sábado

06-Junio 2015 SE NOS ATRAGANTA ALBANIA

Amanece un dia estupendo. Sol y ninguna nube y la previsión es inmejorable a nivel de Us Gib.

Nada hace presagiar que se nos iba a atragantar Albania. Hacemos agua de una fuente que hay en el puerto, desconectamos la corriente eléctrica de la toma múltiple que cuelga de un enchufe doméstico y damos avante recogiendo la cadena.



El agua del mar ha subido de temperatura y promete un buen baño en alguna de esas calas que dicen son prodigiosas.

Cuando estamos a una milla del puerto para dejar una marca por nuestro estribor viene una pequeña lancha motora con dos policias a bordo que nos indican amablemente que hemos de volver a puerto. Al llegar al puerto nos piden documentación del barco y pasaportes. Un personaje sin ninguna identificación se la lleva nos obliga a cambiar de atraque y nos indica un sitio, donde solo la vista de Lola impide que nos quedemos embarrancados por falta de fondo. Levantamos fondeo y volvemos al sitio donde hemos pasado estos dias.

Parece que el motivo del lio es que la agencia que nos hizo el trámite DE ENTRADA no ha hecho nada de la salida que es obligatoria. Al parecer te tienen que rellenar un papel en el que diga a donde vas y que obligatoriamente tiene que hacer una Agencia, así que vuelves a pagar otros 30 euros a la agencia para que te suelten el papel de marras. es el trámite DE SALIDA.

Nos vamos de Sarande un poco mosqueados, pues si hay que pagar 30 euros cada vez que entras a puerto y 30 euros cada vez que sales de puerto esto se puede poner mas caro que navegar por Baleares.

Bueno, no es mas que algo que aprender de este pais.




Un poco al norte, la costa gira al este y mi información habla de dos calas bastante profundas y estamos entarndo en la primera cuando viene de nuevo la barquilla de la policia y nos dice que ¡¡¡NO PODEMOS FONDEAR NI PARAR A BAÑARNOS!!! Que debemos seguir viaje hacia nuestro destino ¿¿¿¿????

Continuamos hacia Porte Palermos donde "La Agencia" nos ha indicado que hay un muelle


 y un palacio de Alí Pachá (Y van 15).




El muelle en cuestión es una estructura de hormigón de mas de dos metros de altura y con un faldón entre pilares que supera nuestro franco-bordo, con lo que se corre el riesgo de quedarte empotrado debajo. Afortunadamente sola hay otro barco mas y podemos dejar el barco adosado a una pilona.


Solo hay un noray y las amarras de proa y popa las tengo que atar a lo que encuentro, una piedra caída del forjado y a los hierros casi desaparecidos de la armadura, mas oxidada que mis conocimientos de la resistencia de materiales y que no me inspira ninguna confianza en caso de necesidad.




Y en esto que aparece "La Agencia" a hacer el papel DE ENTRADA y cobrar los consiguientes 30 euros aunque todo hay que decirlo. estos me dan un recibo y cuando nos disponemos a salir a dar una vuelta y ver el castillo que Alí Pacha hizo a su querida (¿esposa?) Vasiliqia (sin u) se abren las puertas del cielo y comienza a caer agua y rallos de todos los tamaños. La tormenta está justo encima de nosotros y allí sigue durante un par de horas.


El viento catabático que desciende por la montaña se va haciendo fuerte y mas fuerte y estira las amarras hasta que nos quedamos casi a un metro del muelle que está a mas de un metro de altura. Salir es poco prudente como mínimo. Y además encima no se ve la TV y nos vamos a perder la clasificación de Canada de la fórmula I.

Un joven muchacho viene a ofrecernos los servicios de hostelería de la casa de su padre. Le digo que cuando calme el viento mas tarde y me dice que no cuente con ello, que cuando empieza el viento dura tres dias seguidos dia y noche. Total que le estamos viendo las barbas al BORA con el que batallamos en Croacia hace años.



Y llegados a este punto es cuando te preguntas ¿QUE HACE UN CHICO COMO YO EN UN SITIO COMO ESTE?




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí