lunes

08 a 11 de mayo 2015 POLLENSA

08-mayo-2015 Soller Pollensa (35.74 millas 6 Horas)

La decisión de ayer de no seguir viaje contra las olas ha tenido dos ventajas. La primera el buen rato pasado con la capitana Li y la segunda que ahora viajamos por un mar tranquilo y podemos disfrutar de una de laas costas mas bellas de todo el mediterraneo.

Me gusta salir a navegar temprano, con las primeras luces y cuando las brumas que se descuelgan de las montañas imprimen un aire de fantásticas luces a paisaje. En mi retina se fijan estas imágenes que me recuerdan los los paisajes de los grabados y acuarelas japonesas, donde apenas sin salir de una sola tonalidad la cantidad de matices es infinita.

El degradado del detalle con la distancia y la atenuación de las luces hacen de esta costa un constante renovar de un lienzo abstracto muy entroncado con aquellas obras obligadas de mi ingreso en arquitectura donde "el lavado", técnica de tinta china, era pieza obligada.

Y sil a mañana es azules, la tarde se hace roja y los miles de planos  de color  forman un mosaico imposible al mejor impresionista.

Al llegar al atraque solo queda un sitio para dos barcos y decido acostarme en el velero que me queda por babor entrando de popa.

Un repentino cambio de viento y una mala coordinación con el marinero para recoger la guía y el barco se cruza al caer la proa hacia estribor.

Lola corre a la proa con una defensa para evitar colisionar con el pequeño velero que tenemos en ese costado y la alcanza en la cabeza la hélice del generador eólico que gira endemoniado . Cae sobre cubierta y una de las palas sale volando por los aires.

Suelto todo y corro a la proa milagrosamente solo tiene un arañazo y una contusión. El corazón se me ha puesto a 100. Parece que el generador ha chocado con el bichero y la paleta al saltar solo la ha rozado.

Mucha mucha suerte, cuando se han visto heridas tremendas causadas por estos artilugios, incluso una persona atravesada por una pala de AIR X-400 que se desprendió del cuerpo central.


 No se cual es la normativa para estos cachivaches, de los que he llevado un par y desechado por inútiles en fondeos por el Mediterraneo. Pero no solo hay que calcular la altura para que no alcance a la tripulación, sino que si se tiene un barco de poco franco bordo, hay que prever los posibles daños a los barcos cercanos y de franco bordos mas generosos.

Al dueño del barco, un tanto "broncoso" y sin seguro solo le importaba su aparato roto y no quería saber nada de otra cosa. Al final me reclama treinta euros que es lo que cuesta una pala puesta en Palma por Internet

A mi no me merece la pena por esa cantidad dar parte al seguro y le pago lo que reclama.


Un poco después llega otro barco y le chafa las placas solares. !!Vade retro¡¡

Solo le falta que alguien le robe mi pago que he dejado atado con cinta americana a su balcón de proa

1 comentario:

  1. Cuanto me alegro de que Lola siga sana y salva el viaje. Cuidaros mucho.

    ResponderEliminar

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí