jueves

30-07-2009 Saliendo de los golfos a toda vela

De Galaxidi, descansados y con agua a tope salimos sorteando las múltiples isletas y escollos que bordean la ensenada, pero ya sabemos que en esta zona el plotter funciona bastante exacto.

Imediatamente salta viento por la popa y ponemos el barco en orejas de burro (una vela a cada lado del barco).

Llevamos retenida la mayor con un "ocho de escalada", que aunque nos dificulta el manejo de la mayor, pues tiende a trabarse bastante, es una seguridad de que no tendremos una transluchada violenta.
Así, en Orejas de burro surcamos todo el golfo de Corinto y como el viento no cesa, no paramos en Lepanto, con lo que otro pueblecito se nos queda para otra ocasión.

Llamada al tráfico del puente, le damos nuestra posición, que tienen controlada por el AIS, pero nos avisan que en el puente hay mas de 25 nudos de viento. Simplemente informan.
Tomo nota y quito la génova, pero seguimos navegando por encima de ocho nudos cuando pasamos por debajo

" Un pilar por la derecha y tres por la izquierda"

Así seguimos hasta el canal de entrada en Mesologio.
El canal va por medio de una laguna llena de pájaros y casitas sobre patas (Palafitos) que tienen adosado un muelle que se acerca al canal. Se notan las casas mas "modernas" porque tienen el muelle dedicado a cenador. Curiosamente no hay ni un solo mosquito o mosca.

Al final el canal se abre a una ensenada en que hay una pequeña marina y un gran fondeo, donde pasamos la noche. La ciudad está a unos dos kilómetros que no hacemos.
Pocos días se puede hacer una navegación de tantas horas con portantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí