sábado

08-05-2010.- De Port Roig a San Antonio en Ibiza


El canal de TV "la sexta" transmite la formula I que se corre en Barcelona. Y sumado a que tengo que terminar un trabajo en el ordenador son las escusas para pasar el fin de semana en " nuestra cala" vageando.
Pero un incomodo viento del sur-oeste, que va arreciando mete el mar en la cala y comenzamos a dar saltos, lo cual no es nuestra idea de estar cómodos.
Toca -como dicen ahora para comunicar que se ha de tomar la decision de- salir de la zona y buscar un refugio mas adecuado. Por suerte cuando se está en Ibiza siempre hay un sitio donde resguardarse.
Bordeamos el sur-este pasando por este recorrido tan querido para nosotros junto a los islotes de Vedra, Espardell, Conejera, Payaret.
Pasamos por el "Freu" entre Conejera y el Esparto a siete nudos. Recordamos la primera vez con el derrotero en la mano a menos de un nudo y con alguien en la proa para avisar de las rocas. No es una broma. Este estrecho y poco profundo paso se cobra todos los años unas cuantas quillas.
Pasamos frente a multitud de posibles fondeos y llegamos al puerto de San Antonio, donde vemos que el puerto deportivo se va adueñando de la lámina de agua. Por curiosidad miro los precios de los atraques para este verano. 175 €/ diarios para un barco como el mio.
No hat demasiados barcos fondeados y han desaparecido muchas boyas. Solo vemos tres libre y vamos a asistir a un catálogo de malas prácticas. ( ya sabeis lo que opino de los fondeos indiscriminados en boyas).
La primera boya hace salir a un Alemán que avisa de que es de un amigo que esta al venir en poco tiempo.ñ Tipico truco de navegante que quiere no tener a nadie cerca. Suele tratarse de navegantes frustrados, que llevan mucho tiempo sin moverse y que pagan su frustración contra todo lo que se mueve.
Naturalmente no llega jamas su amigo como pudimos comprobar dando una vuelta con la zodia a su barco cada vez que nos moviamos a tierra. También le avisamos con la bocina de niebla el día que nos fuimos ( a las seis y media de la mañana) por si debía de avisar a alguien de la ausencia. Nos lo agardeció y ahora se unos cuantos tacos mas en alemán.
La segunda boya, al subirla al barco, vimos que estaban los cabos muy rozados y no nos inspiraba confianza.
Por suerte la tercera estaba recien usada y con cabos fuertes y cadena nueva. Le dimos unos cuantos tirones y respondió bien.

Solo faltaba conectar la TV.... !!Y no llega la señal de la sexta.TV¡¡ Y la formula I sin los comentarios de Lobato pierde mucho. Hay una transmisión bastante mala por una autonómica balear  y nos llega también la de una autonómica catalana donde una pareja de comentaristas hablan uno en castellano y otro en catalán. Seguirlos es muy complicado para mi. Aunque entiendo bien a los catalanes, pues su lengua es muy sencilla de entender a nada que sepas un poco de francés, el hecho de tener que cambiar de chip a cada frase me supera.
Una vuelta por las tardes en un San Antonio degradado por el tipo de público al que están dirigiendo su oferta turistica (Jovenes en viaje con barra libre) nos lleva a la zona del Café del Mar, hoy totalmente urbanizado y preparado para el espectáculo de la puesta de sol con bancos de madera sobre las rocas.

No hay mucha gente, casi nadie. Tampoco hay sol. Hace frio

viernes

07-05-2010.- De Morayra a Port Roig ( sur de Ibiza)

A veces esto de navegar es un placer. No llueve, no hace frío, no salpica, las olas son pequeñas, el viento sopla con la intensidad y dirección adecuada. Condiciones de las que crean afición. Y yo me pregunto. Y entonces ¿Como demonios es que yo le tengo afición a esto?

Porque que yo recuerde y después de haber atravesado desde la península a Ibiza unas cincuenta veces es la primera vez que se me dan esas circunstancias.

A las seis y media de la mañana soltamos amarras del puerto de Morayra y nada mas doblar la punta que cierra el puerto comienza a soplar un vientecito de sur este, que lleva el barco de un través a un descuartelar volando sobre las pequeñas olas.

El viento sigue todo el día y cubrimos las mas o menos sesenta millas que separan la costa peninsular del sueño de muchos de los que se inician en esto del crucero.

Sesenta millas que no son tales, pues desde la Punta del Emperador en Cabo la Nao hasta Cabo blanco en el islote de Vedra son solo 45,53 millas. Lo que sucede es que desde un refugio cualquiera en la costa peninsular y un destino en Ibiza si que hay esas sesenta millas.

Y nuestro destino es, como desde hace muchos años, la cala de Port Roig, a la que entramos aún navegando a vela. Hemos tardado ocho horas y media lo que hace un promedio de 7,25 Nudos de velocidad. Los generadores eólicos han ido trabajando todo el tiempo y tenemos las baterias cargadas a tope.

Nuestro plan es quedarnos amarrados a alguna de las solitarias bollas todo el fin de semana. Hay carrera de Formula I y mucho trabajo que hacer en el ordenador, pues el lunes tengo que presentar un proyecto.

Escogemos una bolla, que nos cuesta enganchar, ya que hemos perdido la práctica. Aunque sabemos que es una de las bollas cuidadas pues es de un barco conocido, le pegamos unos cuantos tirones a conciencia no sea que esté deteriorada y nos de un disgusto. Así y todo ponemos la alarma de garreo, pues se presenta noche de viento.

Al ir a hacer el amarre, decubrimos sobre la cubierta unas medusas que el viento ha arrastrado. Se trata de las inofensivas (¿Inofensivas?) Velero (velella velella) de las que ya vimos millones el año pasado entre Menorca y Cerdeña. Demasiado pronto y demasiado cerca.

Cuando estoy haciendo las fotos Lola me llama y muy alarmada “MIRA ALBERTO QUE GRANDE” Se trata esta vez de una medusa luminescente (Pelagia Noctiluca) de casi 20 cm de diametro y de picadura muy molesta y peligrosa. Son sin duda de las del año pasado que aún no han muerto ¿Cuantas huevas habrá diseminado?

No quiero ni pensar en lo que nos espera este verano

Si quereis conocer mas sobre las veletas aquí podeis ver lo que escribí el año pasado

¡¡¡¡ Bichos!!!

jueves

06-05-2010.- De Alicante a Cabo la Nao (Morayra)

En Alicante y gracias a la ayuda de algunos compañeros del foro “La taberna del Puerto” que me dan los teléfonos de contacto, encuentro solución a mi antena. Un técnico de Satrónica se sube al palo y sustituye los conectores que yo he puesto, por otros mas adecuados y bien puestos.


Un hilo de la malla hacia cortocircuito con el vivo y eso era todo el problema. Intenta hacer contacto con la oficina y a mi me parece poca distancia. Llama a un puerto, luego a otro...

Cojo la emisora, me pongo en el canal 16 y “ Este es Eco Alfa cuatro siete uno tres, embarcación Capitan Teach, transmitiendo desde el Puerto de Alicante, solicitando información de escucha para prueba de emisión” a la segunda repetición siento un gran alivio al escuchar una respuesta “ Eco Alfa 4713, aquí Salvamar XXX, desde una milla al sur de la isla de Benidorm, le escuchamos fuerte y claro 8 sobre 9, Cambio” , “ Muchas gracias Salvamar por el parte, hacíamos una prueba después de sustituir la antena Cambio y quedo en ´estambay´, Buen servicio”

El técnico se queda un poco sorprendido con la facilidad con la que he establecido una comunicación a mas de 20 millas. La verdad es que yo también.

Pagamos, 45 Euros, bastante ajustado y proseguimos viaje con la duda de si saltar a Baleares desde aquí o acercarnos a pasar la noche al pié del Cabo La Nao.

El viento nos lleva muy cómodamente paralelos a la costa, que es casi a rumbo de ambos destinos.

Antes de decía con todo el trapo arriba a llevar las velas sin rizos, pues se ponían en facha subiéndolas arriba tirando de las drizas. ¿Deberíamos ahora decir con todo el trapo atrás ya que las velas salen de sus enrolladores? El caso que hacemos 6,5 nudos de velocidad sobre el fondo y apenas escoramos.

Pasamos frente a Benidorm, con su silueta “neoyorkina” y no puedo dejar de reflexionar sobre ese modelo de ciudad tan criticado por algunos. La verdad es que si se respeta el cálculo de las personas que como máximo deben de vivir en un territorio para no agotarlo, que lo hagan en vertical o en horizontal es indiferente. Y desde luego las infraestructuras son muchísimo mas baratas para la solución en altura. Soleamiento y orientación se optimizan y la tensión urbana se incrementa, lo cual, controlado, puede ser una buena cosa de cara a las relaciones entre sus habitantes.

Desgraciadamente las diferencias de alturas de una parcela a la contigua. En mas de veinte plantas hacen temer que todo se deba mas a una especulación galopante, que a una búsqueda racional de un urbanismo de optimización.

Pasamos muy cerca del islote de Benidorm, hoy lleno de pájaros de todo tipo y con esas boyas de amarre tan codiciadas en el verano, completamente vaciás.

Al llegar a la altura del peñón de Ifach cae el viento y comienza a hacer frio decidimos pasar la noche en Morayra a donde llegamos a base de motor para abarloarnos al muelle. Tan solo hay otro barco, un matrimonio inglés que lleva nuestra derrota y con el que ya hemos coincidido en Cartagena.

Al ir a pagar y a pesar de que el barco ha parado aquí mas veces y todos los datos están en el ordenador, tengo que volver a por la documentación, pues me dicen que Hacienda les ha prohibido emitir facturas sin que figure el N.I.B. del barco ¡¡ ¿Otro papel?!! No. Aparece en el permiso de navegación y en el asiento del barco. Es otro “control cruzado” de recaudación.

Paseamos por un vació y fantasmagórico Morayra y encontramos esta escena que he tratado de fotografiar a pesar de ser de noche. Árboles con “dodotis”. Me parece mas aberración que lo de Benidorm.

miércoles

05-05-2010.- De Cartagena a Alicante-Gestión de Energía

El motivo que nos lleva a elegir Cartagena como principio y fin de nuestras etapas es básicamente la existencia de un poste de combustible en el que se puede recargar a cualquier hora.

Se trata de un autoservicio en el que solamente es necesario meter la tarjeta de crédito y escoger la cantidad. Eso da una gran autonomía de horarios pues es el procedimiento de poder adaptar los viajes a la luz del sol, que en estas fechas se levanta a las seis y media y dura hasta las nueve de la noche.

Y es que el tema de trasiego de energía es de vital importancia para el confort dentro del barco.
Hay quien piensa que la vida en un velero debe de ser espartana, fría, humeda. Yo por el contrario no estoy dispuesto a perder muchas cosas que la tecnología pone a mi alcance y que casi todas son voraces consumidoras de energía.

Con esta premisa en la mente, hemos hecho muchas pruebas y modificaciones en este y otros barcos hasta llegar a la solución actual.

El problema a resolver es reponer cada día la energía consumida y por tanto lo primero es tener muy claro cuanto consumimos. Para ello hemos recurrido en primer lugar a una toma de datos de las características de cada aparato y luego a la medida directa mediante un amperímetro de pinza para corriente continua.

Con ellos hemos confeccionado una hoja de cálculo que nos ha dado que tenemos un consumo de 175 amperes que hay que reponer cada día “Normal” Y esto en las baterias. Naturalmente que a estos niveles de consumo las normales de ácido no son adecuadas y hemos optado por las de tipo AGM y de ciclo profundo. Son caras y pesadas. El nivel de reserva es de cuatro a cinco veces el consumo (765 Amperes) y su peso hace escorar el barco, por lo hemos tenido que compensar con lastre en la banda contraria. Por sus dimensiones no hay otro sitio donde llevar estas baterias.
Para recargar, las soluciones mas normales son Generador, Alternador, Placas foto-voltaicas o generadores eólico

Los generadores de gasoil son caros pero son la opción mas correcta. Nosotros no podemos llegar a ellos, aunque llevamos un pequeño generador de 1000W que va con la misma gasolina que el fueraborda de la auxiliar. Nos ha sacado de algún apuro. Pero solo es algo para una emergencia.

El resto de las fuentes tienen cada una su problemática.

Los alternadores han de ser “engañados” con sistemas de tipo “answer” o cargadores inteligentes, que eliminen el regulador y solo tengan en cuenta la temperatura de la batería. Un alternador de 100 Amp. Y otro nuevo de repuesto sin conectar. Eso supone que si se navega un mínimo de cuatro horas a motor cada día, se recargan las baterías por este perocedimiento.

Pero se trata de un barco de vela y hay que intentar llevar el motor apagado.

Con las placas foto-voltaicas y los generadores eólicos hay que moverse en un terreno muy movedizo, donde los técnicos en energías alternativas, se ponen muy nerviosos cuando les hablas de las condiciones en que van a trabajar sus “aparatos”.Vientos y orientaciones variables, rachas y calmas, sombras, movimiento continuo. Ellos están acostumbrados a buscar el óptimo ángulo, la mejor orientación y la mejor ubicación. Han de sacarle el 100 % de rendimiento a la instalación. Sin embargo nosotros planteamos todo lo contrario y tenemos que movernos en la zona de rendimiento mas modesto.

De loseólicos hay dos tipos. Lentos y silenciosos y Rápidos y sonoros. Ganan por confort los primeros, pero por precio y prestaciones son los segundos los vencedores. Nosotros llevamos dos generadores AIR-MARINE 400, que no trabajan hasta los 10 nudos y se desconectan a los 35 nudos. El razonamiento fue el siguiente.


En las calas, donde se ha ido a buscar refugio, no suele hacer viento o muy poco y si el viento en navegación es de menos de 8 nudos se utiliza el motor. Así que solo entran en funcionamiento en navegaciones a vela y son capaces de mantener todo el barco funcionando.

En las placas foto-voltaicas sucede que son proporcionales a la superficie y viene el tema de la colocación. Aquí hay que saltarse todas las normas y pensar en barco. Unas placas de mas de 1,5m2 cada una y colocadas en un arco de popa, son un elemento que con vientos fuertes hace de veleta y pueden llegar a hacer orzar el barco hasta hacerlo ingobernable. Por otra parte la estructura debe ser muy resistente y por tanto cara. Así que nosotros hemos optado por poner las placas sobre la cubierta y aumentar la superficie. Todo ello después de estudiar y comprobar experimentalmente, que las pérdidas por sombras de la botavara o el palo son asumibles y que solo sería un problema en instalaciones de optimización dedicadas a la industria. Pero en nuestra investigación y con la orientación de otro navegante, Johan del “Alea”, hemos pasado las placas, a pesar de que la instalación es de 12 voltios, a 24 voltios cada una y trabajando en paralelo (47 voltios nominales que llegan al regulador) y que hacen que los cables trabajen con menos resistencia al haber aumentado el voltaje.

Todo ello gracias a un regulador de control de pico MPPT. El resultado es que comenzamos a cargar antes y en caso de que alguna placa no cargue bien por culpa de sombras, se sigue estando por encima del umbral de carga .

Amperimetros para cada fuente y un controlador de Baterías Nasa BM-1, nos hacen estar bastante tranquilos con el consumo, vemos la tele, oímos música y pasamos el gazpacho por el chino con la batidora.

La navegación desde Cartagena a Alicante es muy relajada, con vientos de tierra de unos 15 nudos que no nos abandonan hasta casi el puerto de Alicante. Los generadores eólicos se han encargado de asumir el consumo y las baterias están al 99 % al entrar en puerto.

martes

03 y 04 mayo 2010.- De Roquetas a Cartagena

El día 3 lo dedicamos a intentar localizar y reparar las averiás en el cableado del palo. Antonio se brinda a subir al palo y Pedro a llevarnos hasta Almería a comprar una antena nueva.


Los “gurús” consultados discuten sobre si para llevar en el palo se necesita mucha ganancia o poca ganancia y yo que empiezo a estar un poco cansado de antenas después de mi experiencia en la Onda Corta voy con la intención de comprar otra igual a la que llevo.

Para terminar de arreglarlo el técnico, que me ofrece la única antena que tiene con tanto cable como 18 metros, me dice que las antenas de un cuarto de onda no tienen ganancia ¿¿¿??? y lo que no tiene, desde luego, es el aspecto de robustez de la que llevo la que el me ofrece. Solución cortar el cable a la altura de la antena, poner uno nuevo con unos conectores que el me facilita.

Hacemos las soldaduras y encintamos con auto-vulcanizable.¡¡¡ pero no probamos la antena!!! solo probamos el cable de anemómetro que está funcionando.

Cenamos en el barco con Antonio y Helena un “gazpacho ilustrado” y un estofado con arándanos y puré de castañas. De postre tarta de queso con grosellas. Tratamos de convencerlos de que naveguen con nosotros este verano. Lo hacemos de corazón, pues son de las mejores personas que conocemos.


El dia 4 salimos de Roquetas a las 7 de la mañana con viento del norte que poco a poco se va poniendo fuerte, llegando a la altura de Cabo de Gata a mas de 35 nudos, que afrontamos con dos rizos y trinqueta.

El barco está ingobernable. Llevamos el toldo puesto y cuando una ola nos hace escorar, el viento que entra de través, actuá sobre el toldo (16 metros cuadrados) y produce un par que hace que el barco salga de orzada, metiendo la regala en el agua.

Intento contactar con Gata Tráfico y no me responden, lo que me hace pensar en que la reparación de la antena no está bien hecha. Me lo confirma el contactar con la emisora portátil.

Nada mas pasar Gata cae el viento y el resto del trayecto hasta Cartagena lo hacemos ayudados por el motor. El viento es terral y cerca de la costa no hay marejada, pero en cuanto te separas el mar se levanta poco amigable.

A lo lejos distinguimos algunos barcos de vela, pero muy, muy lejanos.

A las 12 de la noche, después de jugar al ratón y al gato con unos pesqueros cuyas luces de proa se ven perfectamente por el través (!por los dos traveses¡) entramos en Cartagena donde nos colocan en el muelle Norte, lo que nos costará seis euros mas que en los pantalanes, encima de estar en pleno ruido de la noche ciudadana.

Afortunadamente es noche de martes y la cosa esta completamente parada. Hoy me voy a la cama cansado y dolorido. Aun no tenemos el cuerpo amarinado.

domingo

01 y 02 mayo 2010.- ¡¡¡ KEDADA!!!

Como ya he contado en otras ocasiones, pertenezco a un foro de temas náuticos en Internet, “la taberna del puerto”, con varios miles de personas de habla hispana. En estos foros hay de todo tipo de personas escondidos detrás de un seudónimo. Y aunque los datos que se aportan de sexo, edad, residencia etc deberian dar una idea del perfil de cada uno, no hay ninguna obligación de ser veraz. Así que apetece conocer las caras que hay detrás de los avatares y para ello se organizan reuniones fisicas para conocerse. Las Quedadas.


La de Roquetas de este año, de dos dias de duración tiene el éxito asegurado. Aparte del tema común de la afición al mar, que nos une, se reliza en un puerto deportivo, con muchos viviendo en sus barcos y incluso con la previsión de una competición tipo “busca del tesoro” en plan navegación.

Por descontado que todo se hace alrededor de las comidas, que en este caso han dado al traste con todo nuestro régimen de adelgazamiento.

Aprovecho que tengo a mano a Carmelo para que me eche un vistazo a las emisoras y descubrimos que se han cortado los cables de antena de VHF y anemómetro y que hay que sustituirlos. Revisamos la instalación de HF y cambiamos el sitema de cable de tierra a la placa porosa. El papel de aluminio que me recomendaron se ha cortado y despegado y lo cambiamos por un cable de batería ( un cm de grueso). Con un receptor portátil encontramos que la interferencia es causada por los compresores de nevera y congelador. Habrá que apagarlos para emitir o intentar poner unas bobinas de choque o sistema de condensadores.

Sigue la quedada y conocemos a nuevos “cofrades” y abrazamos a los viejos amigos. Por la noche del día 1 se hace una barbacoa en el pantalán del puerto que ameniza un acordeonista rumano que se sabe todas las canciones populares españolas. Los vapores de vino y cerveza, que caen en estómago vacio (¿Donde ha ido a parar tantos kilos de carne si solo puedo tomar una chuleta y oler una chistorra?)hacen que se baile, se corra y se cante hasta entrada la madrugada.

Antonio cuenta un chiste escenificado

-Pregunta al público

-”¿Que hace un gorrión de 50 kg al posarse sobre los cables de la luz?”

-Ante la ignorancia del publico, se auto-contesta

-con voz ronca y gutural, encogido para parecer un gorrión y aleteando los codos

-”PIO,PIO,PIO”

El efecto es muy cómico y el hecho de que una de asistentes no acabe de entenderlo y halla que repetirlo, transforma el “PIO, PIO, PIO” en el grito de guerra de la noche.

Terminamos cantando habaneras a coro de tres voces. Mas que nada por que cada uno iba a su aire.



Para nosotros la noche terminó en la bañera del nuevo barco de Pedro a base de Cava con galletas. Afortunadamente las olas del mar y de la mente se acompasaron y la travesía de la noche se hizo sin incidentes.