sábado

14-06.- CERDEÑA- SICILIA.-

A las seis de la mañana, no hace viento y salir del atraque no ha resultado difícil. Hemos dormido siete horas seguidas y solo queda hacer agua, tirar la basura y desconectarse de tierra.

Hemos preparado comida rápida para la travesía. Una ensaladilla de gambas para comer fria y cuya consistencia la impide caerse del plato con facilidad y pollo a la cerveza por tomar algo caliente si se tercia, El pan, que nos hacemos nosotros con una harina preparada que compramos en el Lid (¡buenísimo!) y fruta completarán la dieta para este salto de 160-180 millas.

Y es que no sabemos con exactitud donde recalaremos, pues incluso nos planteamos pasar a Túnez, Aunque luego pensamos que no tiene mucho sentido llegar a un puerto para dejar el barco y coger un coche para irte de excursión unos días. Es algo que se puede hacer desde Málaga con cualquier oferta con mucha más comodidad.

Al salir de Cágliari comienza el viento, esta vez de la dirección e intensidad que prevee la meteorología. En el canal 68 de VHF constantemente están emitiendo en italiano e inglés las previsiones, para toda Italia, mediante un código que una vez desentrañado es muy sencillo.
Un ordenador vocaliza los datos. Dice la zona y luego da una serie de datos, Dirección del viento, fuerza del viento y estado de la mar. También da situación de las presiones y previsiones para altamar.

Fuerza 4-5 de W con olas de 1,5 metros en el sitio más desfavorable. Así durante el día y disminuyendo durante la noche para pasar a NE 2. Y se ha cumplido.
Génova y mayor fuera, y motor apagado.

Un reseteo del Piloto, que está haciendo de las suyas, lo llama al orden y se hace cargo del gobierno del barco.

Y empieza la lucha por cómo ir aparejado, para hacer una navegación tranquila y eficiente.

Yo provengo del mundo de las regatas y en largos-popa se navega con Spi y más con vientos que no han pasado en ningún momento de 20-22 nudos. Pero en pareja ni me lo planteo, así que ¿Cómo se ponen las velas para navegar con viento aparente de 140 grados, con olas que entran por la aleta de estribor con ángulo de 30 grados?

La Génova se mete debajo de la mayor, se desventa, se desploma y se vuelve a hinchar dando un fuerte tirón a la jarcia. La mayor, en este barco de crucetas en V enseguida se apoya sobre ellas. Poco a poco voy metiendo mayor en el palo, para evitar las salidas de orzada y después de diferentes pruebas, casi ha desaparecido. Entonces el Génova comienza a trabajar. Lo rizo un poco y el barco se tranquiliza. Hacemos sobre 6,5 nudos que es suficiente para que el piloto pueda llevar el barco en estas condiciones y vivir tranquilos.

Las cañas puestas, permanecen mudas. La jefa mira al cielo y silva.
Al caer la noche, guardias de dos horas cada uno que son difíciles de llevar. Hace frio y al venir el viento por la popa no hay protección. Descubro que sentado en el suelo de la bañera, y con las alas de la mesa abatida abiertas, me protejo los riñones. Los bamboleos del barco permiten echar un vistazo fuera, aunque creo que nos hemos cruzado solo con tres barcos en toda la travesía, y muy lejos.

Una luz de led en la frente permite ir leyendo un rato.
Al amanecer tenemos a la vista las Islas Egadi y detrás el puerto de Trápani.
El viento ha caído, después de dejarnos las baterías cargadas a tope con los generadores eólicos, que han cumplido su misión de hacerse cargo de la energía cuando no hay sol y el motor está apagado. Nevera, congelador, instrumentos, luces de navegación y algunas vueltas de radar sin problemas.
Decidimos dar una vuelta por las Egadi. Pasamos frente al puerto de Marettimo, en una isla muy escarpada y casi toda con protección integral, y nos dirigimos a Levignana.
Esta isla es en la carta una línea este-oeste, pero en el mar aparece como una línea norte-sur. Al acercarnos descubrimos el porqué. La isla, de muy poca altura es efectivamente una plataforma alargada de 5 millas ENE-SSE, pero tiene en media una montaña de 250 metros de norte a sur.
El lo alto del monte hay un castillo construido por los Aragoneses.

Al norte hay un pequeño puerto, pero según vamos dando una vuelta vemos una cala en el sur con buena pinta, donde echamos el ancla en 5 metros con treinta de cadena suelta.
Estamos molidos y nos hemos ganado un descanso.

Ver mapa más grande

jueves

12-06-08.- DE CARLOFORTE A CAGLIARI.-

Ahora hay que esperar, a que entre el viento del este, a que se desfogue y a que se calme un poco. Para ello hemos decidido movernos de Carloforte, que no nos dice nada y navegar hasta Cagliari, que conocemos de otro viaje por tierra y darle un vistazo a la costa sur de Cerdeña.
Gasoil a 1.56 €, canal de San Pietro y despacio vamos dejando atrás calas que merecería la pena investigar, pues desde lejos tienen buena pinta.

Apuntamos para otro paso Cala Lunga y Cala Sapone en la Isla de Santioco. Luego hay una zona muy bonita con las islas de El toro, La vaca y El Ternero (Il Toro, La Vacca e il Vitello). Luego hay una zona de prohibición de fondeo pues es área militar.

Llegamos a Malfatano, unas calas que suelen estar muy concurridas, en verano, pero en la que solo vemos un velero con pabellón noruego. Fondeamos en 5 metros con treinta de cadena y a dormir fiados de la alarma de garreo del GPS.

Por la mañana a entrado el viento del este y con solo el génova hacemos seis nudos por la aleta. Hacemos el experimento de trasluchar sin recoger el enrollador, pero es un poco coñazo. Es mejor enrollar y soltar. Es el pago a llevar la trinqueta montada siempre.

Llegando a Cagliari nos empiezan a caer chuzos de punta. Un chubasco detrás de otro nos ahorran el endulzar el barco.


En Cágliari damos una vuelta por el puerto a ver si existe algún muelle de transito, pero el que figura en el derrotero IMRAY tiene un cartel de prohibido atracar. Naturalmente está lleno de barcos italianos. Para evitar lios nos vamos a Marina del Sole, en el extremo del puerto. Barata y como muy familiar. La oficina es una mesa del bar donde se reúnen varias tripulaciones a ver los partidos de futbol.


El marinero, oficinista y camarero es también oficina de información. Nos tiene preparado un plano con indicación de donde hay una Náutica, un supermercado y un café con internet, a cinco minutos andando ( casi 4 kilómetros en realidad)

Cuando me asomo y miro donde he atracado, no me lo creo. El canal entre barcos es mas estrecho que la eslora del barco. ¡y ahora es fácil! Hay guias y muertos. Antes había que echar el ancla. Preparo la zodiac para usar de remolcador para salir. El viento sigue arreciando

Y para ver mas fotos de Cagliari:

http://www.captainteach.com/taberna/Cagliari_13-06-08/

Espero que las disfruteis y os animeis a verlo en persona

Ver mapa más grande

martes

10-06 LA TABERNA EN CARLOFORTE.-


Después de toda la noche con guardias alternativas de dos en dos horas y tras haber quemado cien o más litros de gasoil, llegamos a la ensenada de San Pietro a la que entramos por el Sur. De las opciones posibles arrumbamos al puerto de Carloforte, con cuidado de no dejarnos la quilla en los bajos que hay por todas partes.

El muelle de transito del que habla el derrotero no existe y ha sido sustituido por una marina donde los precios van de 40 a 63 euros según la temporada. Damos una vuelta por el pueblo, chiquito y muy agradable de pasear y sin grandes espavientos de turismo de momento.
Localizamos la gasolinera y un supermercado donde hacemos provisión de vino blanco de Cerdeña barato para el día a día. Uno muy popular "la Cala". Un Vermentino de Cerdeña.

Y cuando nos disponíamos a encerrarnos, aparece un barco con el gallardete del Foro La Taberna del Puerto, Se trata del barco CACAO que transporta a Epops y tres cofrades más, que viene resbalando la costa Oeste desde Alguero y Oristano.

Nos conocemos de alguna quedada (reuniones que se montan por Internet) y es grato poder charlar un rato. Quedamos a tomar unas cervezas y decidimos salir a cenar a una "Atunería" que han localizado en el interior del pueblo.

Este sitio es como Barbate en Cádiz. Viven del Atún y por todos lados hay referencias a las almadrabas y la pesca del atún.

El restaurante es sorprendente, la calidad muy buena, y el precio razonable.

La cena fue a base de unos entrantes de diferentes partes del atún, Morro, Lomo, Ijada, Corazón, Hígado, Cuerpo, preparado cada uno de ellos de una diferente manera, desde salsa de alcaparras a un pastel con nueces y vinagre de Módena, pasando por ensaladas de judías verdes o tomates a cual mejor.

Le siguió un Pargo de casi tres quilos preparado al horno con patatas y una salsa de ajo muy ligera.

Naturalmente charlamos de la Taberna, de viajes y de barcos.
A la vuelta al puerto nos enteramos por teléfono de los problemas que hay en España con el tema del petróleo. Nos han asegurado que faltan alimentos frescos en muchos sitios, y que incluso el presidente de los Estados Unidos ha hecho referencia a la situación en una de sus intervenciones.


Ver mapa más grande

lunes

09-06.-DE ALBAIDAS Y PEZONES.-

Cuando era un crio, a uno de mis amigos de aquella época, le dieron con una pelota en una de las "ídem", y por puro mimetismo se le inflamó hasta tener el tamaño de una pelota de balón mano, por lo que el golpe no fue completo ya que le dieron con una pelota de futbol.

Corrida la voz de tan grande suceso, los compañeros del colegio, escusados en una de las virtudes que el cura Antonio nos inculcaba, visitábamos al enfermo, que nos enseñaba el descomunal cojón, que su madre, recatadamente denominaba " albaida".

Esa fue la primera noticia de que a uno se le podían inflar las albaidas.

La última ha sido la tarde del día 8 en que cansado de esperar un parte meteorológicamente correcto, me he liado la manta a la cabeza y he decidido pasar a Cerdeña con el viento por la cara.
Era eso o esperar a que se pasaran los días y se acabara la racha de sucesiones de ola fuerte del norte por el viento del golfo de León o rachas fortísimas en el sur de Cerdeña por el temporal en Alboran-Argel.

Mayor y trinqueta durante 5 horas a seis/siete nudos. motor y velas durante el resto del viaje, otras 32 horas donde se cumplió que el viento no pudo levantar ola de mas de 1 metro y pudimos arribar a Carloforte, en la isla de San Pietro.

Poco que contar del viaje si exceptuamos que le he retirado el saludo a la Jefa por culpa de los pezones.

Os lo cuento y de paso aclaro que pezones nos tacaron en Palma, sobre lo que he recibido algún correo privado

Cañas y carretes arrastrando pulpos y rafias con doble anzuelo, con nailon trenzado para 150 libras, velocidad cerca de los siete nudos y a unas treinta millas de Mahón.

El primer tirón ha sido tan descomunal que casi vacía el tambor. Paramos el barco y a la lucha. El freno a tope y vuelta a vuelta se recoge más de la mitad del hilo, hasta que un monstruo de las profundidades, Un atún o un emperador de tamaño descomunal da un salto fuera del agua y del tirón rompe el aparejo partido por encima del plomo, llevándoselo todo.

Sin tiempo a descansar, la otra caña comienza a tirar de carraca y esta vez es un atún de unos 12-15 kilos el que viene enganchado.

Cuando está cerca del barco, le paso la caña a la Jefa, y me dispongo a engancharlo con el "cocle" para subirlo a bordo. Pero a la jefa no se le ocurre otra cosa que levantar al bicho del agua, momento que aprovecha para dar un coletazo (el pez) apoyado en el barco y salir a escape, dejándonos con dos palmos de narices.

Sigo un poco sorprendido de que no la haya chillado, ni insultado ni golpeado con el martillo en las puntas de los dedos. Pero he decidido no hablarla. Supongo que estaréis de acuerdo conmigo que después de esto es la mínima represalia que debo de tomar.

Así que en vista de que la pesca esta vez y por primera vez en una travesía larga se nos ha negado solo he podido hacerme las fotos con "los pezones" que nos acompañan en el barco y que son unos cojines (que no albaidas) que pescamos en el último Salón de Madrid. Muy pero que muy amables y amorosos a los que por su tamaño hemos denominado " los pezones" y que fueron los que nos tocaron los amigos de Palma.

Ver mapa más grande