domingo

07-06-2009 Paseando por La Valeta

El centro de la isla de Malta es La Valeta, y no tanto por su posición, que no es central, sino que corresponde a la ubicación de la ciudad amurallada de mas historia de la isla y a que en su entrada, en la Plaza de los Tritones, está la terminal de autobuses, que conduce a todos los rincones de la isla. No es mi intención hacer de guia turística. Las hay y muy buenas, con indicaciones de museos, palacios, iglesias, ruinas... por pocos euros se puede ver hasta donde dormia y defecaba el "maestre" Valeta.

El paseo por el barrio, nos presenta una ciudad del Renacimiento, trazada a escuadra y cartabón, como parte de un sistema defensivo encerrado en una muralla de trazado en estrella. Y fachadas de piedra, muy repetidas, la mayoría con mucho trabajo, que encierran palacios. Hoy muchos de ellos son casas de retiro de comunidades religiosas; carmelitas, dominicos, salesianos...

Hemos entrado en una iglesia y he sentido un cierto escalofrio al percibir con que recogimiento y devoción escuchaban la misa los feligreses que la llenaban. Algo que no veía hace mucho, mucho tiempo.

Y en todas las casas el mirador. Sigue un modelo casi único con muy pocas variaciones, desde el mas pequeño a los mas sofisticados de las grandes edificaciones oficiales

Naturalmente el paisaje está invadido por los turistas y las tiendas llenas de " chucherias" de bajo costo para ellos. Pero en cuanto dejas las dos o tres calles centrales y te acercas a las murallas, todo se hace mas tranquilo e incluso se encuentra alguna sorpresa. La nuestra ha sido una fábrica de cristal. Los precios menos del a mitad.

En el extremo mas al Este de La Valeta hay un recinto teatral cavado en la roca, donde se proyecta un audiovisual "The Malta Sperience" donde en 20 idiomas, pantalla de 20 metros y en 45 minutos, se hace un repaso por la historia de la isla, lo que te coloca en contexto y da pistas sobre lo que hay que buscar.
Y es que a nosotros nos encanta deambular, sin preguntar y guiandonos por el instinto. Algo nos dice que esta isla es para dedicarle mucho, mucho tiempo. Asi que de momento solo estamos recibiendo chispazos.

Algunos de ellos con chispa. Como la inscripción de la estatua, que para un asturiano, deja pocas escapataorias, y eso que "Falo" su inmediata congnotación, en asturiano es un nombre cariñoso diminutivo de Gonzalo
El que lleve detrás un cinco no es estraño, pues ¡¡ anda que no hay "pijus" por el mundo. Mas que fantasmas en un club náutico que diría M. Angel el cantante de Mojinos Escocios. Claro que que lleguen a papas...sorprende.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí