jueves

29-06-18 Un paseo por Ermioni

Ermioni a vista de dron
A lo largo de este blog he mencionado muchas veces el puerto o puertos de Ermioni (o Hermioni)

Una pequeña península del Peloponeso Argosarónico, que junto con Puerto Queli y Koilada, forma la  mas grande península de Ermionida con capital en Kranidión.

Su ciudad esta a caballo entre las dos costas, norte y sur y la distancia entre ellas es de pocas decenas de metros. Y si conoces el laberinto de sus calles a menos de cinco minutos de andar a  pié.

En la parte mas al Este y ocupando toda la punta hay un bosque de pinos y en su interior algunos restos de lo que fue una ciudadela. Un camino recorre todo el perímetro conectando ambos lados de la punta.

La demanda de puestos de atraque es a veces muy intensa y eso ha dado como resultado que aparte del puerto pesquero haya dos muelles mas utilizados para atracar los barcos.

¡¡Ahi viene la plaga...!!!
 Eso hace de Ermioni parada obligada de todas las flotillas de barcos, desde las familiares de grek sail a los temibles Yack Week, de alquiler por litera y donde el alcohol campa a sus anchas.

Al olor de tal bullicio han aparecido los negocios que van desde el pequeño bar que vende unos excelentes Giro Pitas a medio camino entre ambas margenes al sofisticado Ganosis, de una compatriota de San Sabastián y que está considerado por algunos entre los mejores restaurantes de Grecia.

Taberna en el camino de ronda 
Y como no podía ser menos a la fiesta se han unido los tiburones que al son del sirtaki de Zorba el Griego, negocian los menús y las copas de los entusiastas navegantes domingueros ( deberíamos decir semaneros) con amplias comisiones para los jefes de flota, a cambio de las aburridas carta de restaurante griego, que desdicen la muy buena cocina que se hace en Grecia, en la otra Grecia.

Me vienen a la memoria y a la cámara dos que por su situación merecieran mejor destino. Aunque después de 40 años de Costa del Sol ya estoy curado de espanto.

Taberna comisionista de los charter. curiosamente de lo peorcito de Ermioni


 Con esos antecedentes imaginaros nuestra sorpresa, cuando al final de nuestro habitual paseo por la punta de Ermioni nos encontramos con el panorama de ver el puerto del Sur completamente vacío.

Ni en el mes de Abril cuando llegamos estaba en estas condiciones.
Puerto sur de Ermioni  vista hacia el sur vacio
 Ni la mar ni el viento justificaban esta desbandada. ¿Alguna negociación del convenio vigente?

Yo que ellos me pondría las pilas y empezaría a aprender a asar una sardina sin transformarla en una tea carbonizada, aunque me temo que hemos presenciado algún milagro de difícil interpretación.

Puerto de Ermioni Vista hacia el norte vacio

a 28 de Junio de 2018 De Labrio a Hermioni por Poros


A la vista de las opciones de atraque y la poca seriedad del electricista/fontanero contactado, que no ha aparecido a ninguna de sus citas, y ante la perspectiva de estar fondeados tres días esperando a entrar en puerto, con el viento rolando a norte y arreciando, decidimos irnos en dirección a nuestro puerto base.

Recibimos una llamada de Kostas en la que nos dice que tenemos un paquete con la veleta del anemómetro. Le cuento nuestra avería y me dice que eso lo puede arreglar Yorgos, nuestro mecánico, si estamos cerca de Kilada


Doblamos Cabo Sunion y su espectacular templo de Zeus y como de costumbre las decenas de barcos fondeados en su ensenada. La puesta de sol desde este montículo, enmarcada por el templo es espectacular, y la protección para el Meltémi perfecta


La travesía de Sunion a Poros es aburrida. Desde que hemos doblado Sunion, Eolo se ha ido de vacaciones y toda la travesía ha sido a motor, con tan solo algún cruce con cargueros que gracias a la información que proporciona el sistema AIS ha pasado de estresante a anodina.

En Poros vista a la heladería, descarga masiva de datos pendientes de Internet con las Wifi y conexión a agua y electricidad aprovechando el saldo remanente de un barco al que hemos sustituido en el atraque.

Saludos efusivos de nuestro amigo el proveedor del gasóleo visita obligada a la náutica de Spyros, que nos comenta puede traer cualquier calentador que haya en Grecia en 24 horas.


Al día siguiente continuamos viaje a Hermioni, lo que nos deja a menos de 10 km. del Varadero y en uno de los sitios que mas nos gusta para descansar de toda esta zona.


En Hermioni (o Ermioni) hay dos puertos, uno a cada lado de la lengua de tierra donde se asienta la ciudad. El segundo de ellos en la costa Sur, puede resultar problemático con vientos del sur y el Puerto de la cara norte problemático con vientos del Norte.

La alternativa que utilizamos es amarrar en el muelle pesquero en la darsena que hay pasado el muelle del ferry.


El problema para atracar en este punto es que tiene que haber sitio y hacer unas maniobras rocambolescas para encajar el barco en tan poco espacio. Y en muchas ocasiones romper la dinámica de patrones y la colocación de "sprines" o amarre de la auxiliar ocupando las tan preciadas plazas.



Llegamos el domingo y el mismo domingo por la tarde aparece Yorgos a ver cual es nuestro problema.Tomamos medidas y nos encontramos con que el hueco es bastante pequeño, con lo que nos limita bastante la elección del Depósito calentador.

El lunes Yorgos ha encontrado un par de modelos y solo hay que pedirlos al Pireo. El porte es rápido y solo cuesta lo que cobra "el Taxi". Este punto me inquieta, pues no es excesivamente barato. Yorgos me tranquiliza. Llaman "el Taxi" a una persona en Pireus, que pone el material necesario en el barco que viene hasta Hermioni.

El Depósito se pone en unos 600 €. Hago de tripas corazón y le entrego el dinero a Yorgos.

Pero cuando lo tiene en la mano, me dice. "¿sabes Alberto? me parece una burrada pagar tanto. Yo creo que puedo arreglar el depósito y te costará mucho menos.

Desmonta el calentador y se lo lleva a casa.


Al Día siguiente aparece con el tanque reparado, lo instala y funciona a la perfección. le ha tenido que sustituir la resistencia eléctrica de 220 y el sensor del termostato, comidos por la corrosión.
Al mismo tiempo ha tenido que soldar la salida de una boquilla, que también fallaba.

Pregunta. ¿Cuanto te debo? dame 160 €. Me ha ahorrado 500 a 600 Euros, así que le doy 200.

Al día siguiente me hace de mensajero y me trae la veleta del anemómetro que he comprado por Ebay


Yorgos es un mecánico de los de verdad. De los que si no tiene la pieza se la construye. Un griego al que dice los españoles le hemos contagiado su pasión por el pescado.
Parece una gran persona. Y eso sería como si nos hubiera tocado la lotería, después de los calvarios con la mayoría de los que se llaman mecánicos de yates, a lo que han llegado después de un curso de arreglo de bicicletas y patinetes.