lunes

08 de junio 2015 ¡¡HASTA LA VISTA, ALBANIA!!

La tarde-noche de ayer la hemos pasado dentro del barco viendo las botas de la policía en el muelle y llover y llover y llover...

La perspectiva de lo que nos queda es:

  • Una isla en la que no se puede fondear pues es una base de la OTAN. 
  • Falta de puertos de resguardo en 50 millas hasta llegar a Vlore, puerto comercial con un muelle pesquero en que te puedes abarloar a uno de ellos.
  • 45 millas  o a la Marina de Oricum, la única Marina deportiva de Albania, tal como la entendemos en España, y a los precios de Italia. pero con el "aliciente" de estar a 25 km de cualquier sitio.
  • A partir de Vlore millas y millas de playas de piedras
  • El estres de navegar por una costa desconocida 
  • Una previsión para los próximos diez dias de lluvia
La decisión es dejar Albania y volver en todo caso con el verano mas avanzado.

Comunico a la "Agencia" mi deseo de suspender el viaje y se encargan de rellenar los papeles y presentarlos. Me preguntan a que hora exactamente tengo intención de salir y me dicen que vendrán 10 minutos antes a sellar los pasaportes.

Y ante mi sorpresa son solo 10 minutos y ¡¡ No me cobran nada !!

Le intento dar a Aurora los últimos lekes que me quedan, unos 18 euros y me dice que no los puede aceptar, que está prohibido. Le digo que se las daré entonces al policía para que se tomen una cerveza y eso vence sus escrúpulos.

Lo mas curioso de esta conversación es que la hacemos en Castellano, que ha aprendido en la TV donde los telenovelas  y las películas se ponen en idioma original, una forma de inmersión lingüística en idiomas internacionales. Me razona que sería ridículo gastar recursos económicos del estado y neuronas de los ciudadanos forzándolos a solo hablar Albanés. El trato diario es suficiente para mantener el Idioma, pero hay que preparar a la población para vivir en un mundo globalizado. 


Navegamos hacia Corfú casi paralelos a la costa de Albania en dirección a la cala Stephanos, donde estuvimos el año pasado con la inversora rota.

Los ferrys nos pasan a menos de 25 metros y es que no hay mas espacio. 


Fondeamos y por primera vez en el viaje bajamos la auxiliar al agua y nos vamos a dar una vuelta por el pequeño pueblo griego.


Ha llegado el momento de hacer balance de nuestras 66 millas por aguas del sur de Albania

Que nadie se equivoque y piense que tengo una mala impresión de Albania, antes al contrario. Lo que sucede es que no se puede ir al Desierto del Sahara con idea de esquiar, aunque las dunas inviten a ello. Y Albania no parece el sitio idóneo para hacer turismo desde el barco. No hay infraestructura para ello.

Otra cosa sería poder "calear". Las aguas son limpias y hemos visto sitios apetecibles por lo que baño, buceo y sol pueden ser atractivos. Claro que llevando de todo a bordo, pues el las playas hay poca infraestructura de hostelería.

Los trámites son simplemente engorrosos, pero racionales. Las tasas no son abusivas. Y los Albaneses son gente encantadora. Todos los que hemos tenido contacto. Enseguida charlan contigo, y tratan de hacerse entender. Te preguntan y no se cortan al responder.

Desde el punto de vista económico es barato. 

Las playas muy vírgenes. No es mal sitio para hacer turismo de sol y playa.

De todos modos no descartamos volver con el verano mas avanzado a darnos un chapuzón en sus costas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí