jueves

11 de julio.- Un día especial


El día 11 de julio de 1945 nacía yo en Oviedo, en el barrio viejo, junto a la sidrería de Cechini, y este año de 1916 me corresponde cumplir los 71 años

"¿Y como estas, Alberto?

Bien, salvo que tengas un par de horas y entremos en detalles." 

Y aunque soy mas de hacer planes que de recordar historias pasadas, a veces vuelvo la vista atrás y hago un repaso y, ya me conocéis, con lo criticón que soy a veces salgo mal parado por lo que no es una gimnasia que me apetezca hacer.



Y un convencimiento de que si volviera a vivir las situaciones mas importantes volvería a actuar en la forma que lo hice. Quizás con ligeras matizaciones.

Y eso no significa que sea de ideas consolidadas, antes al contrario, divago mucho y cambio de criterio al encontrar nuevas argumentaciones, cosa que hago constantemente.

Mi cabeza parece que me sigue funcionando perfectamente. Me encuentro en mi terreno cuando entro en el mundo de la informática, que me acompaña desde que en 1956 me acerqué al primer " computador" Un NCR que se alimentaba de tarjetas perforadas. Me niego a jubilarme y quiero seguir ejerciendo como Arquitecto.

Esta vez me ha pillado en Poros Uno de mis lugares preferidos para amarrarme a un puerto. Como cada año hemos comido angulas ( De las que compramos en Ceuta congeladas) y las hemos acompañado de sidra natural.

Lola ha fabricado una tarta de queso donde me ha obligado a apagar las velas, pero ha demostrado no quererme lo suficiente, pues no me ha regalado ese Swan 65 full equip que yo esperaba.


Mientras hacíamos nuestra celebración a bordo, han aparecido en la mesa que estaba a los pies de nuestra escalerilla un grupo de chavales que seguramente esperan el ferry. En su equipaje las fundas de instrumentos de música., que han salido a escena y se han puesto a improvisar aires populares y a discutir y demostrar las diferencias de armonías de las diferentes regiones y las sutiles diferencias que las distinguen.

Me he acercado a ellos y les he invitado a nuestra tarta y ellos a mi me han invitado a una cerveza. Se han unido los vecinos del barco de al lado, los de la mesa de al lado y ha empezado a rodar el  Ouzo y el Raki y la Metaxá con sus inconfundibles aromas de especias y hierbas del campo.


En un determinado momento una espontánea ha pedido que la dejaran uno de los violines ( mas bien Raveles) y se ha lanzado a interpretar una versión un tanto peculiar del Cumpleaños feliz.

Para entonces se han unido Spiros, el que nos suministra el Gasoleo con su pequeño tanque, Stabros de la tienda de náutica, varios camareros y un jefe de ceremonias que nos ha enseñado a cantar a coro y en griego la típica canción del Cumpleaños Griega. que suena a algo así como "Groña Pola"


Να ζήσεις αγάπη και χρόνια πολλά,
 Να γίνεις γριούλα με άσπρα μαλλιά.
Παντού να σκορπίζεις της γνώσεις το φως,
Κι όλοι να λένε «να ένας σοφός»


O algo por el estilo y cuya traducción me proporcionan 


Que vivas por muchos años, mi amor,
que te conviertas en viejito/a con pelo blanco.
Que por todos lados disemines la luz de tus conocimientos,
y que todos digan “he aquí un sabio”.

Una celebración espontanea que casi me hace olvidar que ninguno de mis tres hijos me llamó para felicitarme.

¿A alguien le quedan dudas sobre porque cada año vuelvo a Grecia?

domingo

10 de julio Ivana y Carlos se unen a la tripulación

      Como cada año le doy la palabra a alguno de nuestros invitados para que expongan libremente la opinión de su travesía con nosotros.


      Somos Ivana y Carlos, una pareja de Alicante. Nuestra vida siempre ha estado muy unida al mar  y toda esta aventura comienza leyendo el blog del Capitan Teach a través del foro La Taberna del Puerto.

      Todos los años alquilábamos algún barco pero en 2016 decidimos ir con El Capitan Teach por las islas Griegas. Nos pusimos en contacto con él y nos enviamos varios email y cuando ellos empezaron su viaje pararon en Alicante para conocernos. Eso fue en mayo y nuestro amigo Jesus que vive a bordo de su barco, el Pícaro, les encontró un atraque en el Varadero de Alicante. Luego hicimos una cenita en el pantalán que Alberto decía que le recordaba a sus viejos tiempo de navegante que eso ya en casi ningún puerto te dejaban hacerlo. Aquí  tenemos la suerte de que si por eso nuestro nuevo velero, que compramos a la vuelta del viaje con Lola y Alberto lo tenemos aquí.


      2016 ha sido nuestro año en todos los sentidos al fin tenemos nuestro deseado velero pero antes debemos relatar nuestra aventura Griegas en julio Fueron 10 días maravillosos.

      Una vez llegados Atenas fuimos al puerto del Pireo y allí nos esperaban Lola y Alberto con un gazpacho Andaluz rebueno y como hacía mucho calor Alberto decidió que iríamos a la playa y fondearíamos para comer fresquitos y un buen baño. Al ver el barco con pabellón español se acercaron unos bañistas para saludar a España Bonita jejeje,

      Cuando te subes a un barco el capitán es el que decide y como no conocíamos nada de Grecia excepto Mikonos y Santorini y ellos conocen mucho nos pareció genial que ellos nos llevarán donde quisieran. Nosotros somos de disfrutar cada sitio, cada momento. Debo reconocer que a carlos le hubiera gustado una navegación más extrema pero ahí descubrí que lo mejor es navegar de popa que lo de ceñir y escorar es un agotamiento. ¿Que decir de cada sitio? Cada lugar más bonito; el paraíso. Poros, Egina,Ermioni,Ydra.


      En Poros Alberto y Lola nos llevaron a una típica taberna Griegas comer caracoles todo muy bueno y eso que no nos gustan los caracoles. Alberto y Lola son muy buenos cocineros disfrutamos de un buen marmitako, cocochas, la mojama echa por ellos de los atunes pescados en la travesía. 



      Un día me tocó cocinar y me salió fatal hice pimientos rellenos de arroz con carne fatal debo reconocer que se me da mejor de lo que me salió. Carlos no hizo nada pero tiene pendiente una paella a la leña cuando vengan ellos a Alicante.

       El tiempo acompañaba sol, calor ¿que más se podía pedir? cuando llegábamos a un sitio nuevo alquilábamos un quad y a visitar la isla. Alberto y Lola como ya lo conocían se quedaban disfrutando de la soledad porque no tiene que ser fácil que te invadan tu barco un barco es un sitio muy pequeńo y depende a quién metas te lo puede hacer difícil.

      Lola eso lo lleva peor la convivencia fue fácil por nuestra manera de ser pero notábamos que ellos ponían un poco de barrera quizás por la diferencia de edad o por el feeling Alberto cada vez que cenábamos se quedaba frito.

      Lola hablaba más con nosotros pero notábamos que ella estaba cansada de tener extraños en su barco los dos son muy de mandar y a veces a la hora de amarrar la situación era tensa entre ellos nosotros nos manteníamos al margen.


      Lola es una mujer con muchos ovarios lo hace todo en el barco Lo mismo le hace una tarta Alberto por su cumpleaños que te ayuda a todas las tareas del barco.

      De Alberto aprendimos mucho yo hacer el ballestrinque y el as de guía y carlos cosas de navegación también nos enseñaron muchas cosas de la vida ya que ellos tienen muchas cosas vividas.

      En un principio Alberto como asturiano que es es muy serio y cortante pero según le vas tratando es una persona que debido a su edad y lo vivido le da igual quedar bien o los formalismos va hacer o decir lo que le apetezca. Una vez fuimos a un restaurante y como no le gusto la mesa que nos daban se levanto y se fue y nosotros tres detrás.

      Lola como andaluza es más dicharachera pero daba la sensación que tenía ganas de estar a solas con su marido o que estaba cansada de tanto barco y que quería otro tipo de vacaciones.


      Cada sitio que nos llevaban era el paraíso precioso nos hubiéramos quedado toda la vida sin horarios prisas relax total y eso que Carlos no desconecto del todo por las llamadas del negocio pero yo si disfruto cada momento como si fuera el ultimo y como todo llego el final la despedida Alberto y lola nos habían cogido  cariño y nosotros a ellos.

      Fue una súper aventura y como en toda convivencia y en un espacio tan pequeño existen roces pero lo importante es lo que queda: una amistad. que sepáis que tenéis unos amigos en Alicante y que ojalá volvamos a coincidir por los mares o por tierra.Nuestro nuevo barco El Krait viene pisando fuerte,

   Buena proa amigos.



   Ivana y Carlos son una pareja peculiar. Por muchas razones fuera de lo normal. Atrevidos, Valientes, Trabajadores. Carlos anda en los ventitantos así que la diferencia de edad es de casi medio siglo, lo que al principio Lola y yo pensábamos que sería un problema, la diferencia de edad, no lo fué, antes al contrario. Ha surgido una buena amistad entre nosotros y seguiremos en contacto. Es mas, No descarto navegar a las ordenes de ellos en su nuevo barco.

miércoles

02 a 09 de Julio. Del Jónico-Al Egeo por Corinto

      Se presentan días de calma total y hemos perdido demasiado tiempo entre paradas, entrar por el Norte, la semana en Abelike y los días pendientes del motor.

     Le decimos adiós a volver al Pelopòneso sur y tomamos la ruta del Canal de Corinto para pasar al Argosarónico 

El primer día descendemos hacia el Sur hacia la bahía de Patras, reconociendo algunos nuevos sitios donde fondear, sobre todo de la costa del continente en el sector centro este del Jónico.

Apenas hay nadie y los mejores lugares, las ensenadas mas protegidas están ocupadas por piscifactorias.

Tenemos la referencia de Fernando, del Ralip de que en esta zona hay bastante pesca, pero no es nuestra afición, así que con una eventual parada a comer fondeados en una cala frente a la isla de Okseia, ascendemos hasta Mesolongi por su peculiar canal.

Echamos el hierro frente  a la marina y dormimos a pierna suelta en uno de los fondeos mas seguros de toda esta zona ( no así la marina de la que tenemos referencias de robos e incendios demasiado habituales). Esta vez no nos hacen amarrarnos al muelle.


Al día siguiente cruzamos bajo el puente de Rion y dejamos por babor el puertecito de Navpaktos ( traducido es Lepanto) donde dice la historia que cervantes perdió su brazo. Un poco después la isla de Trizonia con su inacabada marina pagada con dinero de la U.E. y llegamos hasta Galaxidi, donde permanecemos dos días amarrados y paseando por su bonito y pequeño pueblo.


Aquí llevo la auxiliar hasta una playa, la desarmo, la lleno de agua, le doy jaboncillo, le hago todos los inventos que conozco para tratar de dar con una entrada de agua. Entra por el casco e inunda el interior. Pero no consigo encontrar el sitio y será un problema que vamos a arrastrar todo el verano, sin dar con la solución.

La auxiliar de 3.20 de eslora y con un motor de 11 CV Mercuri de los de dos tiempos es nuestra arma mas preciada, pues es la que nos permita la independencia de los amarres, la que nos lleva a tierra.

Esta vez nos lleva de excursión a una ensenada donde en otro viaje anterior recogimos una gran cosecha de erizos. pero esta vez no hemos encontrado ni uno solo.


Con viento fresquito por la aleta cruzamos hacia Corinto donde apenas tenemos que esperar para cruzar el canal. Lo hacemos completamente solos. no hay convoy.

Llegamos a fondear ya de tarde a Korfos, donde solemos bajar a tierra a comer la sopa de pescado. Pero esta vez solo damos un paseo y volvemos al barco a ver algunos capítulos de la serie Guerra de Tronos que nos tiene enganchados al Televisor.


Contactamos con el Ralip, y con la sorpresa de saber que Lydia está con él. Quedamos en vernos pòr la noche siguiente en un fondeo muy tranquilo en el sur de la isla de Agkistri, frente a Dorousa.


Noche de charlas y de confidencias, de recetas de cocina y de planes futuros.


Y otra reparación por delante, un tanto escatológica y apropiada para comprar lotería. Hay que desobstruir el desagüe del  baño principal del barco. Pero esta vez os voy a librar de esa narración