jueves

07 y 08 de junio 2017.- Escala en Nisos Sifnos



La siguiente isla que ponemos en nuestro camino es Sifnos, una agreste isla con poco refugio y donde llevamos marcado en el derrotero una bahía de buenas dimensiones y con un pequeño puerto, Kamares, que tal como nos viene sucediendo a lo largo de todo el recorrido, suele haber amarre, agua y electricidad, pero que dadas las diemensiones y que solo entran unos pocos barcos (8 en este caso).

El precio es asequible, unos 7.50 Euros para nuestro barco y sobre º10 euros por conectarse a la electricidad y al agua.


Algunos barcos que llegan despues de las cinco de la tarde se intentan abarloar al muelle del ferry pero son alejados por la autoridad del puerto y deben de fondear en la otra orilla de la ensenada, donde se puede estar sin mayores problemas.


El dia está gris y caen esporádicas gotas de lluvia y aunque hay un autobús cada poco para visitar la ciudad o "Chora" de lo alto del monte, nos quedamos en el barco.


Hay una soberbia playa de arena fina y parece un lugar para pasar unas tranquilas vacaciones desconectado de todo.

Damos una vuelta por la aldea del puerto, donde hay un poco de lo mas imprescindible a nivel de alimentos.

Hoy todo está descolorido por la falta de luz. Hasta los omnipresentes gatos parecen desvaídos como si se tratara de los ancestros del gato de Cheshire.

Hay uno en concreto que nos sigue a donde vallamos y se coloca siempre de forma que aparezca en todas las fotos que intento sacar. Y aunque soy mas perruno que gatero, este se ha ganado estar aquí.


A la mañana siguiente, cuando vamos a seguir el viaje, nos encontramos con que estamos rodeados por una de esas vallas de protección de vertidos.

El día anterior hemos visto que le echaban una bronca al catamarán que tenemos a bavor, pues el motor no le quemaba bien y dejó una pequeña mancha de gasoil o aceite salidos por el escape del motor.

Pero se trata tan solo de una práctica, dirigida por la guardia costera para poner y quitar la protección. así que tenemos que esperar casi hasta las 11 del día para poder salir de nuestro encierro.


Desde Sifnos saltamos a la isla de Milos, Un viaje de unas 25 millas que hacemos en menos de cuatro horas impulsados por un viento por la aleta de unos 10/12 nudos.


Al fondo de la gran bahía de Milos está el puerto principal de la isla, donde los muelles están totalmente llenos de barcos de chárter diario de todo tipo, pero hay un pantalán flotante donde en su cara externa se puede amarrar y quedaron sitios vacíos, aunque no obstante unos días después , cuando empezó a soplar el Meltemi se cubrieron todas las plazas y  un buen número de barcos la tuvieron que pasar fondeados en las cercanias.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí