martes

BRICOLAGE.- TERMINALES DE CABULLERÍA

Cada invierno, y como parte del trabajo de mantenimiento anual, se lavan todos los cabos del barco, uno a uno, en una lavadora convencional, con un detergente neutro, agua fría y un suavizante y luego se dejan secar colgados.

El resultado es una cabullería sin sal y de nuevo flexible y de tacto agradable. Se revisa en toda su extensión y se acorta o sustituyen los cabos dañados.

El resultado de esta revisión suele obligar a acortar la longitud del cabo para eliminar los puntos de máximo roce y desgaste, en las poleas o en los nudos o costuras finales, por lo que hay que volver a hacer algún "apaño" que impida al cabo destrenzarse y transformarse en un plumero,

Lo habitual es cortar con un soldador, o aplicar fuego al extremo cortado hasta conseguir que se fundan los diversos hilos que componen el cabo. Sin embargo esta técnica rudimentaria termina deshaciéndose al resbalar la funda sobre el alma. 

Nosotros procedemos a hacer una costura muy simple en las terminaciones y que voy a contaros en este hilo de Bricolage.


El material necesario es:

  • Hilo encerado para hacer la costura
  • Aguja con ojo para ese hilo
  • Re-empujo
  • Cuchillo
  • Alicates
  • Encendedor de cocina

Comenzamos poniendo un bucle sobre el cabo en el punto donde vamos a cortar para sanear el extremo. Le dejaremos bastante hilo sobrante para luego hacer el remate y poder tensar. Comenzamos a dar vueltas con el hilo al cabo que vamos a rematar.

Procuramos que las vueltas queden juntas y apretadas y lo extendemos mas o menos el diametro del cabo a rematar. La última pasada la hacemos por la coca que hemos dejado inicialmente,

 Tensamos desde ambos lados hasta que el nudo quede en el centro de la costura.

Recomiendo utilizar algún re-empujo para empujar la aguja en la siguiente etápa

Y unos alicates para tirar de la aguja para sacarla. Con ellos vamos cosiendo a todo el grueso del cabo y abarcando toda la costura. Con un extremo hacemos dos de los remates y con el otro otras dos giradas 90 grados.


Cortamos el sobrante

Aplicamos un poco de fuego para conseguir la fusión del material (sin llegar a que salga llama o se queme)

Y listo. Ya tenemos el remate realizado














Una vez terminado este hilo, me llegó la información de que hay un vídeo en ingles que deja mucho mas claro el procedimiento a emplear, aquí tenéis el enlace.


Y otra aportación mas a una solución con cabo trenzado de tres de tres torones




VOLVER A PAGINA DE BRICOLAGE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí