jueves

21-05-2009.- Atrapados en una red de deriva.

TENEIS QUE DISCULPAR LA ESCRITURA. PERO ESCRIBO CON UN TECLADO EN ARABE

Amanece con viento que va subiendo de fuerza en nuestra cala, poco a poco los barcos van abandonando el fondeo y comenzando su marcha. Nosotros hemos decidido hacer el tramo de mucha circulaciَn, pegado a Tْnez de dيa, por lo que nos alcanza el Crismi III (Olaje & company), que viene de Carloforte. Nos iremos llamando a lo largo de toda la travesيa por el canal 77.

No tenemos aْun claro si ir hacia Bizerta o Sidy Bou Said. Hay demasiadas noticias malas sobre Bizerta.
Las caٌgnas llevan en el agua 15 minutos cuando entra un tuْnido, que da bastante guerra para ser doblegado.
El Alkaid por fin se estrena con dos pequeٌos ejemplares, pero que tienen cierto futuro de engorde a medida que pasen los dias. Seguro que de Caballas grandecitas, pasaran a Atْun Rojo de mediano porte, y el que esté libre de pecado que tire la primera piedra.

A las 10 de la noche vemos un barco por el AIS y el radar que hace cosas muy raras. Estamos ya en aguas de Tunez y la noche esta cerrada, sin luna. Decenas de luces que no se ven en el radar, hasta que nos hacemos idea clara de que hemos entrado en aguas de una asesina red de deriva, o red pelagica.
Con mas de cinco millas de largo cazan cualquier cosa que atrapen sus redes, entre los atunes, que en este momento estلn entrando a desovar, cogen tortugas, delfines, escualos y... barcos.
De nada sirven los cuatro ojos, el radar, el ais, el proyector. Al final enganchamos timَn y hélice. Alkaid poco puede hacer por nosotros, sin corre riesgo de engancharse. Bajamos las velas y a esperar.

He leيdo por algْn sitio que lo mejor que se puede hacer es esperar que vengan los propios pescadores a liberarte, y es lo que vamos a hacer. No hay apenas viento y el mar estل calmado.
Al poco viene un pesquero con un enorme foco y se sitْa con la popa a mi proa. Me lanzan un cabo y me comunican que dos marineros van a subir a mi barco para retirar la red. No me dan tiempo a decir que no, cuando ya tengo a dos enormes marineros con un cuchillo de los de cortar el pan entre los dientes, subidos a mi barco.
Media hora de forcejeo con la red, hasta que deciden cortarla a proa y popa y liberarme. Se nota que no es la primera vez que hacen este trabajo.
Con la mayor educaciَn me ofrecen mantenerme remolcado hasta la maٌana en que uno de los marineros se tirarل al agua con unas botellas de aire, o llevarme hasta donde estل el Alkaid para que me remolque a Bizerta.
Optamos por esto ْltimo y dando vueltas y revueltas para salir de la red.Contestan sin problemas a mis preguntas. Red de cinco millas centrada en el barco japonés que vimos en el AIS. Todos los atunes que pescan en aguas de Tْnez se van en ese barco con destino que no conocen. Ellos son italianos. Les pagan bien, aunque como esta escaseando la pesca no saben cuلnto durarل.


Remolcado a Bizerta por el Alkaid, fondeamos nuestro barco frente al muelle de la aduana, previo comunicar a la autoridad nuestra intenciَn.

Una hora de buceo, en un puerto sucio y lleno de medusas, hacen saltar todos los cabos de la red, enganchada entre la hélice y el timَn. No aparecen daٌos mayores. Ha habido mucha, mucha suerte.
Recibo una llamada por DHSC desde el Crismi III Es “Olaje” que llama para saber si estamos en puerto. Nos separan mas de 50 millas lo que confirma el alcance de nuestras respectivas emisoras y la bondad del sistema. Van en direcciَn a Pentelerيa y les quedan 70 millas.


La aduana, el puerto, y eso lo contaré mلs adelante. Pues hay quien quiere venir por aquي y creo interesante dar informaciَn