sábado

23-01-10 .-CONTESTACION DE LA EMBAJADA DE ARGEL

Ya está tomada la decisión...Pero con un regusto amargo.
Transcribo aquí la contestación de la embajada de España en Argel:

Estimado Sr....

Le desaconsejo muy vivamente navegar hacia Grecia a lo largo de la costa de Argel, porque las experiencias que hemos tenido en casos similares no han sido buenas. En todo caso, si a pesar de todo decidieran hacerlo, sería necesario que se pusieran en contacto con la Embajada de España en Argel: emb.argel@maec.es para pedir una autorización previa de las Autoridades argelinas para navegar en su mar territorial.

Por mi parte, estoy a su disposición para cualquier aclaración adicional.

Reciba un saludo cordial,
Manuel Lorenzo
Cónsul General
Consulado General de España en Orán

Ante este consejo, y viniendo de donde viene, parece que navegar las costas de Argel es una temeridad.
 
Lo haremos via aguas Europeas. Y eso es lo que me deja ese regusto amargo. Acabo de hacer mentalmente una linea dividiendo el Mar Mediterraneo. Algo o alguien me está robando de nuevo un pedazo de mi entorno natural y cultural.
 
He viajado y navegado por Marruecos, por Tunez y por Egipto, y las diferencias de costumbres eran siempre algo que me enriquecía y que siempre he mirado con un profundo respeto, pero que nunca me habian parecido mucho mas ajenas que ver bailar en corro cogidos de la mano o hacer concurso de quien levantaba la piedra mas gorda.
 
Parece que toda la culpa se la quieren hechar al Islám, pero como mucho me temo, la culpa no será de una Historia o una Religión, sino de esa "casta" de personajes que para conseguir poder son capaces de utilizar cualquier sistema.
 
Tengo amigos que provienen de paises musulmanes, como los tengo catalanes y lapones. Comentamos nuestras diferencias, las comparamos y nos terminamos conociendo mejor a nosotros mismos con ese dialogo.
 
Desgraciadamente esa "casta" a la que me refiero ha descubierto en la política un sistema de medrar y lo hacen a costa cualquier precio. Su poder esta en conseguir adeptos por el miedo, el odio y la confrontación. Hemos llegado al absurdo de las ONG pues no nos fiamos de los gobiernos ni de los políticos. ¿Seguro que la "casta" no está infectando las ONG?