jueves

23-09 Cartagena Roquetas

La travesía de Cartagena a Roquetas en Almería son unas 110 millas Es una de las rutas que llevo guardadas en el navegador y que hemos hecho muchas veces, Y en la que hay que salir temprano si se quiere llegar de día, así que hacia las cuatro de la mañana soltamos amarras para ir a hacer gasoil al poste de auto-servicio

Un marinero que nos ve haciendo la maniobra nos pregunta a donde vamos y nos dice que aprovecha y va él por delante. Me sorprende tanta amabilidad en hora tan temprana, pero al llegar al poste del gasoil ( hay que dar la vuelta a todo el Club Náutico y los espigones nuevos de los grandes cruceros) descubro el motivo de que el marinero valla hasta el poste ( es la primera vez).

En realidad lo que va es a aprovechar que yo voy alla para quitar de en medio a dos barcos franceses, que se han abarloado "de estrangis" a la gasolinera, a pasar la noche. Sinceramente me da mucha rabia que me utilicen como escusa para hecharlos, ya que yo podía haber hecho mi repostaje sin mas problemas, abarloado a alguno de ellos. Y es que yo he dormido muchas noches en las gasolineras, ya que normalmente tanto este sitio como los muelles de espera no te cobran en casi ningún sitio.

Sin embargo una vez en Almerimar, llegué a las 7 de la mañana, y por tanto esperando una hora amarrado y me quedé dormido en la bañera hasta que llega el marinero de la gasolinera y me sirve el combustible. Cuando termino me dice que pase por la capitanía a liquidar el importe del atraque. Naturalmente dije que "de eso nada monada" y empezó la bronca que terminó con la amenaza de inmobilizarme el barco con una cadena, a lo que contesté, enarbolando el bichero y retando al marinero a ver si tenia mas "de eso" que yo.

Total un "númerito" que me llevó encendidotodo el resto de la travesía hasta Benalmádena. Al llegar le cuento lo sucedido al Capitán de puerto y me dice que ellos hacen lo mismo, pues quieren acabar con "la piratería de esos vagabundos que se aprovechan de nuestra hospitalidad (sic)".

Total que al final cada vez se ven mas barcos que pasan la noche fondeados en la bocana de los puertos, pues ni tan siquiera en los marcados como fondeaderos en las cartas y derroteros ( Motril, Torrevieja, etc) permiten el pasar unas horas y descansar amarrado a veces solo dos o tres horas para seguir viaje.

Enfín. Nuestra travesía es cómoda y el avisado poniente que comenzaría en Cabo de Gata, no se presenta y llegamos a una hora "decente" a Roquetas, donde en el muelle de espera y de pago atracamos.

Nos está esperando muchos de nuestros amigos de Roquetas. Algunos han venido solo a darnos un abrazo al enterarse de nuestra llegada. Como siempre llegar a Roquetas es para nosotros como llegar a nuestra casa. Es dificil encontrar un puerto con mas ambiente de compañerismo entre los navegantes. Para nosotros es parada obligada en todos nuestros viajes. Pasaremos aquí un par de dias y les acompañaremos a una regata a Almerimar el domingo.

20, 21 y 22-09 Cartagena

A las doce de la mañana hemos recalado en Cartagena, donde nos está esperando nuestro viejo amigo "El Piloto" que se ha desplazado hasta el puerto para darnos la bien venida. Será mi anfitrión a lo largo de estos dias en  Cartagena.
Este es un puerto al que siempre me gusta llegar. Huele a Hogar, y mas este viaje en el que hace casi cinco meses que no piso tierra española.
Agus, se marcha muy temprano a coger el tren, pues tiene intención de trabajar el mismo lunes. Lo hace en silencio y no me despierta. Es posible que lo hayan asustado los ronquidos que saldrían de mi camarote. Gracias, Agustin, ha sido una gran experiencia el navegar contigo.
 El Piloto se vuelca en atenciones conmigo, me lleva al hipermercado, donde disfruto como un niño al volver a ver nuestros super abastecidos supermercados, sobre todo de latas.
No es que en las zonas en que hemos estado haya falta de alimentos, incluso diría que la calidad de los perecederos es muy buena, pero nos hemos acostumbrado a la comida enlatada y poder compra lentejas cocidas o judias verdes o ... Es otra cosa.

De nuevo peleo con el ordenador para que pueda trabajar con las Simm de prepago españolas, caras y lentas, comparadas con las italianas o griegas. Hago alguna operación mal y me cuesta trabajo conectarme. También está que la conexión tarda casi 24 horas en serte concedida a pesar de que han dicho que era " automático"
Cartagena está en fiestas. Cartagineses y Romanos se pasean por la ciudad a todas horas y hay representaciones teatrales de las fases mas importantes en un pequeño teatro que han montado cerca del puerto. Cuando se cruzan una cuadrilla de Cartagineses y Romanos se entablan "feroces" batallas en las que nadie sale demasiado perjudicado y desde luego sin riesgo de infección dado el uso masivo del alcohol.

Pero asisto a una derrota de una patrulla Cartaginesa por un simple "Segurata" que les impide pasar al nuevo muelle que han colocado al lado del Club Náutico, donde atracan los grandes cruceros. El relaciones publicas del barco insiste y el de seguridad "erre que erre". Así que se tienen que dar la vuelta.

 Como en el barco con El Piloto una" llampua" que ha pescado Agustín. Es la primera vez que veo este pescado y despues de preguntar decido hacerlo a la papillot con verduras y es un acierto. Se trata de una especie de pseudo-tunido y portanto con tendencia quedar muy seco.

Recuerdo a Agustín trabajando la captura, ( fueron 2) donde deliveradamente no le quité toda la velocidad al barco, para que sintiera "como tiraba el bicho". En la pelea la otra caña se engancha en la mecha del timón. No lo duda agustín. se tira al agua y la desengancha sin mas problemas. Mientras tanto la llampua salta y salta por la bañera poniendolo todo perdido de escamas y sangre.

 Aprovecho el descanso para leer la prensa española y pasear por esta dinámica ciudad que cambia de aspecto cada vez que vuelvo. Hoy le toca el turno a lasc onstrucciones cercanas al puerto donde han colocado el museo arqueológico, que no consigo ver por dentro.
Otro cofrade del Foro de la Taberna del Puerto, Libra, hace gestiones en el club y me pasan al muelle de la entrada donde el barco ni se mueve en comparación con los pantalanes. Aprovecho que es un gran experto en temas de inoxidable, para consultarle algunas dudas sobre los trabajos que quiero hacer durante este invierno. Por cierto que ha hecho gestiones para que a los cofrades de "La taberna del Puerto" nos hagan un descuento del 20 % en la estancia en el puerto. Otro motivo mas para que Cartagena quede como punto fijo de nuestra ruta.

La estación de autobuses y la estación de tren están a un paseo del puerto y hacia alla me dirijo a recoger a Lola, que quiere acompañarme estos últimos dias. Hace casi un mes que no nos vemos, y ... Pero esa es otra historia que no es de esta bitácora.

domingo

16 a 19 de Cagliari a Cartagena

Salimos de Cágliari a la hora en que nos permiten hacer gasoil y con intención de asomar la nariz al canal de Cerdeña-Menorca y tomar una decisión. El tiempo es bueno y decidimos seguir... y seguir ... y seguir
Así que con una escala técnica en Cal D´Or para recargar Gasoil seguimos viaje hasta Cartagena. Solo tenemos viento ¡¡Como no!!  por la proa, en la zona de Cabrera, pero el resto es casi todo a motor. El viaje lo va acontar en primera persona Agustín "Genovés", pero yo quiero hacer antes algunas consideraciones.

No puedo dejar de preguntarme que es lo que impulsa a estos fabulosos personajes a dejar todo, coger un avión y meterse en una paliza de transporte de un barco de un desconocido. Pero lo que si sé, ahora sentado en mi casa y con el barco amarrado a pasar el invierno en su base es que si no hubiera sido por su ayuda es muy posible que aún andubiera por esos puertos de Dios.

Sus horarios de vuelo y sus compromisos de estar a fecha fija en un determinado sitio han trastocado mucho mi manera de navegar, sin fechas ni horarios. Lola y yo y mucho menos yo solo nunca hubieramos salido de Palermo con avería y aviso de mal tiempo, ni hubieramos estado 90 horas navegando sin parar en una travesía de 500 millas.

Pero no sabía ninguna otra forma de agradecerselo que forzando la marcha para que llegaran a su destino y mucho mas Agustín que de toda la semana prevista solo navegó cuatro dias.
O deviar el rumbo para pasar por los Freus de Ibiza, con un Agus soñador mirando las estrellas, aunque eso nos desviara de la ruta lógica a seguir
O meterme en la cocina y darles de comer lo mejor posible y conversar con ellos de la forma mas extrovertida posible.

El relato de "Agus" ocupa 8 páginas y lo he reducido un poco, esperando que los cortes no saquen nada de contexto, pero puedan dar una idea de nuestro viaje juntos, que de acuerdo con él "toca repetirlo"

Tiene la palabra mi nuevo amigo Agustín, alias "Genovés"

"Lun 13/9/10
…Desde lo alto de la ciudad, bajo otra vez al puerto, a admirar algunos barcos de la Marina Karalis. Me acerco al buque escuela de Indonesia atracado allí, el ‘Dewaruci’, una fragata de acero de tres palos, que escora impresionantemente amarrado al puerto como consecuencia del fortísimo viento que sopla esa tarde. Y es que la tralla que se están comiendo mis amigos es de escándalo, las olas dentro del puerto son una pasada, ojimetricamente me sale entre F7-8; weatheronline da rayitas a las flechas que asustan, lo menos 3 y media, o sea 35 nudos, que en rachas darán 40 ó 45, estos se van a acordar del Palermo – Cagliari…

Mar 14/9/10

...Me llama Alberto, 'Capitán Teach', con voz de jo...cansado para darme su posición y pedirme que busque como sea un mecánico de VOLVO y ahí, sintiéndome ya necesario, pongo en marcha ese Mcguiver oculto que todo patrón lleva dentro…


… me dice que atracan en la Marina del Sole, una marina cutrísima, sus pantalanes de tablones parece que se van a romper en cada paso y que te vas a colar al mar de descuajaringados que están, llena de mierda, trastos y perros sarnosos, con dos casetas prefabricadas como duchas o vater y un bar/oficina/biblioteca en una jaima, glamour no tiene, no, pero es que es un poco 'carburo'. Está llena de barcos extranjeros, porque es más barato…


... Le ofrezco a Jefe Teach que me de la lista de la compra y le traigo lo que diga, pero me dice que eso lo quiere elegir él, luego sabré por qué, como buen cocinero selecciona con mimo y destreza cada tomate, cada pepino, cada bolsa de cada producto, y supongo que se sale de la lista maquinando a cada paso los platos que después va a elaborar a bordo, mentalmente los verá cocer en las cacerolas o sartenes, siente los olores ya sazonados, discriminando las calidades de una forma anticipada a la preparación del producto que ha seleccionado. Veo que en esta materia no deja nada al azar…


… Antes de largar amarras, Alberto me hace entrega de un cacharrito amarillo, como una petaca de wiski de la que no me desprenderé casi ni para dormir, es el ‘Hombre al Agua’ del sistema que lleva el barco. Él lleva el otro en el bolsillo, y en la bitácora está el detector. A ambos lados de la bañera ponemos los chalecos automáticos con arnés, cogidos a las líneas de vida interiores de la bañera, por los laterales de las bandas discurren otras dos hasta proa...


…Alberto tiene más ganas que yo de llegar, han sido muchos contratiempos en el viaje de este año. A bordo hablamos y hablamos y hablamos, funcionarios, administración, contratos públicos, políticos, sistema democrático, crisis actual y pasadas, doctorado en estructuras, la puta mili, Milan del Bosch, tertulias, colegios profesionales, sistema educativo, drogas, adolescencia, hijos, esposas, separaciones, antiguos amores, futuro, barcos de ensueño, barcos con 'carburo', barrenderos, dioses, la taberna del puerto, los cofrades, Anavre, Rueda de navegantes, titulaciones náuticas, seguridad a bordo activa y pasiva, las federaciones de vela, cartografía, el Datum de las proyecciones cartográficas...

…Me enseña las funciones del piloto, conectado vía NMEA al plotter, pero me enseña la frase que nos perseguirá toda la travesía, ‘no mi toqui li bottoni’,…

…A mediodía, Alberto se sumerge en la cocina que comienza a desprender fragancias de especias y salsas, hoy de nuevo comida buenísima, pollo a la tunecina con couscous, es una pasada lo que le dedica este hombre a la buena vida, es como Chanquete pero en sibarita, la verdad es que no había visto a nadie cocinar más de una hora en un barco, con tanta instrumentación, con tanta precisión, con tanto cariño y con tan fantástico resultado. La bodega del CAPITAN TEACH es una pasada, que no envidia la del mismísimo restaurante de Arzak, con quien por cierto Alberto ha comido, y es que le gusta vivir bien, puede y se lo monta para que sea así, yo llevaba 3 años admirándolo en su blog, ahora me lo está confirmando fuera de la literatura, en vivo y en directo…


Sab 18/09/10

…salimos rumbo a Ibiza, pero con un fuerza 6-7 de proa y fuerte marejada, que nos obliga a hacer bordos con motor y mayor para superar el Cabo Salinas en Mallorca y pasar entre este y la isla de Cabrera, vamos muy forzados pero cómodos, yo estoy por fin disfrutando del mar, me hubiera gustado poner vela e ir solo contra viento y mar, pero, entre que nos abriría el ángulo y que Alberto no tiene ganas de forzar la máquina, lo dejamos así, con la mayor muy plana y haciendo unos 20º al aparente…

…Pasado Cabrera baja algo el viento, a unos 20 nudos y largamos por fin trinqueta, dándole alegría al barco, que llega a los 7.8' en ceñida, pero ayudados siempre por el motor, que se está portando…

…Al fondo en nuestra popa al E de Mallorca se ve perfecta una tormenta que anunciaron en el parte como 'aviso de temporal al NE de Mallorca y Menorca, con rissaga en Ciudadela que obliga a cerrar el puerto'…

…Hoy ya comemos de delicatessen, estofado de buey turco con puré de castañas y confitura de frutas del bosque. Vamos en progresión, no sé cómo va a acabar esto.

Seguimos a motor y vela, poco a poco, por la tarde, el viento ha bajado a F3-4 y roló a NW, lo que permite un cómodo descuartelar, en seguida se divisa la costa de Ibiza.

…A la hora de comer, Alberto decide poner la Mayor para estabilizar, ya que íbamos hasta hace un rato solo con Génova dando bandazos y lo hemos quitado, por lo que navegábamos a palo seco, cuando voy a tirar del pajarín y él del enrrollador, esta no sale, de pronto Jefe Teach grita como poseido por el fantasma del barco de los gafes ‘¡¡¡NO ME JODAS AGUSTÍN!!!’, que repite hasta cinco veces, temiendo yo que coja el cuchillo de pesca que cuelga de la bitácora (porque aun no entiendo o no quiero entender nada) ¡¡¡ QUE HAS ENRROLLADO AL REVÉS LA MAYOR!!!, y es ese momento en que uno quiere convertirse en cucaracha y esconderse por debajo de las maderas del tablao de la sentina, blanco, pálido y en silencio, mi mente ve una grúa que debe levantar el enorme palo de dos crucetas, desmontar ese estúpido engranaje que introduce la vela en el palo con suerte mas o menos colocada…
 …Varios minutos después, su cabreo ha bajado algo, ya no pienso en el cuchilloo de pesca entre los dientes, y nos aproamos (al mínimo viento reinante de unos 7’) y sacamos perfectamente la mayor sin que los cabos del winche flojos rocen, luego el problema no era tan grave, pese a que por el razonamiento del Patrón, que al enrollar a la inversa, las fundas de los sables pueden engancharse en un perfil que precisamente han puesto los de SELDEN a mala leche para que se enganchen los sables de las putas mayores enrollables ¿?. Por suerte la vela está muy nueva, con ningún descosido y ha salido perfectamente. Teach lleva un sinfín de averías este viaje, y la sola suposición de que el problema era muy grave, le ha hecho montar en cólera, aunque al rato se le ha pasado. Pero quien se ha quedado enganchado y enrrollado en el palo, soy yo, tal vez malacostumbrado con otros patrones, y pese a pensar que donde gruñe patrón no discute marinero, tal vez este no era el sistema, tal vez este no era el sitio, tal vez estas no eran mis vacaciones. Menos mal que poco después pica la caña de Er y capturamos una llampuga preciosa, verde y dorada, como de medio kilo, y poco después la de BR, esta vez con una más grande de más de un kilo que pone perdidas de sangre la bañera y las colchonetas…
 

…Han sido casi cuatro días, 90 horas de navegación, 527’ prácticamente todas a motor, y pocas experiencias a destacar de navegación, pero si una de las que considero más importantes a bordo, la convivencia, con un casi desconocido con muchísima más experiencia que yo, en la que él es el patrón y yo el marinero, muchas horas, muchos días, muchas noches. No quiero que un pequeño roce suponga arruinar un viaje o una amistad por lo demás fantásticas; hemos vivido más historias de bañera como para no superar esto; me ha faltado más mar y más viento. El domingo por la mañana tuve la sensación de tirar por la borda mis vacaciones que debería haber empezado diez días antes, pero por la noche pensé que la experiencia había valido la pena…

Así que toca repetirlo"