viernes

04-Julio-2014.- Vathi, un Puerto Griego

       Hemos saltado a La isla de Meganissi y fondeado en Abeliki, una ensenada de la que somos habituales.

     Un camino asfaltado y con pendientes propias del "Turmalek", el mítico puerto de la vuelta a Francia, nos lleva a Vathti (profundo en Griego, tal como me corrige mi amigo Ramiro) así que esto debe ser el puerto Profundo de Meganissi o Limani Vathi de Meganissi, aunque hay otros mas.

      Y esta vez voy a dejar que las que hablen sea las cámaras de fotos, sin selección ni orden.

      Han de ser ellas las que comuniquen esa atmósfera especial de los pueblos griegos del Jónico.

      Llevamos fondeados varios días y empieza a bajar en nuestro ánimo la presión de anteriorers jornadas pasadas en manos de mecánicos.

Incluso hay horas enteras en que ni nos acordamos.

















domingo

28 y 29 de junio 2014.-El Ojo de Lakka

      Por el aquello de que las penas con pan son menos y para celebrar algo, como por ejemplo nuestro "no cumpleaños", ya que lo afirmativo da poco donde escoger, hemos tirado de congelador y preparado algo un poco mas especial.

LOMOS DE BACALAO COCINADO A BAJA TEMPERATURA, CON SALSA DE PILPIL DENSIFICADA Y ANGULAS DE ALCAZALQUIBIR CON TOQUE DE MOJAMA.


      El nombre a lo master-chef solo esconde una de esas recetas de investigación que voy haciendo con el bacalao. El resultado prodigioso

      Y después de pagar las cuentas en la marina y hacer todo tipo de pruebas a la inversora, ponemos rumbo a la isla de Pasos y en concreto a la ensenada de Lakka.

      Fué en esa ensenada donde hace dos años hicimos nuestra última parada antes de comenzar la vuelta .
Eso nos lleva por delante de Corfú y su dieciochesca fachada al mar de la ciudad vieja


      La travesía la hacemos casi todo el tiempo a vela y escuchando música, casi como en la travesía que hicimos con los que han sido nuestros últimos compañeros de viaje, hace un par de años, Josu y Carmen, escuchando música brasileira en el equipo.

      Lakka es una ensenada de fondo de arena blanca que casi parece un cráter de un volcán, con un pequeñito pueblo, muy pintoresco al fondo, donde hay un muelle y quedan sitios por ocupar.

      Pero Lakka es sitio de fondeo y allí duermen gran cantidad de barcos en posiciones que tan solo la suerte hace que no se toquen los unos a los otros.

      Decidimos pasar todo el día en este fondeo y con la auxiliar salimos a dar una vuelta por la cara norte de la isla y allí encontramos esta extraña formación geológica, que en un país lleno de ojos de Poseidon en muchos de sus barcos de pesca y en los collares e incluso en las cuentas de sus particulares "rosarios", no podemos dejar de asociarlo. Este ojo tiene casi diez metros de longitud y si tuviera otro simétrico la isla sería una isla con "dos ojones"


       La pared norte está hoy casi inabordable, pues hay una ola molesta que viene del oeste , pero nos damos una vuelta viendo aguas cristalinas y algunas playas solitarias.

      No obstante a buen depredador con pocas señales bastan y tras un desembarco que me recordaba mi época de "percebeiro" pirata en mi Asturias natal conseguimos recolectar un buen plato de "Bigaros" que sometidos al proceso de cocción adecuado hacen un estupendo aperitivo





      La noche llena la ensenada y comienza el gran peregrinaje de auxiliares hacia los múltiples y buenos restaurantes de todo tipo que llenan el pueblecito. Rugidos de todos los colores que llegan hasta la paz del fondeadero suenan cuando en el minuto 90 del partido The Killer holandes, derrota a los mejicanos.


      Me quedaba la sospecha de si tras de tanta bandera holandesa se escondería algún paisano tratando de burlar a la justicia náutica, pero de ahí a que aplaudieran al equipo holandés hay un abismo de incongruencias nacionalistas. 

      Además por otra parte siempre nos ha de consolar que una camiseta naranja es como una roja descafeinada. A Mas de mas.