domingo

01 y 02 mayo 2010.- ¡¡¡ KEDADA!!!

Como ya he contado en otras ocasiones, pertenezco a un foro de temas náuticos en Internet, “la taberna del puerto”, con varios miles de personas de habla hispana. En estos foros hay de todo tipo de personas escondidos detrás de un seudónimo. Y aunque los datos que se aportan de sexo, edad, residencia etc deberian dar una idea del perfil de cada uno, no hay ninguna obligación de ser veraz. Así que apetece conocer las caras que hay detrás de los avatares y para ello se organizan reuniones fisicas para conocerse. Las Quedadas.


La de Roquetas de este año, de dos dias de duración tiene el éxito asegurado. Aparte del tema común de la afición al mar, que nos une, se reliza en un puerto deportivo, con muchos viviendo en sus barcos y incluso con la previsión de una competición tipo “busca del tesoro” en plan navegación.

Por descontado que todo se hace alrededor de las comidas, que en este caso han dado al traste con todo nuestro régimen de adelgazamiento.

Aprovecho que tengo a mano a Carmelo para que me eche un vistazo a las emisoras y descubrimos que se han cortado los cables de antena de VHF y anemómetro y que hay que sustituirlos. Revisamos la instalación de HF y cambiamos el sitema de cable de tierra a la placa porosa. El papel de aluminio que me recomendaron se ha cortado y despegado y lo cambiamos por un cable de batería ( un cm de grueso). Con un receptor portátil encontramos que la interferencia es causada por los compresores de nevera y congelador. Habrá que apagarlos para emitir o intentar poner unas bobinas de choque o sistema de condensadores.

Sigue la quedada y conocemos a nuevos “cofrades” y abrazamos a los viejos amigos. Por la noche del día 1 se hace una barbacoa en el pantalán del puerto que ameniza un acordeonista rumano que se sabe todas las canciones populares españolas. Los vapores de vino y cerveza, que caen en estómago vacio (¿Donde ha ido a parar tantos kilos de carne si solo puedo tomar una chuleta y oler una chistorra?)hacen que se baile, se corra y se cante hasta entrada la madrugada.

Antonio cuenta un chiste escenificado

-Pregunta al público

-”¿Que hace un gorrión de 50 kg al posarse sobre los cables de la luz?”

-Ante la ignorancia del publico, se auto-contesta

-con voz ronca y gutural, encogido para parecer un gorrión y aleteando los codos

-”PIO,PIO,PIO”

El efecto es muy cómico y el hecho de que una de asistentes no acabe de entenderlo y halla que repetirlo, transforma el “PIO, PIO, PIO” en el grito de guerra de la noche.

Terminamos cantando habaneras a coro de tres voces. Mas que nada por que cada uno iba a su aire.



Para nosotros la noche terminó en la bañera del nuevo barco de Pedro a base de Cava con galletas. Afortunadamente las olas del mar y de la mente se acompasaron y la travesía de la noche se hizo sin incidentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí