AYUDARON

Nuestra aventura, nuestra forma de vida, está siendo posible gracias a que algunas personas nos están ayudando de una en otra forma a seguir adelante. Esto es un homenaje a ellos y una forma de transmitirles nuestro agradecimiento

 RAMIRO.-
Todo un artista. He tenido oportunidad de leer su publicación, PSILICOSIS y ha sido de esas sorpresas agradables. No resultó ser un gran marino, pero si un gran estoico, Sigo en contacto con él pues creo que nos hemos hecho amigos.

 MABEL.-
Su capacidad para adaptarse al barco fué sorprendente. Las circustancias no eran lo mas apropiado y sin embargo se las apañó para transformarse en el angel de la guarda de todos nosotros. Su conversación nos mantuvo toda la noche atentos a los ligeros roles del viento como previamente lo hizo durante el dia ante la amenaza de temporal.

 BRUNO.-
Nos deleitó con sus interpretaciones al piano. Estoy seguro de que alguna vez lo iré a ver a una sala de conciertos.

div class="separator" style="border-bottom: medium none; border-left: medium none; border-right: medium none; border-top: medium none; clear: both; text-align: center;">
 TASO.-

Hasta que el mareo lo venció de forma inevitable esta "imparable sabandija" nos entretuvo con sus innumerables juegos de manos con una simple baraja.



 MARIAN.-
A pesar de que siempre se mantuvo distante y es poco lo que se de ella espero que el año que viene en Creta, cuando vuelva con nosotros terminaremos siendo buenos amigos.

 PEDRO.-
¡No podeis imaginar lo que me costó hacerle una foto sonriendo! Cada vez que olía una cámara se ponía serio y ceñudo. Fué divertido polemizar con él y cantar canciones de nuestra juventud revolviendo entre los discos de hace ****enta años.

 ANTONIO.-
Aunque al principio no las tenía todas consigo de que esto era lo que quería hacer, poco a poco se fué uniendo al espíritu del barco y ayudando en gran manera al manejo del mismo.Compañero de profesión, nuestras charlas fueron muy interesantes.

 CONCHA.-
Toda una experta en Grecia Clásica, de lo que incluso ha hecho su profesión, nos deleitó con sus comentarios, a pesar de que a veces la tomabamos el pelo. Espero que este viaje haya sido para ella el viaje que soñaba.

 JORDI.-
Nos ayudo a llevar el barco desde Atenas hasta Cagliari en una travesía plagada de todos los problemas imaginables
Magnífico compañero de viaje que soportó estoicamente un temporal en aguas de Cerdeña que no hubieran soportado seguramente muchos marinos mas avezados

 AGUSTIN.-
Compañero del gran salto de mas de 500 millas entre Cagliari y CartagenaSe que volveré a verlo por el barco, donde de nuevo, seguro; tendré que decirle "No mi toqui le butini"