jueves

10 a 14 de mayo de 2018 Naxos. Bandera de Soledad.

Naxos.- Atardecer desde el templo de Apolo
Parece que tenemos por delante una semana de Meltemi o mejor de mini-Meltemi, ya que los vientos no pasan de 35 nudos y hay que tomar la decisión de donde aguantarlo.

Naxos, nuestro destino inicial parece el mas indicado. Lo conocemos y es una ciudad acojedora, al lado del puerto y hay de todo un poco.

Llegar a Naxos desde Parokia es una navegación sencilla.

Ruta Parox a Nasos
Apenas 15 millas que cubrimos en menos de tres horas, con el cielo encapotado y viento en aumento, que se calma al llegar al abrigo de la "rimbombante" Naxos Marina.

Un pequeño caos gobernado por un eficiente y amable marinero.

Ocupación del puerto
 Muchas veces al buscar puerto pensamos que somos los únicos que utilizamos esa infraestructura y somos poco conscientes de que hay otras actividades relacionadas con el mar y que son ejercidas por los verdaderos propietarios del puerto, los vecinos de esta ciudad, pescadores, paseadores, y privados poseedores de barco, que utilizan estas carísimas infraestructuras todo el año y que nosotros somos solo aves de paso, transeúntes.

Así que en el puerto quedan unos quince amarres, de los cuales se rotan a diario unos cinco o seis,

Así que cuando llegamos y con previsiones de viento, tenemos que avarloarnos a otro barco que a su vez esta abarloado a otro barco abarloado.

Los franceses hacen piña y retiran las defensas de sus barcos para colocarlas solo si llega otro barco francés. Los alemanes en cuanto ven la bandera Belga levantan la naríz y nos incorporan a no se que cuitas que tienen entre ellos.

Un barco, Enduran 35, con una diminuta bandera de la comunidad europea en la que se camufla una bandera española, nos indican que ellos son catalanes y que solo la llevan por imperativo legal. Naturalmente paso de gilipolleces y no intento mas contacto.

Hay un barco, grande con una gran bandera Belga que lleva una corona como la que lleva la española. Es la primera vez que veo un barco con bandera Belga que es Belga y no español.

Solo llevo con esta bandera unas semanas y estoy harto de esta situación que jamás se me dió con la bandera Española. Pero es que además leo en Internet que en vez de homogeneizar la legislación con toda Europa, el estado español lo que pretende es buscar la manera de hacer imposible la existencia a los que hemos cambiado la bandera, mediante imposiciones, multas y todo tipo de triquiñuelas para que volvamos al redil y pasemos por la caja de esas empresas pseudo oficiales a la que tan aficionados son los políticos una vez alcanzado el mínimo de permanencia para cobrar la pensión vitalicia que les pagamos.

Todo un despropósito.

Esperamos a que un 65 pies americano haga su tercer intento de atraque y limpiamente nos abarloamos a él al primer intento, tras de soltar nuestra ancla y nuestra cadena en un puerto cruzado por mil amarres.

!15 barcos abarloados ¡
Afortunadamente al día siguiente y ya con bastante viento se queda libre un sitio y el griego que controla el puerto me lo cede a mi, supongo que agradecido a la pequeña botella de vino de málaga que le he regalado.

Quedamos perfectamente amarrados, aunque rodeados de pesqueros. ¡¡ Hay siete abarloados frente a nosotros!! si se sueltan nos van a tener que recoger con aspiradora.

¿Que decir de Naxos? Paseos por la ciudad antigua, comprar pan en el horno de leña, llevar ropa a la lavandería, buscar una ferretería, comprar sardinas ¡¡ A siete euros!! y tratar de capturar la puesta de sol dentro del pórtico del templo de Apolo.

Añadir leyenda

miércoles

09 de mayo 2018 ¡¡Que susto!! de Syros a Paros

Columnas de Parokia
Finalizados los trámites administrativos, comenzamos a ganar sur y en principio la idea es acercarnos hasta Nasos o Ios, para dejar el barco amarrado mientras nos vamos en un ferry a Santorini, ya que el año pasado no pudimos encontrar fondeo.

La navegación a vela impulsados por un escaso norte es placentera pero se nos sigue negando la pesca. Estamos a cero.

Aunque inicialmente nuestra ruta es a Nasos a poco mas de la mitad de camino, decidimos hacer un cambio y dirigirnos hacia Parox y en concreto al puerto de Parokia, que solo pudimos ver de noche y recordábamos que había una muy bonita ciudad antigua en el mismo puerto.

Ruta inicial y derrota final
Cambio de rumbo y proseguimos hacia el puerto de Paros.

A una distancia de la costa  de casi una milla y en las cercanías ponemos motor y recogemos las cañas de curricán.

Para recoger las muestras me pongo de espaldas a la proa para accionar los carretes y cuando ya tengo en la mano la cucharilla me vuelvo a buscar el corcho donde la pincho.

Por el rabillo del ojo veo algo que me eriza el cabello y dispara mi adrenalina, dando un salto hacia el mando del motor cambiando a la marcha atrás al tope de vueltas que permite el motor hasta detener el barco.

Hemos quedado a menos de cinco metros de una roca que emerge apenas medio metro.

Rocas en mitad de la nada
No quiero ni pensar en el daño que hubiéramos causado al casco, seguramente de forma irreversible.

El bajo está marcado en las cartas, pero a la escala que se maneja el ploter no se aprecia.

Pero no voy a buscar ninguna escusa. La culpa es solo mía, que no seguía los consejos que doy a los demás, y es que por Grecia hay que navegar de día, revisar las cartas y las fotos de satélite y así todo llevar un ojo puesto en el mar. Este es solo uno de los miles de ellos que hay por todos los lados.

Esta vez nos hemos salvado, aunque aun me siguen temblando las piernas del susto que nos hemos llevado.

Parokia no nos defrauda y podemos pasear tranquilamente por sus calles y sacar fotos y mas fotos.



martes

8 de Mayo de 2018 De Kythnos a Hermiopouli (Siros)

Catedral Católica de Hermioupoli
Dejamos el puertecito de Loutra para dirigirnos hacia el puerto de Hermioupoli, en la vecina isla de Syros, capital administrativa de las Cicladas.

Aunque la ruta mas corta es bordeando la punta norte de la isla de Syros, el viento del NNE nos obliga a una ceñida muy radical y el mar se va levantando con el paso de las horas. Un poco menos de escora , soltar algo las velas aumenta la velocidad, con lo que llegaremos antes incluso aun haciendo una derrota mas larga.

Ruta planeada (28 millas) y Derrota seguida (34 millas)
Pero el derivar hacia el sur nos puede crear un "ligero" problema.

Están descargando tormentas, al parecer bastante fuertes. Ya llevamos en torno a los 27, 28 nudos de aparente y estamos en el límite de lo que este par de "jóvenes ancianos" consideramos entretenido.

Chubasco 
En cuanto nos ponemos a socaire de la isla desaparece el viento y terminamos entrando a motor en el puerto.

Hay una razón de peso para entrar. Debemos hacer una entrada del barco en Grecia con la bandera Belga que llevamos ahora, y anteriores ocasiones siempre nos han tratado muy bien en esta Capitanía (Port Police), lo que compensa los saltos que da el barco cada vez que entra un ferry en el puerto.

Así que al día siguiente con toda la documentación bajo el brazo me dirijo al Port Police.

El trámite es sencillo y hay dos formas de hacerlo. Una es hacer una entrada nueva y volver a pagar la tasas ( unos 50 euros en un banco) y otra es corregir los datos que han cambiado en el Book, que resulta ser gratuito. Yo puedo acogerme a esta segunda solución, ya que llevo el del año pasado al orden y dentro del periodo de renovación de un año.

Pero surge un problema. El eterno problema con los seguros de los barcos en Grecia. Yo llevo un seguro de AXA a través de un corredor llamado Sergio Ponce, magnifica persona y al que recurrimos muchos propietarios de barcos.

En Grecia se exigen unos mínimos de cobertura de acuerdo a las siguientes normas:


 Estas Cantidades deben aparecer en un documento en griego o en ingles, certificadas por la compañía de seguros.

Los 150.000 euros de la polución del agua no suelen estar especificados en ninguna póliza. ¿Son englobables dentro de la responsabilidad Civil?

Se de muchos compañeros navegantes que han tenido que contratar un añadido a su póliza aquí en Grecia, lo que me parecería mas o menos normal en países del África subsahariana o asiáticos, ¿pero en un país de la Comunidad Económica Europea?

Mi agente me ha mandado un certificado donde dice que mi seguro lo cubre y ha sido suficiente para terminar el trámite ante la Port Police. Pero mientras esperaba me ha dado por leer la póliza a fondo y...Me he quedado un tanto inquieto sobre lo que realmente llevamos cubierto. Indagaré y os contaré.

Añadir leyenda

domingo

6 y 7 de Mayo 2018.- Puerto de Loutra en NE de Kythnos

Puerto y aldea de Loutra
 Despues de una noche placentera fondeados nos dirigimos hacia el pequeño puerto de Loutra, situado a pocas millas y en la misma isla de Kythnos. 12 millas que hacemos sin levantar las velas, hasta llegar a uno de nuestros lugares conocidos ya en las Cicladas.

Ruta de Kolonna a Loutra
A la salida de la pequeña península que cierra las dos bahías encontramos una escena un tanto pintoresca. Un grupo de cabras saltaban por las rocas de la costa y se inclinaban a tomar sorbos de ¡agua de mar!.

Y a estas alturas no es que me llame la atención ver "cabras locas " en una playa, pero las que hasta ahora conocía eran mas de Sangría, Birra o Gin Tónic.

Las cabras locas de Kolonna
El pequeño puerto, ampulosamente llamado Marina Loutra,  aparentemente  con capacidad para solo 10 barcos, llega a albergar mas de 40, con amarres en los puntos mas inverosímiles e incluso nos comenta Basilis, un pescador de la zona que en el verano han llegado a estar amarrados hasta tres filas de barcos, aparte de otros cincuenta en la ensenada de Erines un poco hacia el SE. amarrados con lineas a las rocas.

No quiero ni pensar en pasar aquí un meltemi de los del verano. Solamente el barco está quieto en el interior del puerto. Los botes en el espigón norte , hacia el cargadero de mineral, son de metro y medio por el rebote de la ola, que llega a salta por encima del muelle.

En esta pequeña aldea hay un buen aliciente para que volvamos. Sus aguas termales.

Pileta de aguas termales en Loutra

En la parte mas al este de la playa que cierra el puerto, desemboca el aliviadero de las aguas termales del balneario cerrado a cal y canto cada vez que llegamos aquí.

Es agua que llega a 50 o 60 grados por una canaleta hasta la playa, donde se ha fabricado una particular Jacusssi con unas rocas, que permite que el agua del mar temple hasta lo tolerable el agua termal.

La isla merece darle una vuelta en coche y sobretodo visitar la Chora.

En la Isla hay otro puerto al lado Oeste donde atracan los ferrys.

La taberna del puerto