sábado

06-05-17 POROS


Tras de la levantada del ancla que os contaba en el anterior capítulo, nos dirigimos a la ensenada de Poros, trayecto a vela casi todo el tiempo, salvo las últimas cinco o seis millas en que empleamos el motor para remontar el viento en la proa.

No renuncio a dejaros una vista sacada de Google Heart en que se precia la gran ensenada, uno de los puertos naturales mejor protegidos del Egeo, donde se asiente uno de los puntos de visita obligada para cualquier navegante de estas aguas..



Se entra desde el sur a través de un canal de unos seis metros de fondo, donde a lo largo de toda la costa existe un muelle de unos 50 cm de altura al que se van amarrando barcos y mas barcos, casi todos por el procedimiento de soltar el ancla, dar marcha atrás y amarrarse al muelle..

Nosotros preferimos la zona de este paso, para evitar la otra ensenada donde atracan los charters, con el peligro de colisiones y enganches que ellos supone.


El elemento mas significativo de Poros es la torre del reloj que desde hace mas de 200 años preside la elevación que se alza en la punta de rocas y a la que rodea todo el pueblo.

Durante años las campanas de este reloj sonaban cada cuarto de hora y presidian toda la actividad de Poros, pero hoy en día están calladas y sometidas a una restauración, que se terminó hace un par de años...aunque las campanas no han vuelto a sonar.


Merece la pena hacer un paseo por la parte interior del pueblo y ascender hasta la torre del reloj. Parece que estás en otro planeta, que el tiempo se ha detenido en sus empinadas callejuelas, sin circulación rodada, salvo alguna motocicleta

Ganada cierta altura se puede contemplar las tranquilas aguas y la gran cantidad de embarcaciones que aparte de amarradas pasan largas temporadas fondeadas en sus aguas.


La entrada que hemos utilizado viniendo de la Hermionida.


El canal donde estamos fondeados, con la ciudad de Galatas en la orilla opuesta. Hay un servicio de barcas para cruzar a un euro el viaje y con una frecuencia de cada 10 minutos. Nosotros solemos ir a comprar a Galatas, menos turístico, mas barato, mas tranquilo.


La gran ensenada que conduce a la entrada por el norte, viniendo de Atenas o Aegina


O la ensenada donde atracan a diario los cientos de barcos de charter


Y a nuestras espaldas el cerro donde se alberga el pueblo.

Esta disposición es atípica de las islas griegas de Cicladas o Dodecanaso, donde en general "la chora" está lejos del "Vathi" o puerto. Sin embargo es la forma normal para toda esta área del Argosarónico.


Durante la caminata se pasa por las cerrcanias de varias iglesias ortodoxas, que van desde lo barroco y recargado de algunas de ellas,


Hasta la sencillez de algunas pequeñas hermitas.


Una vez llegado arriba es un buen momento para sacar una foto de recuerdo de este emplazamiento que va a ser durante varios días nuestro hogar





viernes

05-05-17 LA PRIMERA EN LA FRENTE


Con el barco en el agua pasamos la primera noche amarrados al varadero y poniendo un poco en orden el interior del barco y reparando algunas costuras de la auxiliar, que está en las últimas.

Por la mañana nos ponemos en contacto con nuestro amigo Fernando del RalipV que está navegando por la zona y quedamos en una cala al este de Porto Heli, que nos pilla a mitad de camino a ambos.


En el varadero nos piden que nos apartemos un momento pues tienen que sacar al agua un enorme catamarán, con lo que nos separamos de tierra y soltamos el ancla en este lago de aguas tranquilas y fondo de limo.

Al subir el ancla lo hago desde la bitácora y no me doy cuenta de que sigo apretando el botón a pesar de que la cadena está recogida,l con el resultado de que quemo el relé del molinete y del que no tengo repuesto.

Hasta que lo consiga tendremos que mover el ancla a mano.


Salimos de la ensenada y nos dirigimos a comer fondeados en Korakas una especial bahía protegida por una isla que se separa por una lengua de arena, lo que da unos tonos esmeralda al mar. pero al llegar el viento se ha puesto en contra nuestro y pensando en que la maniobra es a mano desistimos de este fondeo y nos dirigimos al punto de cita, La ensenada de Repouli, frente a Spetsai, El viento ha subido y es del este, con lo que lo llevamos por la proa y vamos a motor.


Al llegar nos encontramos con que no hay nadie. llamada telefónica y no dicen que han estado llamando por la emisora, ¡¡que yo llevaba apagada desde septiembre!! Se han movido a otro fondeo porque la bahía estaba muy desagradable, con lo que se han ido a otro fondeo al socaire de Spetsai, La playa de Zogiorgia. Unas cinco millas atrás. Así que media vuelta y por fin divisamos a nuestros amigos, soltando la cadena a pocos metros de ellos. El mar está como un plato, hay unos 9 metros de fondo y hemos dejado caer unos 30 metros. pruebo con el motor y parece que estamos bien fondeados.


Lanzamos la auxiliar al agua y pasamos la tarde-noche en el barco de Fernando, poniéndonos al día, haciendo planes de futuro. Es una cena agradable después de una puesta de sol fantástica con toda una flotilla en el horizonte.


Pero de golpe el viento cambia al Noroeste y entra de frente en la ensenada, Se empieza a levantar ola y el barco de Fernando comienza a garrear, con lo que levantamos el fondeo, lo volvemos a soltar a proa del Capitán Teach con lo que la vuelta en el chinchorro es solo dejarse llevar por el viento, Hacerlo a remo hubiera sido casi imposible.


Estamos muy preocupados pues si nuestra ancla garrea vamos a tener muy difícil levantarla a mano con este viento y este mar. Además tenemos a popa las rocas a menos de 100 metros. Pasamos una noche de caballo, Durmiendo malamente  por turnos, con olas que ya pasan de un metro controlando en todo momento que el barco se mantiene fondeado.

Al amanecer y agotados comenzamos a levantar el fondeo. Con un cabo dirigido al winche de la bañera, podemos recoger 8 metros y luego otros ocho sin que nuestra increíble ancla Rodna se desprenda. Luego otros ocho, siempre apoyados por el motor del barco avante hasta que notamos que hemos perdido el fondeo y estamos sueltos. Ahora los botes son muy fuertes y casi no se puede estar en la proa,  por lo que despacio y con la cadena colgando y rezando para que no se enganche en nada salimos a mar abierto, donde ya es posible meter el ancla a bordo sin mayores problemas.

Quiero resaltar que durante toda la noche, Fernando ha permanecido fondeado, y garreando incluso a nuestro lado por si necesitábamos ayuda, cuando lo tenía muy sencillo de haberse ido a fondear a la otra parte de la cala que estaba protegida del viento. Gracias amigo.


Como siempre la colaboración de Lola ha sido imprescindible para salir de esta situación y no deja de maravillarme la compenetración que tenemos en los momentos de crisis. Y pensar que casi la cambio por siete camellos ( pero esa es otra historia)

jueves

04-05-17 Botadura del barco en Kilada

Por fin llegamos a Kilada, un pequeño puerto pesquero en la península Hermionida del Peloponeso. 

Un par de dias necesitamos para poner las cosas en su sitio, colocar velas y jarcia de labor que habíamos guardado y para hecer frente a un problema con que no habíamos contado
.
Un portillo mal cerrado ha permitido la entrada de agua dentro del barco, mojando alguna de las ropas que colgaban en un armario y que afecta principalmente a la ropa de cama.

El barco ha dormido sobre una cuna de acero. Ha secado la obra viva durante ocho meses y ha sido pintado de acuerdo a nuestras instrucciones, así que solo resta devolverlo al agua.


El sistema empleado por el varadero es simple. Unas cunas universales sobre las que se acuña el barco y un tractor que arrastra una plataforma hidráulica sobre la que, mediante unas vigas transversales, se apoya o eleva la cuna y el barco.

Esto les permite dejar los barcos casi pegados uos a otros para un mayor aprovechamiento del espacio. En este varadero se meten hasta 500 barcos y en el contiguo unos 6.500.


La capacidad de movimiento del pequeño tractor es increíble  y la habilidad del conductor sorprendente. y así es transportado a la plataforma de varada, para lo que tiene incluso que cruzar una carretera, sorteando barcos, cables eléctricos y todo tipo de obstáculos. 


En la plataforma está el impresionante pórtico marino, que curiosamente procede de Valencia y era el que se utilizaba para la Copa América, capaz de elevar no se cuantas burradas de toneladas.


Ya solo queda centrar el barco entre las patas del pórtico, pasar las bragas en los puntos premarcados y sacar de debajo la cuna.


el barco está suspendido en el aire.


Un último repaso a los puntos donde estaba apoyado el barco y...


Todo dispuesto para que de nuevo para que el Capitan Teach descanse sobre el agua.



lunes

01-05 Atenas

Nuestro viaje de este año tiene una novedad y como tal pagamos la novatada.


Hemos dejado el barco en seco en un varadero y el larguísimo trayecto desde Málaga a Atenas ( unas 1.500 millas) lo hemos sustituido por el avión y en escasas 5 horas hemos llegado a Atenas. Luego un par de horas de ferry y dormiremos en el barco.

Después de una cuidada planificación hoy lunes día 1 de mayo deberíamos llegar a Kilada donde está nuestro barco en el varadero, pero no hemos contado con que en Grecia la fiesta del trabajo es aprovechada para no trabajar dar vacaciones a cierto personal, entre ellos los trabajadores del ferry que nos lleva a Hermioni.

Así que tenemos que pasar un día en un Atenas que está casi totalmente cerrado.

Un pequeño hotel en el Pireo para pasar la noche, cambio de billetes y cena a base de mousaka y soulaki.


Por la mañana el metro nos lleva -con tres transbordos- a las inmediaciones del Acropolis, con una estación completamente renovada y decorada para ir entrando en materia.

Naturalmente está cerrado, pero esto nos invita a hacer un itinerario por el exterior de la muralla y que nos depara vistas hasta ahora desconocidas del famoso conjunto.


Y así podemos ver perspectivas un tanto insólitas de monumentos como el Propileo



O el templo de Atenea Nike después de la última restauración.



O el Partenón, aparentemente esta vez sin estar recubierto de andamios



O en la lejanía el hermoso Hefestión, quizas el templo mejor conservado del dórico



En nuestro caminar hasta llegar a Plaka y su área comercial, naturalmente abierta a la caza del "Guiri". y donde solo por nuestra forma de vestir y movernos detectan que somos españoles e inmediatamente se dirigen a nosotros en castellano. ¡¡España, Barcelona, Mesi.!!.

Analizo mi reacción y lo que era algo cómico hace años, me dispara una sensación de rabia de que la tan traída y llevada " Marca España" quede representada por un futbolista Argentino, una ciudad que esconde su creciente inoperancia en un absurdo proceso de independencia, que a lo único que de momento ha conducido es a que del orgullo de que fuera parte de nosotros, la admiración a su pueblo por serio y trabajador, se haya llegado al hastío de ver como son manipulados una y otra vez con un "España nos roba", cuando somos el resto de los españoles lo que estamos pagando su continuo rescate a todos los niveles. Curiosamente los mas independentistas los "charnelos"


Atenas no parece ir ni mejor ni peor que un año atras. Tiendas cerradas, llenas de polvo y pintadas en las fachadas siguen siendo la nota predominante. La caida de algúna gran superficie, como el cierre de algunas tiendas de Lid´l y Carrefour.


No hay manifestaciones, no hay huelgas, los sitios de copeo están llenos y ha desparecido la mendicidad callejera. Claro que también se nota la ausencia de personas de otras etnias. No vemos ni un solo negro y apenas una o dos mujeres con hiyab.

Sorprende esto en un pais que es la puerta de entrada (y freno)a la emigración de países africanos, donde según las noticias pasan a millares desde Turquía.

Trataré de enterarme un poco mejor.