva a apoyar de nuevo las manos en el suelo para andar a cuatro patas. Pero sin un rabo que cubra lo que los argentinos denominan el orto, por donde nos puede aparecer el ocaso de nuestras mas firmes creencias.


Navegar desde Ermione a la ensenada de Poros no presenta habitualmente ningún problema, si dejamos de lado que nos vamos a perder una buena colección de posibles fondeos, unos en las islas de Dokos e Hydra y otros en la costa que llevamos a babor. Son unas 20 millas que hacemos a motor y con un viento totalmente calmado, y con el recuerdo de los 50 nudos por la proa que el año pasado nos obligaron a dar la popa y refugiarnos en la cala de Dokos.

En la Isla de Poros, que se deja por estribor hay un larguísimo muelle con cientos de amarres que cambian casi en su totalidad dia a día y con un control de pago exhaustivo y en mi opinión caro, muy caro para los servicios de agua y electricidad. Es un lugar bullicioso y visita obligada si se navega por el  Argo-Sarónico. 

Pero en la cara sur de la ria que separa la isla del continente hay un pequeño pueblo, donde amarran los ferrys y las pequeñas golondrinas que cubren el paso a la isla. Es la aldea de Gálatas, dependiente administrativamente de Methana. 

Y ahí, a continuación del ferry un muelle confuso de pesqueros, barcos de motor de 15 metros y barcos residentes y unas seis plazas donde poder amarrar nuestro velero. Las plazas están muy solicitadas y solo con mucha suerte se puede encontrar sitio.

Y nosotros hemos conseguido un hueco, enganchados a agua y electricidad sin que nadie se haya acercado a pedirnos pago alguno, aunque los siete euros diarios que paga nuestro barco son un pago ridículo por tener toda una cancha para que Drako, nuestro perro corra detrás de las pelotas, o se bañe en la playa cercana.


En Gálatas voy encontrando de todo lo que necesito y empiezo a conocer a muchas personas. Desde la anciana del mercado de verduras, que me enseña a cocer las diferentes verduras que le proporciona su huerta, hasta la tienda de comida para animales que me abastece la comida para Drako. Frente al barco un Gyro Pyta y una Pizzería para los dias en que nos apetece vaguear y a pocos pasos el restaurante de BABYS, servicial y un punto diferente de las típicas tabernas.

En la pescadería aparte de los pescados habituales, sardelas gabros, barmunias, doradas y lubinas suelen aparecer ranchos de otros pescados como meros, pescadillas, pargos e incluso hemos podido comprar un par de langostas de las de verdad. Fuera de la temporada de pesca, que va de mediados de septiembre a mediados de febrero.






Hemos aprovechado para preparar una caldereta como las que se hacen en mi tierra y que con diferentes nombres, pero pocas variaciones ha llegado a lugares tan dispares en el espacio como Menorca en Baleares o la costa de Estados Unidos, aunque ellos son mas proclives al Bogavante.

Este atraque es o era muy utilizado para hacer agua los barcos fondeados en las inmediaciones, con lo que no es raro ver barcos que se acercan, hacen aguada y vuelven a su lugar de fondeo.

Pero de nuevo vemos caer otro mito. La administración ha decidido renovar los postes de servicios  ha eliminado las antiguas torretas y las ha sustituido por unas nuevas que funcionan con tarjetas especiales, y que son válidas tanto en Galatas como en Methana.




sábado

07-05-2022 De agua, potabilidad y lavado.-

Por fin el día seis ha llegado el paquete de Alemania conteniendo la nueva lavadora del barco, así que voy a aprovechar para contaros como se las apaña este par de "urbanícelas" con un tema que es el del agua. 

Para empezar, el agua de Koilada es de muy mala calidad, por no decir de las peores de Grecia y tan solo hay la posibilidad de rellenar los dos tanques de agua dulce que lleva el barco (275 l. + 175 l. = 450 l) mediante unas cubas que lo traen de Kranidi, la capital administrativa de este municipio denominado Argólida, en la periferia del Peloponeso, nacido  en 2011 mediante la fusión de los antiguos municipios de Hermíone y Kranidi (la actual capital municipal), que pasaron a ser unidades municipales, al módico precio de 6.00 euros el medio metro cúbico, con pedido mínimo de 1 m3.

Nosotros llevamos un sistema de depuración de agua de baja presión con cuatro filtros de la casa STORM que alimentan un grifo exclusivo para agua para potable. con lo que un juego de filtros que da para 1000 litros, nos dura mucho tiempo y nos libera de andar acarreando botellas y botellas de agua mineral. 

En el fregadero se amontonan por tanto tres grifos. Agua dulce sanitaria, agua dulce potable y un tercer grifo de accionamiento a pedal que suministra agua salada. 

El sistema de tomas de agua se complementa con un grifo en la popa, junto a la ducha, que bombea agua salada a presión y que es de una gran utilidad para lavar el barco, mantenimiento de la teka de cubierta limpieza de pescado si nos dedicamos a la pesca, o simple limpieza de los pies llenos de arena cuando volvemos de una playa.

Presentado nuestro sistema, nuestra primera singladura suele ser para rellenar depósitos, neveras y congelador, para lo que solemos desplazarnos hasta Hermione, navegando alrededor de este cuarto dedo que a tanta gente se le olvida que también forma parte del Peloponeso, pues la mayoría lo conoce como El Argo-Sarónico, al incorporar las islas de Hydra Spetses, que sin embargo pertenecen al Atica incluidas en un paquete de islas que van desde Salamina al norte hasta la Sureña Kythira, entre Cabo Maleas y Creta.

Para ello hacemos un recorrido de unas 25 Millas pasando por muchos de los sitios en que solemos fondear habitualmente cuando estamos por esta zona, una de las mas tranquilas, meteorológicamente hablando, de toda Grecia. Esta vez paramos a desayunar en Ayos Repouli, una ensenada con un fondo de arena y aguas transparentes, que nos sirve para hacer las comprobaciones de rigor de nuestras línea de cadena y ancla. 

Hermione, como ya he contada varias veces tiene una península cubierta de pinos y bordeada por un camino ideal para darse un paseo, como alternativa a cruzar el pueblo por su lado mas corto del istmo que une sus puertos. Y es que en Hermione hay tres posibles amarres y un par de zonas de fondeo

En el lado Norte, se encuentra una ensenada donde está situado el muelle pesquero y el muelle de atraque de los ferry de comunicación con otras islas o con Atenas. Hay un muelle mirando al Este bueno para pasar la noche si no hay mucha ola de fondo, en cuyo caso los barcos saltan mucho, haciendo la estancia muy incómoda, siendo entonces preferible utilizar los fondeos e esta ensenada, que son los que se sitúan a norte y sur de una línea imaginaria que une la bocana del puerto entrada a la bahía y que habrá que dejar libre para la entrada y maniobra de los barcos de pasajeros. Es habitual que haya 10 0 mas barcos fondeados.

En la cara sur hay un gran muelle sobre todo mejor para vientos del norte, con el único problema de que hay bastante fondo  para soltar el ancla en mas o menos 20 metros de fondo para dar las líneas a popa para llegar al muelle.

Si se tiene mucha, mucha suerte y se madruga mucho, se puede atracar en el interior de la dársena pesquera, donde el barco se libra del efecto de la ola. Es nuestro sitio preferido, a pesar de que nos obliga a unas líneas de electricidad y agua muy largas, ya que en la zona de dársena pesquera y muelle exterior, solo hay dos torretas a las que atiende con gran paciencia nuestro amigo Kosttas para hacer la conexión

Una alternativa son las tarjetas prepago para activar los servicios, que se compran en el ayuntamiento y son válidas para Kilada, Porto Queli y Hermione.

Conseguimos sitio en el muelle pesquero y aprovechamos para imprimir el E-Tepai,( Una tasa mensual obligatoria para navegar por Grecia)  en una papelería y pagarlo en una oficina de correos Luego vendrá la señorita encargada del cobro del atraque a cobrar la estancia por el procedimiento Griego, Que es por días, pero por días que empiezan y terminan a las 12 de la noche. Así que el primer día pagas por el que llegas y por el que te vas, por lo que si cada día vas a un puerto diferente, te encuentras que estas pagando por duplicado. Difícil de entender, acostumbrados al sistema de los hoteles a pagar por noche pasada. Si a ello le sumas una visita a Miriam, la Vasca española propietaria del restaurante de altos vuelos Ganoxix, justo en la esquina del muelle, la estancia te puede salir por un pico, aunque hay alternativas ciertamente interesantes en este pueblecito donde hay casi de todo.

En una entrada de Junio del año 2009,a escribía lo siguiente:

"En el mercadillo del cercano pueblo encontramos una lavadora para cuatro kilos de ropa de unas dimensiones muy reducidas 60*35*40 que podemos estibar sin problemas y con un precio que después de regatear se queda en 85 DN ( 47 Euros) incluido el transporte de aparato y propietarios hasta el barco. Para mi Almiranta es un regalo digno de una reina. Muy sugerentemente me ronronea al oído " Capitán, pídeme lo que quieras" Yo le contesto, lleno de lujuria "Hazme... una tortilla de patata"



Han pasado 13 años y nuestra relación a evolucionado con el paso de los años así que el ronroneo esta vez ha sido mas en la via de " O me compras una nueva que centrifugue, o va a navegar contigo un romano", Así que hemos comprado una edición mas moderna que gasta menos energía y agua y aunque no llega a poder centrifugar los 5 kg de carga. Si lo haces en dos veces, con apenas una hora colgados en la proa al viento, la ropa queda completamente seca. Además las dimensiones me van a permitir hacerle una instalación fija, pues tiene además una bomba de desagüe, y no por gravedad como la anterior. Eso será publicado en el área de bricolaje.



jueves

04-05-2022 Barco al agua y acastillaje

 Todo está preparado para poner el barco en el agua. Hemos cambiado el aceite, los ánodos, dado una mano de imprimación a parte arañada del casco y han procedido a limpiar a fondo y pulir la obra muerta, que con el paso del tiempo se ha puesto un tanto amarillenta y también le hemos eliminado los rótulos de la matrícula, una vez tomada la decisión de que no vamos a volver a llevar la matrícula española.

El trabajo nos lo hace un Griego que habla español pues ha trabajado unos años en Palma. El trabajo no es demasiado bueno, aunque tampoco ha sido caro. Es el peaje que hay que pagar en el varadero de  Lekkas Shipyard en Kilada, del que nada malo hay que decir en cuanto al trato al barco. con un magnífico y potente travelif, Un grupo de cuatro operarios, Kostas Lekkas, el propietario y habilísimo conductor del pequeño tractor con que mueve los barcos, una vez colocados desde el travelif, conducido por su hijo y dos trabajadores, 

Manolis y Nikos, a los que voy a echar de menos pues creo que se jubilan este año. Son los encargados de apuntalar y ajustar los pies regulables de la cuna metálica donde ha descansado el barco todo el invierno, ocho meses.

Se que el tema de dejar el barco en Grecia abre las dudas de donde y cuanto, con una larga cadena de preguntas sobre temas muy diversos. Hay muchos varaderos y muchos sistemas de sacarlo del agua Grua, Travelif, Tractor y muchos sistema para dejarlo apuntalado a dormir en seco. Yo después de evaluar las diferentes ofertas he descartado algunos, por motivos que pueden ser muy personales y me he quedado en este pequeño varadero, muy familiar, al lado de un gigante de la varada como es Vasimipoullos, lo que me supone algunas pegas, como  que el gigante no quiere que los trabajadores, independientes, trabajen en Lekkas, con lo que a veces tengo que recurrir a esperar a estar en el agua y amarrado a algún puerto para obtener algunos servicios.

Muchas veces recibo preguntas sobre este tema y a través del correo o del blog y aprovechando que hay formado un grupo de WhatsApp de navegantes de habla Española, hemos tratado de hacer una base de datos con lo que vamos sabiendo de los varaderos usados, pero parece que ha caído en saco roto. Hay poca predisposición a trasladar experiencias.

Al poner el barco en el agua y tratar de dar avante para dejar el barco abarloado en el exterior del  canal del travelift, la hélice no responde. Parece que no he esperado suficiente para que retiraran los plásticos de protección de las bragas y los he enganchado. Saco mi equipo de buceo para ir a dar un vistazo y...no soy capaz de enfundarme el  traje de neopreno de 6 mm. La barriga invernal se niega a entrar en el interior y tengo que desistir de esa protección con el gua a poco mas de 16 grados en este primer baño del año, que me pilla muy tarde si aplicamos lo de que de los cuarenta para arriba no te mojes la barriga. Así que tengo que recurrir a un traje de surf mas ligerito que apenas me tapa las albaidas. Ya en el agua vemos salir un trozo de plástico de varios metros flotando y la inspección ocular no indica nada y se ve como las palas de la hélice Bronton hacen los movimientos necesarios para acoplarse al paso y ahora si impulsan el barco.

Ya solo nos queda esperar que llegue el griego del pulido que se ha ofrecido a subir al palo a pasar las guías de las drizas que se han partido, pero parece que se lo ha pensado y me dice que el me ayuda a subir a mi, que el no sube. Tiramos por la calle de en medio y lo vamos a hacer nosotros solos.

Kosttas, escurre el bulto y dice de llamar a una grúa con una canastilla como las que se usan para reparar farolas. No hay manera de encontrar un Griego que quiera hacer ese trabajo. Yo le tengo pánico a estar colgado de un cabo, así que le toca subir a Lola a recordar sus tiempos de espeleología.

Hasta ahora siempre que hemos tenido que trabajar en el palo hemos utilizado como tractora la driza del Spinaker y como seguridad el amantillo de la botavara. pero no como tractora, pues el tiro lo hace desde la parte de popa del palo y estamos trabajando en la parte de proa.

Para elevar a Lola, cómodamente sentada en la  guindola me ayudo de una palanca eléctrica de la que ya creo haber hablado anteriormente y que con una fuerza de 140 KNT transforma en eléctricos los 8 Winches del barco.

Un hilo de nailon de pescar con una plomada y un alambre doblado en forma de garfio nos permiten pasar una nueva guía para la driza de la trinqueta. Pero Lola no tiene la habilidad ni la fuerza para sacar la guía que se ha encajado entre la roldana y la pared de la polea y no podemos poner la driza del Spi.

Curiosamente en el barco no llevamos ni spinaker ni genaker, pero es la driza que mas utilizamos. Desde subir y bajar la auxiliar a la cubierta, meter maletas al interior del  barco o petacas de combustible de 30 l. del tambucho de proa a la popa. 

Al final hemos habilitado el amantillo del tangón para estas funciones y tendremos que seguir esperando a encontrar una joven alma caritativa que quiera darse una vuelta por nuestras alturas. Al último que convencimos, Fernando del Ralip V, ha apagado su señal de AIS para que no lo localicemos. Y es que los años no pasan en balde.