viernes

10-06-2011 Paseando hasta Mourtos-Sivota


Tenemos tres días de espera hasta que llegue Jesús, un amigo, a pasar unos días con nosotros y lo tenemos que recoger en Corfú, así que decidimos esperar en Sivotta, un grupo de islas que conocemos y con un puerto en que nos encontramos siempre muy a nuestro gusto.

Así que en un día radiante de luz y tan solo con la "calima" típica de esta zona del Jónico y con el motor a unas 1200/1300 vueltas (casi cinco nudos ) y silencio como si fuéramos a vela vamos resbalando la costa este de Corfú, con varias calas y pequeños -minúsculos- puertos.
 Quizás lo que mas sorprende la primera vez que te encuentras con ellos es ese sistema griego de puerto, consistente en una estructura de dique en la que a veces, hay unas argollas y con capacidad para siete a diez barcos a duras penas.

Espigones muchas veces construidos sobre balasto de piedras y por tanto con muy pocas posibilidades de acercar la popa sin tocar con el timón.

Por descontado no hay fondeos y tienes que utilizar tu propia cadena y ancla y tus amarras a tierra.

En general lo del agua y la electricidad no es algo que puedas encontrar fácilmente. De ahi las placas solares y los aerogeneradores, y los depósitos de reserva que llevamos a bordo.



El paisaje es repetitivo hasta la saciedad. Son islas verdes en las que aparecen dos lineas de edificaciones bien delimitadas.
Una es la de las construciones en primera línea de playa, donde es raro encontrar mas de tres alturas y mas de tres calles de fondo.

La otra es la de las cosntrucciones que se separan de las aguas, buscando mas tranquilidad y mejores vistas, unos 100 metros mas arriba y que tampoco suelen tener mas de dos calles de fondo.

Todo ello con las necesarias adataciones a unas pendientes muy pronunciadas y sobre todo sin masificaciones innecesarias en un estado, el Griego, que suma mas costas que toda África y que tiene una población total de unos 10 millones de personas, de las que casi la gran mayoria viven en el ática, la zona cercana a Atenas.





Paso obligado por las cercanias de Corfú, la capital de toda esta zona y a donde volveremos una vez mas con su barrio viejo lleno de tiendecitas y su castillo en la roca que domina la bahía


Y mas pequeños puertos en los que se apiñan todo tipo de barcos, mezclados de forma anárquica. Es el aquí te pillo aquí te mato de encontrar donde amarrar. A la gente no le gusta lo de fondear. Muchos no saben hacerlo y otros no tenian previsto pagarle a la empresa de charter el "extra" por el alquiler de una auxiliar.

Y es que la cosa no es una broma. No es que la foto siguiente sea un ejemplo de todos los dias, pero... aquí los vientos cuando dicen: a soplar, lo hacen con ganas.

jueves

09-06-2011 UN DIA DE RELAX Y PLAYA

Durante la tramitación de los papeles hemos dispuesto de un automovil junto con la tripulación de otro barco y hemos podido hacer unos cuantos kilometros de carreteras griegas y visto un poco de la costa oeste de la isla.

Y nada nos ha parecido cosa del otro jueves, aunque la necesaria tolerancia hacia nuestros compañeros ha evitado que nos adentráramos en esos caminos casi ocultos que conducen a las playas secretas como hacemos Lola y yo cuando vamos a nuestro aire.

Incluso dejamos pasar un sujestivo anuncio de Espaguetis con Langosta a 20 Euros la ración y con un hermoso vivero de ellas vivas.

Pero volvemos a lo de siempre, para conseguir que respeten que tu eres un cocodrilo rosa, debes respetar que los demas puedan ser hipopotamos amarillos y sus posibles preferencias por el Mac Donals. Terminamos comiendo en el barco a las dos de la tarde. Y en un paseo vespertino descubrimos que muy cerca del puertecito donde está amarrado el barco hay una playa muy apetecible, con hamacas debajo de los olivos o en las rocas. Aguas cristalinas y de color turquesa.

Y allá nos dirigimos a darnos el primer baño del año, que ya es el cuarenta de mayo y hora de quitarse el sallo.

El agua no está tan fria como esperabamos y resulta agradable sentirla secarse sobre la piel, mientras el sol te va acariciando de nuevo. Ha terminado el invierno, el barco está en Grecia y por delante casi tres meses de vaguear por estas aguas.

A nuestra vuelta al barco nos espera un plato de angulas. Si, angulas con el "an" delante que han venido congeladas desde nuestra última visita a Ceuta. Congeladas vivas en agua de mar y en raciones de 100 gramos que luego metemos en bolsas de vacio. Todo un lujo, pues mantener el congelador por debajo de los 20 grados bajo cero supone un consumo energético notable. Pero merece la pena y mas si se han comprado en 180 euros los dos kilos que llevamos.


Pero además la fortuna nos sonrie y podemos cenar un tremendo plato de spaguetis con langosta en una taberna situada en lo alto del acantilado y acercarnos a ver algo que nos falta de Grecia y es el "Sirtaki" en directo y sin la intervención de Antoni Quin que es el único que conocemos.

La decepción es descomunal. Un bar de copas en el que suena un mal equipo de sonido repitiendo a todo volumen que impide cualquier conversación la conocida música de siempre y una "madame" gruesa como un león marino tratando, sin conseguirlo, ser la simpática relaciones públicas que trata de que todos nos riamos del pobre alemán que trata de romper el plato de pástico trucado. Lo mismito que hacemos en españa con el flamenco para "los guiris".

Recordarme que no debo caer en la tentación.

miércoles

07 y 08-06-2011 PAPELEO GRIEGO


Ver Papeles en Kofu en un mapa más grande

Al entrar en Grecia con un barco hay que cumplimentar  una serie de trámites para obtener el "libro del barco", un impreso que nos permitira navegar por las aguas griegas sin problemas.

Despues de tres años vamos aptrendiendo un poco y esta entrada la hago con nidea de ayudar a todos los barcos que me sigan en estas singladuras.

Hemos entrado por Kefalónica, por Patrás y por Korfú. Y ahora os lo voy a narrar por este último, camino mas habitual pàra entrar en el jónico, vía Sur de Italia. Y teniendo en cuenta que muchos de los puertos que dice en el derrotero no copnocen ni saben nada de este asunto.

Paralos que van "sobrados" la cosa es sencilla, se entra en la marina de Govia y se la paga a un "broker" unos 200 € y te lo tramita todo. todo y todo.

Para los que vamos un poco menos sueltos y nos gusta la aventura estas indicaciones les pueden ayudar.

Para obtener el "Book Loog" hay que pagar unas tasas en la delegación de hacienda que en el año 2011 eran de 28.35 € mas otra pequeña tasa de 0.85 € y que hay que hacerlo en la delegación de hacienda.

Con los impresos de hacer este pago se va uno a capitania y rellena un "Creb List" (Lista de tripulacion y pasajeros) y con elpago de 15 euros te dan  el libro del barco, que servirá para años sucesivos y que será el documento a presentar en las capitanias de los puertos si nos lo piden. Total unos 45 euros el estar legalizado
Nosotros lo hicimos esta vez ( no sabiamos que era válido el que teniamos de años anteriores) estando atracado en el puerto de Cassioppe y cogiendo un Coche de alquiler en compañia de unos argentinos que navegan bajo bandera española, que además nos sirvió para ver un poco por encima la isla de Kerkira (Corfú).

Primero lo intentamos en la capitanía de la marina de Gouvia (100 €/dia) pero una muy nerviosa policía no fué capaz de solucionarnos el tema y terminamos en Corfú capital, a la que es fácil llegar en autobús desde cualquier lugar de la isla.

En el mapa teneis los puntos donde encontrar la Capitanía y la delegación de hacienda. Y ir armados de paciencia. Grecia, al igual que España es un país burocratizado y eso imprime carácter. Vuelva Ud mañana es frase normal. El desconocimiento del idioma inglés les pone muy nerviosos y agresivos. Es mejor empezar diciendo que perdonen , que mi ingles es muy malo y por eso no le entiendo. Si se consigue vencer el rechazo inicial a lo desconocido, se vuelven incluso muy amables.

Para contratar una tarjeta de Internet (30 m€ mes) y que se puede sacar enfrente de la delegación de hacienda, hace falta un papel que diga que estás atracado en alguna marina. Todos conocen el trámite, pero en Marina Mandraque (35 €) un "Andreas" un tanto prepotente intentará que estés dos dias mínimo atracado, mientras que el Club Náutico ( Al otro lado del castillo y a 40 €) una amable secretaria que habla español lo soluciona en tres minutos.

Despues en el puerto viejo os podeis tomar un plato combinado de carnes a la Griega para celebrar que ya estais legalizados. Y recordar el poema de Itaca, o a Machado. Se hace camino...al andar.


lunes

06-06-2011 EL SALTO A GRECIA

 Salimos de Crotone con viento de través que nos impulsa a  cerca de seis nudos, con lo que disfrutamos porfín de un tramo a vela, hasta llegar a a Santa María de Leuca. Nunca hemos entrado en el interior del Golfo de Taranto, pero es que las referencias que tenemos no son muy apetecibles, aunque por otra parte esos sitios poco visitados suelen deparar sorpresas agradables.

Enfín, otro sitio pendiente para volver. Cada vez tenemos más claro que lo del Caribe no llegará nunca, pues el Mediterraneo no hay quien lo termine.

Al llegar a Santa María de Leuca, el mar se ha quedado como un plato y decidimos hacer la noche fondeados en la bocana del puerto, donde ya hay fondeados dos veleros a algo mas de sesenta metros uno de otro.

Al comenzar la maniobra para colocarme en el medio (para quedarme en el medio despues de soltar 30 metros de cadena) de un barco frances por una banda comienzo a oir voces y gritos de una "energumena" a la que no hago ni caso pues sé que mi maniobra es correcta.

Paso mucho de los que piensan que si han llegado los primeros a un fondeo les da derecho a ser los únicos ocupantes. Tomo precauciones para no molestar más que lo imprescindible.

Pero en este caso hay otro condicionante y es que me quedo demasiado cerca para mi gusto de una roca sumergida, y levantamos el fondeo y al hacerlo nos vamos acercando al barco francés a recoger nuestra ancla. Los gritos se hacen entendibles y compruebo que mi conocimiento de los tacos y expresiones groseras en la lengua de los gabachos, no está a la altura de las circunstancias, así que opto por el lenguaje visual y le hago unos morritos besucones a la francesa bajándome el pantalón y señalandole el sitio donde mi madre me ponía las inyecciones de penicilina.

Toda esta maniobra ha sido presenciada por el acompañante de la "madame" que me mira con gesto de "Ece-Homo" resignado.

Fondeamos a continuación del otro barco y escuchamos hasta las doce el espectáculo de un restaurante en el paseo marítimo con alguien que cantaba muy bien, pero cuando no marchabamos a la cama escuchamos de nuevo los gritos de guerra.

Otro barco, esta vez ingles, a enredado su cadena con el frances y los cascos se están golpeando o a eso creemos que corresponden los golpes que escuchamos.

Nos despertamos a las seis y no queda nadie en el fondeo. Menudo "stres" que lleva la gente. Salimos hacia Grecia y tras de una nueva y apacible travesía del canal de Otranto, con todo el tráfico del Adriatico paralizado por el temporal que hay en el centro y norte, llegamos a nuiestro primer puerto Griego de este año.

El pequeño puerto de Kasioppe en la Isla de Kerkira.