viernes

07 y 08 --08-2009 Cefalú-Uscita .... y hasta Spartivento



Salimos de Cefalú con los depósitos cargados y mar en muy buenas condiciones...para ir a motor.

La primera idea es ir hasta la isla de Ustica, al oeste de las Eólicas y pasar allí la noche, ver la información meteorológica y si la cosa está bien incluso hacer una fondeada en alguna de las muchas boyas que hay por la costa y aprovechar para bucear un poco en este paraíso del buceo.

El puerto no es recomendable. Muy pequeño y lleno de cabos cruzados de uno a otro sitio. Aunque nosotros pudimos amarrarnos el año pasado por estas fechas y ¡¡ de noche!!





Pero al llegar a la isla, sobre las dos de la tarde, conectamos con el módem por Internet y vemos la siguiente información del tiempo que muestro mas abajo, indicando una fuerte depresión al norte de Argelia y por tanto vientos muy fuertes de Tramontana sobre las baleares.

Eso puede suponer quedar atrapados en Cerdeña una semana

Las alternativas son, hacer el Este de Cerdeña y cruzar por Bonifacio aprovechando esta semana o intentar el salto y llegar antes que la borrasca.

Nos parece mejor alternativa esta segunda y sin pensarlo mucho seguimos viaje apuntando a Spartivento en el sur de Cerdeña.

A base de motor y apoyados en las velas y con alguna parada a sacar algún pescado no muy grande y tras una noche en que ¡¡¡ por segunda vez en nuestra segunda pasada por esta zona¡¡¡ no menos de tres barcos a vela y sin ningún tipo de luces se cruzan en nuestra derrota a menos de 20 metros ( los llevamos controlados desde hace rato por el radar) y que seguramente van durmiendo. Hay gente para todo.



Al llegar al Golfo de Cagliari, se pone el viento de proa de 25 nudos y dos rizos y trinqueta apenas pueden con las olas de mas de tres metros que se han formado.

Avanzamos a duras penas, mojados ( el agua está caliente) hambrientos (habíamos pensado en hacer una barbacoa por la tarde en el fondeo y cansados, muy cansados.

Tan solo nos mantiene en pié la experiencia de tantos días de mar, que han endurecido nuestros músculos y habituado nuestro sentido del equilibrio y del movimiento a estas circunstancias.

Diez horas después y tras caer la noche que ha calmado viento y mar fondeamos junto a la isla de Cala Falcone en una falta total de viento y sin casi barcos.

Hemos cometido varios errores. El mas garrafal de todos es no haber caído en la cuenta que si se avecina una "nortada" a Baleares, si llegamos es para tener que amarrarnos hasta con los dientes en cualquier fondeo lleno de navegantes de poca experiencia, con el cansiguiente baile de garreos y garreos...

Mejor dormimos hoy y mañana veremos que hacemos

jueves

06-08-2009 Milazzo a fondeo de Cefalú


Saltamos desde Milazzo a Cefalú, un pueblo medieval precisoso en el que hemos estado el año pasado. Hay gasoil y fondeo. Es un buen sitio para hacer una escala. De hecho es el punto desde y a donde saltan los barcos deportivos para hacer la ruta de las islas Eólicas.

Hacemos gasoil a 1,26 €/Litro y preguntamos que cuanto cobran por pasar la noche adosados a la gasolinera, que salimos muy temprano.

--"Un momento, voy a preguntar"
--"Pues son 80 Euros, sin factura"
--"¿No es un poco caro?"
--" Si lleva ese barco es por que lo puede pagar, sino llevaría otro mas pequeño"

No le puedo contestar por que no se como se dice en Italiano eso de " que te folle un pez"

Fondeamos a pocos metros y poco a poco van llegando barcos, que llenan el pantalan, la gasolinera y la ensenada. Unos a 120 otros a 80 y otros a 0.

Llegan, sueltan el ancla y antes de saber si han cogido fondo están en la auxiliar, rumbo a la playa y de ahí al pueblo a cenar y a tomar copas. Les debe importar poco los 8, los 80, los 8000, los 80.000 los 180.000 . Afortunados ellos

Hay una buena señal de Internet y reviso la meteo. Parece que se va a producir una ventana de vientos favorables que vamos a intentar aprovechar.

miércoles

05-08-2009 Taormina-Milazo por Mesina


Navegamos hasta la embocadura del estrecho con corriente a favor hasta mas o menos el través de Regio Calabria. De ahí hasta Messina se van turnando los isleros de corriente a favor y en contra. A partir de Mesina la corriente es claramente en contra, con lo que necesitamos casi dos horas para recorrer las últimas cinco millas de canal.

Hay un sistema separador de tráfico que nosotros no vamos respetando, pues ascendemos pegados a la costa de Sicilia y recibo una llamada por DSC y llamandome por el indicativo del barco EA4713, Cuando me doy cuenta me encuentro un enfadado controlador que habla en italiano a toda velocidad, que no sabe casi inglés y pretende que me pase al otro lado del canal, casi 20 millas al Este. Me niego y le digo que soy una embarcación deportiva, que voy a hacer gasoil en Mesina, que no se preocupe, que navegaré pegado a la costa y por tanto fuera del dispositivo separador de tráfico. Al final me dá el Ok. Nos ha visto en el AIS y no ha mirado datos de tipo de barco, dandome ordenes de superpetrolero.

En el estrecho encontramos los atuneros de esta zona. Un barco con una estructura de mas de cincuenta metros de altura desde la cual tres o cuatro marineros miran el mar para desde una estructura horizontal de otros tantos metros disparales un arpón. Hoy con el cielo encapotado no creo que hagan mucha cacería.

Pasado el estrecho nos dirigimos a Milazzo, donde entramos a las cinco de la tarde al puerto principaly a la marina de Neptuno, que está llena.

No hay fondeo pues estáprohibido en la cercanía del puerto y hay otros dos "clubs náuticos", que consisten en unos pantalanes flotantes paralelos a la costa. Amenaza lluvia y por esta zona no hay mas puertos ni fondeos. Sabemos que nos van a clavar vivos y así es. 100 Euros poramarrar a un pantalan que se mueve "mas que la cama de un loco" con la resaca o la entrada y salida de los barcos del puerto. Llueve por un rato. Es la

Intentamos salir a cenar a tierra y lo único que encontramos es una tratoría, donde 45 minutos despues de hacer el pedido, aún no nos han servido. Nos levantamos y pagamos lo consumido hasta el momento, dos cervezas y una botella de vino. Mal recuerdo llevamos de Milazzo. Y es que escuece que te cobren cien Euros cuando hace solo unos dias los puertos eran gratuitos. Pero es agosto, zona de turismo y somos señoritos con barquito.



martes

04-08-2009 Siracusa fondeo de Tahormina

En Sisacussa hay que tomar una decisión de por donde pasar Sicilia en la vuelta a casa.

Por el norte tenemos el estrecho de Mesina, sus corrientes y su vientos fuertes del norte.

Por el sur un rosario de puertos que no conoceos a distancias muy incómodas hasta llegar a la esquina NNW en Trápani para saltar el canal de Cerdeña.

La información meteorológica puede resolver el problema, y paraece que el norte es la opción mas rápida esta vez.

Así que como la cosa no va de prisas hacemos ruta hacia Tahormina, un fondeadero que ya hemos visitado otras veces, por lo que resbalaremos la costa Este de Sicilia, dejando a un lado Augusta y Catania y viendo la mole del Etna en el fondo.

Un fondo lleno de nubes de fuerte desarroyo vertical que indican la cercanía de una posible tormenta de verano.
El viento va pasando suesivamente de la popa a la aleta, de aquí al través y terminamos ciñendo a rabiar en un trayecto que hacemos casi todo a vela, compitiendo con un catamarán y un cincuenta pies, que perdemos de vista al cerrarse la visibilidad al comenzar a llover fuertemente en la costa.

Hay un pequeño puerto deportivo a unas cinco millas al sur de Taormina, pero apostamos por el fondeo, pues la hora de la marea para el paso de Mesina, donde las corrientes de marea pueden suponer de 3 a 5 nudos a favor o en contra.

Al llegar a Tahormina acaba de pasar un chubasco por encima y nos encontramos todos los barcos con los fondeos levantados, muchos de ellos tratando de encontrar refugio en el puerto pesquero.

Intentamos fondear y lo hacemos sin problema en 11 metros con sesenta metros de cadena, no sindejar de padecer un par de horas de viento y mar en diferentes posiciones, con lo que el barco da algunos saltos.

Vemos los esfuerzos de una pareja de americanos para fondear una segunda ancla y poner barco y oleaje a son de mar, pero cuando lo tienen conseguido, cabia el viento y se quedan en la peor de las posiciones de atravesados al mar.
Con la noche viene la calma y dormimos sin problemas, hasta que el despertador nos levanta a las 6 de la mañana, hora local, en que ponemos rumbo norte a motor.

Nos volvemos a quedar sin ver a fondo esta zona, donde pequeños pueblos se cuelgan de la montaña en lo que debe ser unas vistas y paisajes espectaculares.