miércoles

29-05-2019 Por los bosques de Petalion

estamos construyendo esta página

domingo

26 y 27 -05-2019 Volos


Subir desde Palaia Trykeri hasta Volos es un paseo por las quietas aguas de este lago que es la bahia de Volos, lo que ya no lo es tanto es conseguir un atraque decente.

Primero lo intentamos en la parte oeste del terminal del ferry, donde nos dijeron que se podía negociar sitio de algún particular ausente, pero nos negaron la entrada en ninguno de los mas de 15 sitios libres

De ahí recorrimos toda la dársena al este de la terminal, toda con bollas y mas boyas con linea a tierra, reservadas a los barcos de charter y a los barcos de salidas diarias. Todos nos mandan al espigón del Sur Este, lo que nos dejaría muy lejos del aparcamiento (en la central de Ferrys).


Y así llegamos a una zona con capacidad para tres barcos, de los que hay ocupados dos por otros barcos. Y ahí fondeamos nuestra ancla y nos amarramos a tierra frente a unos pedruscos de hormigón.

Es el lugar que marca el derrotero del Imray, Y hay un cartel diciendo que esa parte del muelle es para visitantes en tránsito (máximo tres dias). Por descontado no hay ni agua ni electricidad a la que conectarse, cosa que a nosotros no nos afecta demasiado.


Pero al llegar la noche se acerca una persona que me dice que ese es el lugar de atraque de un barco de excursiones muy especial, y que me tengo que marchar. Le contesto que lea con detenimiento el cartel, que también está en griego, que para dejar clara la situación que me acompañe hasta la port police que está a escasos cincuenta metros.

El individuo desaparece, pero yo me voy hasta la policìa, que me pregunta cuanto voy a estar, lo cual les informo y me dicen que no hay problema, que incluso ellos vigilarán mi barco mientras yo no esté, pues mi plan es ir a visitar Meteora. No Problem.


El barco que atraca en este punto ( cuando empiece la temporada de verano) es el Argos, algo que quiere parecer una réplica del original barco de los Argonautas, y que sae parece como un huevo a una castaña a la escultura que preside la plaza principal de Volos, realizada según las últimas investigaciones sobre este mítico barco, donde Jasón protegido por Athenea y en compañia de otros míticos personajes, entre los que estaba Orfeo se fueron a robarle la hija y el vellocino de oro a un pobre incauto. La hija, Medea, que es una maga se enamora de Jasón, que luego la deja tirada, E intenta obtener la venganza de Heráckles y.... Un lio, en el que también anda metido Hercules.

Si quereis pasar una tarde delirante tratar de seguir la aventura con las citas de la Wikipedia


Tras de recoger el coche y dejarlo en el cercano aparcamiento del puerto (12 euros) para poder salir temprano hacia Meteora, nos damos un paseo por el malecón con una breve pausa en los famosos “tsipurádika” de Volos (tabernas de tsípuro) para probar los únicos “mezedes”, deliciosas tapas de pescado y mariscos acompañadas siempre de un tsípuro. (seis botellitas, de las diez que pedimos fueron llenas al barco, pero la cena fue espectacular.