viernes

03-01-2014 LAS TORRES DE HERCULES VII

Hemos pasado dos días en Barbate y eso nos ha permitido encontrar una alternativa al "restaurante de marras"  Se trata de la taberna del club de pesca "El Atún". Aquí aún conservan las preparaciones tradicionales y el resultado se acerca a la tres B. Muy recomendable y al que volveremos en viajes sucesivos para seguir investigando su carta, ya que algunos productos no estaban disponibles dado el estado de la mar, lo que dice mucho de su frescura.

Nos toca ahora el paso del estrecho de Gibraltar, las previsiones no mejoran y todo son avisos de viento fuerte y lluvias, con el añadido de que la corriente no comenzará a empujar hasta las 14:30.

Lo único favorable será que tendremos el viento por un descuartelar y las olas por la aleta, lo que nos va a permitir hacer mucho del recorrido a vela.

Optamos por sacar la trinqueta y la mayor rizada hasta 3/5 partes lo que nos permite que las rachas de 26/28 nudos no escoren demasiado el barco, aunque eso no quita que metamos la regala varias veces dentro del agua.

Una punta de motor de 500 rpm nos dan casi dos nudos mas de velocidad y son necesarios para vencer la corriente en contra que encontramos hasta Gibraltar


No puedo renunciar a poner mas de las fotos de el barco navegando con este aparejo, ya que raramente llevas a alguien a tu costado que te saque fotos.


y una mas....


Nosotros devolvemos la jugada sacando un vídeo con la cámara del teléfono de Lola, con unos resultados que nos sorprenden, aunque el resultado una vez pasado por youtube, no tiene nada que ver con el original


Todo sigue igual hasta llegar a la Punta de Tarifa, en que la corriente cambia de dirección y llegamos a hacer hasta 9 nudos de velocidad solo con el génova, ya que el viento también ha girado y ahora es del Oeste puro.


Al llegar a Punta Europa el viento escasea y disminuye la velocidad.


Llega el momento de despedirse de los compañeros de navegada. "Rapaz" continua hasta Benalmádena montado en la corriente favorable, a donde llegará a las 12 de la noche

Nosotros nos dirigimos a Estepona pues aún podemos prolongar unos días este viaje.

La otra torre de Hércules se nos ha escapado este año, en que tampoco hemos podido bailar con los delfines al son del concierto de año nuevo desde Viena, así que será el año que viene si Dios quiere.



2 comentarios:

  1. Yo me mareo sólo con mirar, otro minuto de grabación y gomito.
    Salud!

    ResponderEliminar
  2. El paso del Estrecho es siempre impresionante, aún con la mayor de las calmas, supone todo un espectáculo. Os admiro, buena proa.

    ResponderEliminar

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí