viernes

29-05-2009. De Yasmine a Monastir

Desde Yasmine hacia el sur hay tres posibilidades. Una es Souse, otra el puerto de El Cantaoui y la mas alejada Monastir. Esta última, a 41 millas es la que mas cerca nos deja colocados para el siguiente salto hasta Lampedusa y Malta.

El Alkaid, que puede ir a motor a 8 nudos debe de estar hasta el moño de mis 1800 r.p.m., que suponen 6,5 nudos.

Me llama por nuestro canal 77 y con la excusa de que tiene que llenar los tanques de gasoil, sale a
toda velocidad.

Un viento a 40 grados y una mar como un plato, nos permiten navegar a 7,5 nudos con el motor a 1500 vueltas y todo el trapo izado (solo a vela iriamos a 4,2 nudos). Eso hace que la hora y media que nos tenía que sacar se quede reducida a mas o menos media hora. (El AIS no permite faroles). Nos lo encontramos abarloado a la gasolinera, pues tiene que ir al banco a cambiar y no lo abren hasta dentro de una hora. Nosotros haxcemos gasoil, unos 95 litros desde Carloforte. Cuando hemos terminado de comer, ya atracados en nuestro emplazamiento, llega el Alkaid, que lía una guia con la hélice.

Hoy no es su día. Pero si es el mio. En unas horas y por 85 Dinares, un mecánico sustituye el retén y cambia los cojinetes del eje, que han sido la causa del problema.

Salgo con las capitanas a dar un vistazo a esta ciudad, la mas cuidadad de todas las que hemos visto en Túnez, patria chica de Burgiba, que se gastó en su pueblo el 10 % del presupuesto nacional

Dominandolo todo, hay un castillo-monasterio, que desde el siglo VIII vigila el mar y la ciudad, habitado hasta hace poco por una casta guerrera.

La medina y el mercado, a la mano, serán nuestros compañeros en los próximos días, pues en nuestros planes está ver el interior del pais teniendo Monastir (18 euros diarios por 13 metros con agua y electricidad) como puerto de base.