sábado

13 al 15 de Mayo 2016.- Cartagena y una muerte anunciada

Cartagena es para la tripulación del Capitán Teach parada obligada. Suele ser el inicio de nuestros periplos anuales en la reunión que cada año hacen los socios de La Taberna del Puerto y eso hace que tengamos gran cantidad de conocidos en esta ciudad que siempre nos acoge con amabilidad.

Pero esta vez hemos llegado a la chita callando y yo personalmente con un catarro bastante fuerte. Eso no ha impedido que paseásemos en compañía de uno de mis mas queridos amigos, Ramón alias "el Piloto", que como siempre nos ha descubierto algunos rincones nuevos de esta ciudad que tanto ama y tan bien conoce.

Y hemos divagado sobre temas diversos, como la discutible costumbre de mantener las fachadas de edificios antiguos por el mero hecho de ser antiguos. Fachadas que luego no se corresponden con los interiores, ni responden a la idea de lo que hoy se demanda a las edificaciones en cuanto a seguridad, confort, etc.

Y sobre todo que significa perder de vista lo que es la ARQUITECTURA, reduciendo todo a un decorado que poco tiene que ver con la ARCHI-TEXTURA. Lo que está mas allá de las paredes y que conforma los recipientes en que la humanidad se ha desenvuelto y transformado.

Para eso se desmonta la fachada y se monta en un descampado y hacemos un museo de fachadas,-que nunca un museo de arquitectura- respetándolas al máximo y sin concesiones a BBVA, LOEVE o GUARRAFON para desmantelar la planta baja.


Y entiendo que mucha de la culpa de que esto suceda la tenemos los propios arquitectos que como alternativa a cosas como las fachadas de finales del siglo XIX, tratamos de colocar cosas como esta tomada al azar.



Difícil para Cartegena, donde a nada que se escarba aparecen vestigios de tiempos pasados y donde diferentes actividades han conformado diferentes tipos de ciudad y en donde los tiempos han de cambiarla de nuevo ante la desaparición de la minería, el estrepitoso fisco del submarino S-80, al que ahora piensan en poner un diésel y la nueva riqueza del turismo y los cultivos bajo plástico.






Y esto nos lleva de lleno a la mas preocupante de las noticias de esta hermosa zona y que no es otra que la mas que posible muerte del Mar Menor.


Si, habéis leído bien. Posiblemente el año 2016 sea el último año en que el Mar menor sea un mar vivo. La causa última el exceso de nutrientes arrojados al mar y que hacen que prolifere el fitoplacton y se consuma el oxigeno necesario para todas las otras especies, mientras se envenena de metales pesados.

El agua huele mal, en la orilla es un lodazal, y está tomando un fuerte color verde que nada tiene que ver con las transparentes aguas en que enseñaba a mis hijos a bucear y donde prosperaban las ostras escapadas del vivero-hoy todas muertas- y donde las grandes colonias de medusas, que junto con las nacras ayudaban al equilibrio, están desapareciendo.

Primero fueron los vertidos de las minas que permitieron construir los edificios de Cartagena, después la falta de control de los vertidos del saneamiento de la expansión urbanística de la Manga, y ahora la transformación de un cultivo de secano en uno intensivo de regadío y aportación artificial de nutrientes y pesticidas que están cambiando hasta los hábitos de vida de la población y que llegan a la laguna por el rio Albujón.








Y, como no, los políticos no se mojan. Es como si para ir de Cartagena a Murcia, hubiera que pasar primero por el Volga. Los estudios científicos están ahí. Cerrar las minas no ha servido pues las lluvias transportan los metales hasta la laguna. La muerte de medusas y las praderas de 'C. nodosa' y la 'R. cirrhosa' ya no son suficientes para mantener el agua regenerada. Y si la temperatura sube un grado....Pero las soluciones a largo plazo, quirúrgicas y restrictivas de la actividad depredadora de algunos, no son buena bandera electoral ni incluso para los populistas de la última hornada, mas empeñados en conservar los excesos arquitectónicos de los explotadores de la sociedad que construyeron la Cartagena actual.


Si os apetece ver mas información:


http://www.laopiniondemurcia.es/cartagena/2015/08/09/mar-menor-borde-muerte/668753.html
http://nuestra-tierra.laverdad.es/medio-ambiente/desarrollo-sostenible/4195-el-mar-menor-se-esta-poniendo-verde
http://pactoporelmarmenor.blogspot.com.es/p/actividades-plataforma.html
http://pactoporelmarmenor.blogspot.com.es/p/objetivos-de-la-plataforma-para-salvar.html
http://pactoporelmarmenor.blogspot.com.es/p/blog-page.html

Me parece especialmente interesante la ponencia de Pérez Ruzafa, en el paraninfo de la Universidad de Murcia 03/12/2016

https://www.youtube.com/watch?v=v1kq8NmA6pg


jueves

12 de Mayo de 2016 Almería Cartagena Fuerte Marejada F7

Despues de cruzar Cabo de Gata con un poniente muy apetitoso, escuchamos un aviso de temporal por el canal 16, avisando de vientos del SW de fuerza 7 al norte de Palos, en el área de Cartagena para las últimas horas de la tarde.

Navegábamos en conserva con el Corfu III y teníamos que atravesar el Golfo de Vera.

El viento fué subiendo, subiendo, la mar se fué alzando, alzando...

El Corfú se refugió en Aguilas y nosotros decidimos continuar hasta Cartagena.

No soy muy de videos pero a pesar de su poca CALIDAD CINEMATOGRÁFICA os contará mejor que yo lo que se vé, aunque sea con el video de un movil. 

El ültimo tramo no estabamos para hacer videos pero os lo podeis suponer.




Toda una cabalgada de 100 millas a vela


miércoles

11 de mayo de 2016.- Club de Mar de Almería.- Suspenso

La salida programada para las siete de la mañana vuelve a ser frustrada por la burocracia de la oficina del puerto.

El puerto del Club de Mar de Almería tiene una ubicación privilegiada. Junto a los restos de una construcción de Eifell, el de la torre parisina y en la bocana del puerto y prácticamente en el centro de la ciudad, pero conservando una tranquilidad que les falta a otros puertos.

Me hacía ilusión entrar a este puerto, pues desde hace casi 25 años no me acercaba por mar a Almería. Mis recuerdos son de las regatas de Optimist de mis hijos, hoy cuarentones, de un gran gestor  de este club, creo recordar que se llamaba Luis Durbán, unos pocos puestos de atraques para motoras y un restaurante bastante bueno para la época. Con el barco había que acoplarse al fondo del muelle entre cargueros con algo de suerte.

Las nuevas instalaciones parecen ordenadas y limpias. Algunos barcos aparentemente regateros y mucho plástico en el resto, algo natural en una ciudad que ha crecido en riqueza muy deprisa y gracias a los invernaderos, hasta el punto de que sería natural encontrar debajo de los toldos de los barcos alguna plantación de tomateras.

Así y todo me consta que hay buena cantera y buenos navegantes en Almería


Y todo esto parece que hay que pagarlo. Donde Almerimar cobra 9 ,00 € y Aguadulce 8.50 € el Club de Mar cobra 22,00 € algo mas del 100 % .

Nada que objetar si a sabiendas entras en ese puerto por la razón que sea. Mi crítica es mas por las mismas incongruencias de siempre.

Un marinero que se acerca cuando vas a atracar y se empeña en darte instrucciones de como debes maniobrar, cuando girar la rueda o impulsarte con el motor de proa. Mas que un ayudante en el atraque parece un libro de instrucciones parlante.

Cuando aún no hemos cobrado el cabo de proa se dirige a la torreta de instalaciones y por la emisora dicta un número a la conserjería. Lo que marca el contador del agua y la electricidad. Y se marcha

Supongo que es el mismo personaje que por la mañana desde el mismo sitio dio el nuevo numero con el consumo y después estuvo desaparecido mientras soltábamos amarras.

De nuevo una incoherencia. Hay que dejar un depósito de 15 euros a cuenta del consumo eléctrico, con lo que puedes pagar tu atraque, pero no te puedes ir hasta que no te liquidan el consumo (en mi caso fueron 35 cts de euro). Para ello tuvimos que esperar a que llegara la empleada de la oficina, conectara ordenadores, recibiera la llamada del cancerbero.

Así que salimos hacia las 8 de la mañana en dirección a Cabo de Gata

martes

10-mayo-2016 BAILANDO CON LA METEO

Hemos salido de casa el día 6 y hoy, dia 10 cuatro dias mas tarde nos hemos tenido que quedar en el Club de Mar de Almería al no poder remontar un levante de 27 nudos antes de Cabo Gata que ninguna previsión tenía avisada.

Ha sido la guinda de tres frustradas intentonas con una situación de la meteorología que jamás habíamos encontrado en estas fechas. Un baile de indecisiones bajo una serie de frentes de chubascos y tormentas donde hemos alternado de sol radiante a frío glacial y todo adornado con relámpagos, lluvia y granizo.

Y para terminar la guinda del funcionario oficinista de turno y la maldita manía de los puertos deportivos de hacernos vivir en horario de oficina y que no acaban de entender que en los barcos en travesía se aprovecha el día y las horas de la mañana para doblar cabos revoltosos.


Almerimar, un puerto barato, bien situado en este trayecto, con personal amable y muchas cosas a favor nos ha tenido hasta las 09:30 esperando a pagar amarrados desde las 07:00. Resultado hemos perdido la ventana cómoda y no hemos pasado porque era a costa de una soberana paliza y llegar de noche al siguiente puerto.

Mañana lo volveremos a intentar.

Nuestra estancia a servido para ver como se desvanecía uno de los grupos de navegantes mas divertido, emprendedor y dinámico que hemos conocido en nuestras andanzas. Me refiero al grupo de las familias del Club Náutico de Roquetas.

Los conocimos en el año 2008 en que asistimos a una "quedada" convocada  desde el foro de "La Taberna del Puerto" y sin cansaros con historias personales hoy me precio de tener entre ellos a muchos de mis amigos, Bajo los avatares que usamos en ese foro están "Olaje", "Zorongo", "Marpirao", "Pámpano",  Velero Nagi". "Antonio y Elena" "Jose Luis e Isabel" "Los sevillanos" "Marga" y algunos mas que de una u otra forma se unian al grupo, y últimamente el "Matira" con el que hemos compartido algunas travesías a las "quedadas" de Cartagena. De una u otra forma están unidos a este grupo grandes viajeros como "Tin Tin", "Cap III", " Crismi",  "Alea".


Una barbacoa en la que se asaba lo que se compraba en la sierra de Almería y un par de días de convivencia en las que se cantaba, se contaba, se reia y se compartía. Se hacían planes. Escribir el historial de actividades de este grupo no me corresponde a mi, que solo era un invitado, pero llegan a situaciones como servir de conejillos de indias a Salvamento Marítimo para sus prácticas, o hacer seguimiento de algunos barcos en su circunnavegación. Nos hemos encontrado con ellos en sitios inverosímiles en nuestros barcos y siempre es un placer pasar un rato con ellos



Pero un día empezaron a disgregarse, seguramente por culpa de la gerencia del club que no veía con buenos ojos, ese uso de sus pantalanes, la política de precios de los atraques y desde luego no por diferencias entre los implicados. Nunca jamas había encontrado un grupo que entendiera tan perfectamente que para ser respetado en nuestras particularidades y rarezas había que comenzar por respetar las particularidades y rarezas de los demás.

Se que sigo teniendo amigos en cada uno de ellos, pero hecho de menos tenerlos a todos reunidos.

Podría contar anécdotas suficientes para llenar otro blog, pero solo voy a relatar una de ellas.

En las cenas en torno a las barbacoas no era raro que apareciera una guitarra y cantáramos canciones de nuestra época ( es decir cosas de Mocedades) y a alguien se le ocurrió escribir las letras , fotocopiarlas, y repartirlas. Al menos desentonaríamos todos diciendo lo mismo.


Con las copas habituales y en medio de la continua payasada, tres de nosotros comenzamos a cantar una habanera --- Señor capitán, déjeme subir, al palo mas alto ,al palo mas alto de su bergantín--- De repente notamos que todos nos miraban y escuchaban. Estábamos cantando a tres voces y de forma coordinada. Nunca conseguimos repetirlo y lo intentamos muchas veces.

Hoy cada barco esta en un puerto diferente y el grupo no se ha vuelto a reunir completo.