sábado

03-06-2017 De Mikonos a Naxos


Solo 25 millas nos separan de Naxos, una de las islas de las Cicladas que no conocemos aún. Los vientos portantes del NNW. nos empujan sin mayores problemas y tras de 5 horas, sobre la 1 de la tarde llegamos al puerto de Naxox y dentro de él a la "marina" Naxos una pequeña instalación, donde el muelle que da a la ciudad, esta completo de sitios reservados para los barcos de excursiones.


El muelle transversal por los pesqueros y las lanchas de la policía abarloadas al muelle. Así que solo queda para atracar dos pantalanes donde solo queda sitio para atracar 25/30 barcos y muchos menos si entran los catamaranes.

En estas condiciones, con viento de 20/22 nudos el contramaestre se inventa sitios para tratar de dar cabida al máximo de barcos.


En la foto los tres últimos barcos están fondeados con su cadena y solo el primer velero contra la motora tiene una pasarela por el lateral a tierra. Los otros dos están abarloados a él.

Al fondo de la imagen el catamarán esta abarloado al último barco amarrado al pantalán y a el se abarloa un velero.

En el centro nuestro barco ( con las defensas azules) está con el ancla en el patín de babor del catamaran  y con largo de popa al muelle pero abarloado a un 55 pies italiano por cuya pasarela tenemos acceso a tierra.

Para terminar de complicar la maniobra, al entrar en puerto ¡¡como no!! deja de funcionar toda la electricidad y nos quedamos sin molinete. Nos toca fondear con el freno del cabrestante y pasar por las manos de un electricista, que en menos de quince minutos descubre que la conexión del cable que va de las baterias a la placa general de negativos que lleva el barco está sulfatada y floja.

El susto es mayúsculo. Nevera y congelador a tope y sin funcionar la electricidad.... Nos cobra 70 Euros. Es sábado, ha llegado en media hora a llamada del contramaestre y me ha dado una lección de lógica eléctrica. No me parece caro a pesar de ser mucho dinero.


Pasear por el pueblo de Naxos es un encanto después de estar en Mikonos. unas empinadas calles nos llevan a lo alto de un castillo-fortaleza desde elque se divisa toda la ciudad a los pies.


Se pueden ver las iglesias, la catedral ortodoxa en la ladera y la catedral cristiana en lo alto del castillo. Se han restaurado varios edificios y albergan exposiciones, pequeños museos y algún que otro restaurante.


Y por todos lados el contraste entre las blancas fachadas con sus carpinterías en azúl añil.


Y por todos lados las bugambilias y azaleas llenandolo todo de colorido, de ese colorido tan griego.


El pueblo tiene un tamaño muy asequible un istmo que cierra la parte del puerto destinada a los ferrys nos conduce hasta un inacabado templo al dios Baco.


Solo queda en pié un descomunal pórtico de marmol con el que un grupo de fotografos trata de encuadrar la puesta de sol, que se niega a nosotros oculta por las nubes.

Volvemos al barco preocupados por una fuerte racha de viento y pensando en lo precario de nuestro amarre. Pero todo queda en este falso aviso. La tormenta se ve en la lejanía



viernes

2017-06-02 Mikonos 2017

Hay algunas recomendaciones de no volver a los sitios de los que tienes un buen recuerdo, si quieres que este siga siendo bueno. Y en este caso se ha cumplido .

Nuestra nueva singladura nos lleva a uno de los destinos mas buscados de todos los viajes por el Mediterraneo, La isla de Mikonos y en particular el pueblo de Mikonos en la bahía de Mikonos.


Han pasado siete años y nuestros ojos se han acostumbrado al blanco luminoso y al azul añil, a las calles empedradas y estrechas de tantas "choras" visitadas, como para no ver que todo es un enorme decorado deslumbrante y efectista.

Si alguien está interesado dejo el enlace a lo que escribía hace siete años.

Enlace a la entrada de 2010

Nuestra llegada es a las inmediaciones de esa fachada veneciana tantas veces fotografiada, hasta el punto de que la isla muchas veces es llamada "Nikonos".


Para completar el espectáculo un grupo de molinos de viento cierran la otra rama de la bahía.


Después de hacer unas cuantas fotos nos dirigimos hacia la marina, a unos dos kilómetros al norte de la ensenada, que sigue igual que hace años. Sucia, lejana, mal atendida y expuesta al oleaje del continuo trasiego de ferrys y grandes cruceros que aquí hacen escala.

Se dice que en cuanto al tonto del pueblo le dan un pito y una gorra, hemos creado un tirano. Y a la entrada del puerto, donde !!hay atraques libres¡¡, un violento y mal educado individuo nos aturde con sus pitidos y voces impidiéndonos el atraque.

Nuestra sorpresa es tremenda, pues salvo en dos o tres marinas de lujo, el atraque en los puertecitos de Grecia es que el que primero llega es el que atraca y no existen reservas para nadie.

Aquí estan reservados para determinadas empresas de charter y nos " sugiere", que volvamos al día siguiente a las ocho de la mañana a hacer cola a ver si puede darnos atraque por unas horas. Mientras tanto que nos busquemos la vida y fondeemos donde podamos.

Afortunadamente la previsión es de una noche muy tranquila y nos  volvemos a fondear en la bahía de Mikonos pueblo. Lo cierto que es un lugar privilegiado para fondear, aunque con el problema de que el desembarco en la pequeña playa es casi imposible pues las olas de los ferrys no permiten dejar en ella las  auxiliares.


Afortunadamente nuestra auxiliar tiene un potente motor que nos lleva al puerto viejo y nos permite saltar a tierra y ver la puesta de sol ( hoy un tanto descafeinada).


Mikonos ha sido uno de los centros de reunión de la comunidad gay internacional y eso se notaba, pues hay que reconocer que la "pluma" da una des inhibición en lo superficial que lleva a explorar soluciones estéticas poco habituales, con lo que este grupo ha conseguido un puesto de honor en el mundo del diseño, la decoración y la moda.

Pero su peculiar forma de haber incorporado la arroba como definición de género, no ha podido frenar el mercantilismo de la sociedad actual y lo que eran en mi memoria tiendas de moda, joyerías, y galerías de arte con verdadero interés, han sido sustituidas o, pero aún, complementadas con toda esa cacharrería, made in china, de objetos que pretenden representar a Grecia y su pasado


Que nadie me mal interprete. Admiro el trabajo que mis compañeros arquitectos de Mikonos han creado o recreado en este pueblo. Y sea natural o artificial hay que reconocer que la fachada al mar es de una gran fuerza estética.


 y que en ella está perfectamente compensada la incorporación de el entorno comercial y que Mikonos seguirá estando en mis recuerdos como un icono de conservación de una estética tradicional de estas islas y de todo el Mediterráneo.


 Cerramos nuestra rápida visita ahondando mas en la llaga del recuerdo y volvemos a cenar los espaguetis con langosta que tanto nos gustaron hace años.


 Y aunque estaba muy buena y seguía siendo un plato relativamente barato, la langosta podíamos hablar con ella en castellano, no tengo muy claro si Cubano o Colombiano.

Y sobre todo no vimos al pelícano que era casi un símbolo dela ciudad.

Así que si aceptáis una recomendación de este viejo viajero, si no conocéis MIkonos, no os lo perdais, si lo conoceis, no volvais y atesorar vuestro recuerdo




martes

30 de mayo 2017.- Rodear Syros ( de Finika a Ermiopouli)

Recibimos una llamada de teléfono de nuestro amigo Fernando que nos deja muy inquietos.

Al parecer, la policía portuaria, normalmente bastante distendida en Grecia estos años atrás, se ha puesto seria en relación con los papales de los barcos y los documentos de entrada y estancia en aguas griegas..

Nos comenta que han impuesto multas de 6000 euros por no llevar al día el "Log Book". Parece que la cosa va sobre todo dirigida a barcos con banderas belgas y francesas, y a barcos sin pabellón nacional o que no coincida con la del estado de la matrícula del barco. La acusación es de piratería.


Nosotros llevamos el libro antiguo con un último sello de la entrada desde Albania, donde nos hicieron la advertencia de que el libro había cambiado y que la antigua norma de sellar en todos los puertos se había cambiado por un sello al menos una vez al año.

En cuanto a la banderas, lucimos una española con corona en popa, Una de visitante griega en la cruceta de estribor, y las de Asturias y Andalucía y las de la C.A. de nuestros amigos si están en el barco.

Dejamos atrás el pequeño puerto de Finika, que no nos ha dicho gran cosa, y bordeamos la costa sur de la isla, casi toda de acantilados donde aparecen algunas casas unifamiliares, siempre acompañadas de una pequeña ermita con su correspondiente tejado azul.

Esta práctica parece que se debe a que no está permitido construir a menos de cierta distancia de una de estas iglesias. No he conseguido averiguar si por tradición o por Ordenanza.


El puerto de Ermiopouli es inmenso como corresponde a la capital administrativa de todas las Cicladas y es posible encontrar prácticamente de todo. 

Pero todo en el quinto pino a la derecha, o en medida popular griega a "GUANJANDRE METROS"
comodín que lo mismo significa 50 metros que dos kilómetros.

Y es como en cualquier gran ciudad que tiene puerto. La marina, que está casi abandonada y donde hemos visto un barco con la bandera del independentismo catalán precintado y cuya fotografía no reproduzco por respeto a la intimidad del patrón, pues sale el nombre y la matrícula.


Casi en el centro de la ciudad han dispuesto amarres en la zona de ocio, con las escalas casi encima de las mesas de los restaurantes y el correspondiente ruido.

El atraque cuesta para nuestro barco 18 euros el primer día incluido el agua y la electricidad, y si estás mas dias te regalan el agua y la electricidad que consumas, cobrando solo las tasas portuarias, unos 8 euros al día.

La capitanía está cerca (guanhandre) y el trámite de obtener el nuevo LogBook es muy sencillo, salvo que vuelva Ud mañana que hemos cerrado, y ahora necesita hacer el ingreso en un banco de 50 euros. Banco que está a guanjandres y jandres de distancia.


La ciudad es limpia y acogedora, hay un comercio no agresivo y edificios interesantes como el ayuntamiento.

Hay un Lidl, se encuentran botellas de camping gas y un par de náuticas muy bien surtidas, laro que mejor es tomar un taxi, que como siempre son "guanjandre" pues hagas el recorrido que hagas te cobran cuatro euros.


La ciudad se extiende por dos colinas. La primera de ellas coronada por una catedral ortodoxa, con su correspondiente cúpula azul.


La segunda coronada por una catedral, convento de Confesión cristiana romana.



Pero como las dos están a "guanjandre" pero esta vez cuesta arriba, no le hemos hecho los honores que quizás se les deba.

Eso si, aparentemente viven juntos pero no revueltos y llama la atención no ver personas de etnias diferentes, chinos, mauritanos, turcos, senegaleses y demás etnias de los actuales emigrantes no están presentes en las calles.

Calles que, para no variar, disponen de unas aceras de no mas de 40 cm por las que, de poder circulare sin obstrucciones, hay que hacerlo de perfil.


lunes

29-05-2017.- De Kythnos a Syros (Finikas)

Para hacer la travesía desde Loutra en Kythnos a la capital de Syros, Ermiopouli, hay dos posibilidades, rodear la isla por el norte o rodearla por el sur.

Hace un dí magnífico para navegar a vela, con viento del norte de unos 15 nudos que nos entra por el través, así que siguiendo el consejo que nos ha dado el contramaestre del puerto, intentaremos pasar por el lado norte, por ver algunas de las calas que hay en esa zona.


Sin embargo el hombre propone y el Dios Eolo, en su juego con Neptuno hace de las suyas y cambia el soplo al NNE lo suficiente como para que ya no nos de ángulo de ceñida para pasar por el norte, así que no queda otra que intentarlo por el sur.

Pero a medida que nos acercamos a Syros vemos la existencia de un pequeño puerto en una ensenada protegida de los vientos del norte. Como vamos sin prisas decidimos hacer una visita al puerto de Finikas


Se trata de un pequeño puerto, donde apenas caben dentro diez barcos  y en el que hay la posibilidad de amarrarse en la cara externa del muelle, como siempre fondeando el ancla y dando largos al muelle, que queda a distancia de escala y donde hay torretas de agua y electricidad a un precio de 17 euros diarios.


Se trata de un puerto, básicamente de pequeñas barcas de pesca y motoras deportivas, enclavado en un pueblo que se antoja como de vacaciones, con tres o cuatro sitios donde poder comer y luego hoteles y apartamentos que sew dispersan por las playas adyacentes.


Al poco de llegar nosotros, con el muelle exterior casi vacío se llena en menos de una hora, teniendo el resto de los barcos que quedarse fondeados al ancla en la ensenada.



Durante nuestro paseo descubrimos esta singular aplicación de un reciclado balcón de proa de embarcación, que será muy del gusto de muchos de mis amigos poco dados al descanso de el baile de las olas.



domingo

27 y 28 de Mayo 2017 .- !! MELTEMI ¡¡

Amarrados en la isla de Kithnos, la previsión es de vientos del norte, y aunque esta vez no tienen aún las características de un Meltemi, bueno está el prepararse para la ocasión.


Lo primero que hacemos es que en cuanto queda un hueco libre en el interior del puerto, trasladamos el barco, pues en el derrotero dice que las olas llegan a ser muy molestas e incluso peligrosas amarrados en la cara externa del puerto.


Así que no ponemos manos a la obra y dejamos el barco encajado con calzador entre los otros barcos. El contramaestre hace milagros encontrando huecos para todos.
Por suerte esta vez el viento no supera en las rachas los 35 nudos y se puede estar bastante tranquilo


Cuando se navega por Grecis y especialmente en las islas Cícladas es imprescindible saber y conocer el viento Meltemi. Puede jugar un papel muy importante en nuestra travesía navegando por las islas griegas.

Se trata de fuertes vientos térmicos de componente norte, cálidos y secos y sobre todo intensos y persistentes. Los veremos aparecer en los meses cálidos, especialmente en julio y agosto. Una reacción de la propia naturaleza para compensar las altas temperaturas. Llegan con facilidad a fuerza siete y ocho en la escala beaufort. Es bien sabido que con tales condiciones de viento no es recomendable navegar. 



Los Meltemi se deben principalmente a la profunda depresión continental centrada en el suroeste de Asia y que sopla de una dirección que podría ser cualquier sitio entre el noreste y el noroeste dependiendo de la topografía local; el tiempo con meltemi es ordinariamente bueno y despejado, los vientos septentrionales templan el intenso calor del verano en la región.