miércoles

02-06-2010.- De Sivota a Lefcada


Pasamos en Sivota un par de días, pues el mar está bastante alborotada, haciendo la digestión de la cena caníbal que hemos hecho en un asador. Una “parrillada” de carnes variadas a la manera griega, es decir hasta que el cacho de carne queda irreconocible a simple vista su procedencia. Algo en la textura nos indica que es pollo, cerdo, cordero o ternera, pero no de todas las variedades de ellas en el plato. Una salvajada, que nos tiene la noche sujetos al “Almax” y el día siguiente, caminando cuestas arriba y abajo para asimilar la cantidad de grasas que hemos ingerido. (también disipando el vino griego que le acompañaba... y los dulces...y los quesos ...y el “utzo”).



Salimos del puerto por entre los islotes que lo rodean y comprobamos que las luces de fondeo que se apreciaban desde el puerto, no corresponden a barcos que hagan una parada, sino que son barcos que han pasado todo el invierno fondeados. Desde cerca observamos que están afianzados con cuatro anclas o muertos y en una zona donde difícilmente llega el mar de fondo.



La travesía de hoy es en dirección a Leucada ( Nisos Levkas), en cuya capital hay una gran marina y un puerto con bastantes atraques.

La cercanía de un Aeropuerto y su facilidad de comunicación con el continente por un puente, al que hay que esperar cada hora como el del Estacio en Mar Menor, para pasar con el barco.

Vamos a comprar unos muelles para las amarras, sustituir unas bombillas fundidas, comprar un barboten nuevo, cargar las botellas de gas...y hacer la entrada en Grecia, cosa que el año pasado no hicimos, pensando que éramos Comunidad Económica Europea y casi nos cuesta un disgusto en Atenas

La verdad es que hay de todo, y lo que no te lo piden por internet y llega rápido, pero no todo es perfecto.

En la Capitanía (policía marítima) me piden un certificado en inglés de que cumplo con la ley correspondiente. No les sirve nuestro contrato en español, donde dice claramente que las cantidades están cubiertas .

Lo transcribo aquí lo que piden:

According to the Greek Law 2743/1999, article 8

1a) The movement and circulation of professional and pleasure craft is permitted only if these are insured for a least:


                aa) Civil liability for deaths and personal injury to passengers and to third parties resulting from hitting, collision, foundering or any other cause. The insured amount is set at 293.470.29 €, irrespective of number of victims.


                ab) Civil liability for property damages to persons on board and to third parties from hitting, collision, foundering or any other cause. The insured amount is set at 146.735,14 €


                ac) Causing marine pollution. The insured amount is set at 88.041,08 €
Port Authority of Lefkada/ port police

Son las llamadas clausulas inglesas y necesito que les envíen un fax desde nuestra compañía.

Cuando consigo que me manden un certificado por correo electrónico en PDF para tener una copia es sábado y de nuevo me remiten al lunes siguiente.

Con el gas, ante las dificultades, de conseguir Camping Gas, llevamos una botella Griega, que tiene el mismo tamaño y forma y conexión, que es la que siempre llevamos puesta. Cuando se gasta la sustituimos por una de repuesto española hasta que recargada la griega, la volvemos a poner. De esta forma garantizamos que siempre podemos reponer gas. Aunque no es un problema muy serio pues nos dura una botella casi un mes y eso que los que nos conocéis sabéis que en este barco se cocina mucho y muy en serio.

Reponemos la despensa en un Carrefour, pues el Lid`l está bastante separado.

lunes

31-05-2010.- De Corfú a Mourtos Syvota

Amanece el lunes y muy temprano salimos a buscar la tarjeta de vodafon, 25 euros mensuales tarifa plana, ahora si con un sello puesto en el papel. Como no entiendo griego, no se lo que pone en el sello, pues me lo ha sellado la señora del bar del club. Tiene un cierto parecido con un anagrama de licor de Utzo. Pero es un sello y cuela.
Una hora de espera nos permite ir a una tienda donde Lola ha visto un vestido. Corfú es el comercio mas glanuroso de toda esta zona y centrado en unas calles que recuerdan mucho las zonas peatonales de Venecia.
Yo trabo amistad con un "pope" que me piede que no publique su foto si voy a publicar lo que me ha dicho.
Y es que, como no, hemos hablado de Grecia y España.
Todo ha empezado porque en El Pais, único periodico español que se consigue en algunos lugares de Grecia, aparece una foro a toda plana de Angela Merkel y me ha pedido que le dijera que decía la prensa española de Grecia. Le regalé el periodico y comenzó la conversación.
Según él, el problema de Grecia estaba en que una cultura social de jubilaciones tramposas, prematuras y millonarias solo se conseguian en la administración, que además era el lugar donde acababan todos los favores y prevendas que entregaban los políticos. Una casta de vagos y maleantes que accedian a los cargos públicos en oposiciones fraudulentas y que creaban un clima de abatimiento en los buenos funcionarios, que eran vistos con malos ojos, pues su trabajo era un mal ejemplo que dejaba a todos esos miserables con el culo al aire. El desencanto y la cultura del pelotazo y el amiguismo.
Para seguir, la clase media y los trabajadores autónomos, aunque vivian bien el día a día, no podian pensar en su retiro, pues el ahorro necesario para la vejez era impensable, pues cualquier trabajador despues de treinta años de ir tirando a duras penas, no puede haber ahorrado para vivir otros treinta mas. Hay que dar un "pelotazo".
Y todo lleva a la cultura de solo pensar en uno mismo. Y a los demás que les den. Y cuando se vuelve la vista hacia la U.E. esta demuestra su podredumbre y su falta de solidaridad, haciendo de la situación Griega un negocio donde obtener un veneficio prestando al 5% lo que se ha conseguido que le presten a ellos al 3%. ¿Así que los griegos para pagar su deuda tienen que primero pagar la de los demás?

Falta una moral ( no una moralina) y una ética ( no una estética) para fundamentar un imperio como la Unión Europea.
Se le caian las lágrimas al hablar de su pais. Yo escuchaba haciendo verdaderos esfuerzos por repetirme que me hablaban de Grecia, pero las flores que tenía enfrente y el idioma en que nos entendiamos, me tenian un tanto confuso.
Con el alma en un puño salimos de Corfú para dirigirnos a pasar la noche en el puerto de Syvota , lugar que ya conociamos del año anterior y del que guardabamos un buen recuerdo. Nos amarramos lejos de la zona de las tabernas, lo que resultó ser una muy buena idea, pues por la noche se mete el viento del norte que a los barcos que están amarrados en el muelle frente a los bares, los hace saltar como pulgas.