sábado

29-05--2010.- De Cassopeto a Corfú

Ha llegado el momento de cambiar el chip. Se acabaron las palizas de travesias largas y ahora llega el relax. Hemos dormido hasta que nos hemos despertado. Hemos desayunado tranquilamente en la bañera conversando con nuestros vecinos de muelle, unos franceses muy agradables. Hemos salido a hacer fotos de la ensenada.

Y no todo ha sido tan de color de rosa, pues anoche, sobre las 3 de la mañana, intentaba atracar un 50 pies que casi se deja el timón contralas piedras junto al malecón. Con los ruidos salimos el Francés y yo a ver que pasaba, ambos en pijama. Soplaba un poco de viento, no mucho, pero lo suficiente para que la pelea de zodiac y cabos largos a tierra para dejar el barco medio atado, hacía asomar caras de mucho cansancio en los tripulantes. Luego todos a dormir

.
De este pequeño puerto a Corfú ( Kerkira en las cartas) solo hay unas 20 millas, que hacemos sin mas tropiezos, llegando esta vez al puerto del Club Náutico, al sur  del castillo. El mas barato de los atraques de la zona, y además mucho mas centrico que la Marina Gouvia, donde no hay de nada.

Hay otro atarque posible, gratuito, en el puerto en construcción, junto a la terminal de los ferrys pero hay que estar abarloados a pesqueros y pilla un poco lejos. Bajo el castillo al Norte hay otro puerto, pero es muy, muy caro.


Pedimos el papel en la marina de que estamos atracados en ese puerto para ir a conseguir una tarjeta de prepago de Vodafón Internet, pero la " funcionaria" de turno, despues de tenernos casi dos horas esperando, nos dice que no puede hacer nada, pues nos falta el sello en el certificado que nos han hecho en el club. Sumado que la hora ha cambiado, que es sábado y que no abren por la tarde, nos toca quedarnos hasta el lunes en Corfú.

Nos viene bien, así haremos la entrada oficial en el pais, ya que nos han dicho que la autoridad portuaria trabaja 24/sobre 24 horas Y de paso descansamos.

Con un Wifi que capturo despues de muchas vueltas, me entero de que nuestros amigos están todos  desperdigados por esos mares de Dios. Los mas cercanos de los españoles son Rafa, con el Corfú II, retenido en Tunez por el temporal, Fernando con el Ralip V que ya está en Turquía, y Johan(bueno, este es holandes, pero se lo hemos perdonado)  y Silvia con el Alea, por el dodecanaso camino del Oeste.

¿Coincidiremos todos en alguna cala este año?




28 y 29 /05/2010.- De Rochela a Cassopio

A las seis de la mañana y en el mas absoluto silencio, empieza el desfile de barcos que no podemos esperar a que se abra una oficina para ir a hacer los trámites de salida y pagar. Así que nos despedimos a la francesa y salimos con otros ocho veleros en diferentes direcciones.


Nosotros, que ya nos hemos hecho a las palizas de mas de 100 millas, decidimos apuntar directamente a Santa María de Leuca.

En otras ocasiones hemos parado en Crotone para hacer noche y gasoil, pero nuestros cálculos hacen que podamos estar en Leuca sobre las doce a una de la noche , dormir fondeados en la bocana del puerto y hacer gasoil por la mañana para seguir viaje.

Todo va sobre ruedas, pues un viento fresquito por la aleta nos lleva a seis, siete nudos hacia nuestro destino.

El problema es que tanto viento está formando algo de mar y efectivamente cuando llegamos a las cercanias de Leuca, el mar está incómodo. Solo hay un barco fondeado y da saltos como un loco.

Intentamos entrar pero no localizamos las luces del puerto. A pesar de que Leuca es un pueblo no muy grande, las luces del paseo marítimo son muy brillantes y molestas. Nos vamos hacia el espigón exterior y vamos rodeando, hasta que vemos que faltan las luces tanto en la entrada del puerto como en el antepuerto. Cansados, pues son casi las dos de la mañana, nos amarramos en la marina y a dormir un rato.

A las siete nos vamos hasta la gasolinera, donde llenamos los tanques y muy amable el marinero nos dice que nos ha visto entrar por la noche y que por cinco horas no nos va a cobrar nada, con lo que se gana una buena propina y todos tan contentos.



Al salir del puerto, afortunadamente muy despacio, nos clavamos en la arena que esta cerrando la entrada. Afortunadamente por la noche entramos por la otra parte que si tiene calado. No hay ninguna señalización del bajo. Afortunadamente salimos marcha atras sin problemas y apuntamos a la isla de Kerkira (Corfú)
El cruce de este "canal" está lleno de cruces con los grandes barcos que salen del Adriatico, pero el AIS da una gran tranquilidad, aunque a veces hay que tener una fe muy ciega para creerse que de cverdad puedes pasar por la proa de ese monstruo que llevas viendo media hora entre los obenques.


A las 04:30 UTC contactamos con Rafael "Veleronagui" en HF, que está en Granada ( mas de 1000 millas), al que escuchamos como si estubiera delante de nosotros. A nosotros también nos reciben perfecto. Estamos utilizando la frecuencia de 14355 khz en modo USB.
Tenemos la suerte de que uno de los dos atraques con calado de Kassopeto nos esté esperando.


Soltamos el ancla, bajamos la zodiak, largamos cadena y nos quedamos amarrados por popa al muelle.

Es nuestro primer puerto Griego y el fin de este "transporte" de casi 1400 millas por el Mediterraneo.

A partir de aquí comienzan las verdaderas vacaciones.

jueves

27-05-2010.- De Lipari a Rochela Ionica

Salimos el dia 27 en dirección al estrecho de Mesina con viento totalmente en calma y la mar como un espejo, lo que nos permite navegar a buena velocidad y llegar a la embocadura del estrecho a tiempo de coger la corriente a favor, según los cálculos que hemos hecho con el derrotero y las condiciones de marea en Gibraltar ( he dicho Gibraltar y es lo que dice el derrotero).

Al entrar gtenemos la suerte de poder pasar cerca de uno de los barcos que se dedican a la pesca de los atunes gigantes. Se trata de unos barcos pequeños, de no mas de 8 metros de eslora, que llevan sobre la cubierta una estructura que les permita ver y acercarse a las piezas a capturar. 

En lo alto, a unos 25 metros de altura, se encuentran el patron y un oteador, que tienen el control del barco con un sistema de poleas o mas modernamente de hidráulicos . Si pensamos que el viento nada mas entrar al estrecho a subido a 20 nudos y la mar se ha comenzado a agitar bastante, cabe suponer que estar alla arriba debe ser toda una proeza. Desde luego para mi impensable con el miedo que tengo a las alturas.


 A proa de la embarcación sobresale una estructura de otros 25 o 30 metros, protegida por unos guardamancebos y que termina en una plataforma donde ya están preparados los arpones. A veces se ve salir corriendo a un tripulante hacia esta zona y es que se ha avistado algún atún. Nos hemos quedado sin ver una captura, y saber si los arpones son manuales, como los de Moby Dik, o son explosivos.

No me parece mal el sistema, pues es muy selectivo si solo se capturan presas de tamaño superior a un determinado valor


La navegación en este estrecho es cualquier cosa menos aburrida. El AIS recoge 34 barcos, muchos de los cuales son un tipo de ferry " capicua" igual por una y otra punta, que unen la isla de Sicilia con el continente y que hacen una rutas impensables en fucnión de las mareas y corrientes, caminando mas de costado que de frente. hay que tener una buena dosis de sangre fria y desde luego, y aunque en las cartas haya señalado un separador de tráfico, cederles el paso aunque vengan atravesando este separador de un lado a otro

 

Luego hay que poner atención a los aerodeslizadores que se mueven como cohetes y se te hechan encima en pocos segundos. A estos mejor dejarles que maniobren ellos.

Para que os hagais una idea incorporo esta foto muy muy mala de la bitácora del barco, donde se vé que con solo el génova al 100 J ( enroscado) y con viento por la aleta de 15 nudos, vamos haciendo 10,7 nudos de velocidad sobre el fondo, mientras que la corredera solo marca 6,6 nudos . En la realidad llegamnos a ver 11.4 de Velocidad sobre el fondo


 

En cuanto se acaba el estrecho, ya sabemos que nos toca entrar por el norte de la Jónicas, pues nuestro plan de ir a Siracusa, tropieza con que en la próxima semana el viento estaría del Este, por lo que serian cinco dias de espera en Siracusa para luego hacer 250 millas con el viento no muy definido. Otra vez resbalaremos Italia hasta Corfú.

A las 9 de la noche llegamos a Rochela Ionica, que le han dragado la bocana y tiene ahora sondas de mas de dos metros y medio. Han hecho reformas. Han puesto un grifo ( solo uno) de agua y también un cartel que dice que la "comunite-ayuntamiento" se ha hecho cargo de la gestión y que hay que pagar 20 Euros diarios sea cual sea la eslora del barco Oficina en "la la la la " y que funciona de 9H a 18 H .

Lugar de paso de navegantes mediterraneos, se nota en el simple hecho de que a pesar de la hora, salen de dos barcos vecinos a ayudarnos con las amarras. Noche tranquila y serena

martes

25 de mayo- Un paseo por la ciudad de Lipari


El Lípari nos hemos amarrado a unos pantalanes flotantes que hay frente a la ciudad( 40 €). Hay una marina mas cerrada pero está bastante lejos para ir caminando. Dos amarras por proa y cuatro por popa, solo para sujetar el terrible balanceo del barco cada vez que uno de los interminables ferrys o aero-deslizadores hace su entrada o salida.


Nos juran que por la noche se queda tranquilo. La verdad es que cuando hemos llegado a las seis de la mañana al pontón de la gasolinera estaba casi lleno, pero a las siete y media cuando hemos entrado solo estábamos nosotros. Dejamos el barco y salimos a pasear por la ciudad.



Lípari es un sitio que en verano se llena de glamour y se nota en sus tiendas y sus precios en las tiendas, vamos, un “ caza guiris”.

Encontramos una tienda vodafon y no podemos comprar la tarjeta pre-pago porque el ordenador les pide un código fiscal italiano y nosotros no lo tenemos. Nos dirigen a la Gendarmería donde según ellos nos darán un NIF para Italia en pocos minutos.



Cuando llegamos a la comisaría ( un segundo piso sin ascensor) nos recibe un policia de uniforme de poco mas de 20 años que no sabe donde tiene lo de atrás y lo de delante, pero aparece para nuestra salvación el comisario y una vez contado el caso, lo resuelve a base de hacer una llamada a la tienda de telefonía mas cercana ( no vodafon, sino TIM) y decirle poco mas o menos al dependiente: “Si te mando a unos extranjeros que son amigos mios y que necesitan una tarjeta de “internete” urgente ¿A que no hace falta el NIF Italiano?¿A que se lo das con solo el DNI español?. No, si yo sabía que puedo contar contigo”

En quince minutos salimos con la tarjeta, activada y cargada con una oferta de 19 euros por un mes con 100 horas de navegación, tráfico ilimitado y que anda a una velocidad que ya quisiera yo en mi super-red del despacho.

He confirmado dos cosas: Una, que la policía no es tonta en ningún sitio y, otra, que lo malo es ser español viviendo en España.



El paseo nos lleva hasta lo alto del pueblo, coronado por una bonita iglesia y una buena vistas. Todo por unas calles limpias y llenas de tiendas de recuerdos y donde también pretenden venderte un cocodrilo de lata hecho en Mali, diciendo que se trata de una salamandra típica de Lípari. Lo de la salamandra me suena de algo, de otras tierras y de otras latitudes y longitudes.



Comemos muy bien en una pizzería, mientras un “ragazzo” pasa y aparca su fenomenal “maserati” ante la admiración de todos. Le debe hacer todas las carreteras de la isla en 20 segundos. Así todo no le ha hecho crecer, pues lleva calzado con alzas de casi tres centímetros. Permite a todas las “Ragazzas” y a algunos guapos “Ragazzos” fotografiarse con el coche. Luego recoge a su copiloto, un musculoso muchacho cuyos bipces y tripces se salen del coche, y se marcha haciendo ruido, ruido, mucho ruido, entre aplausos de la concurrencia (???).


Volvemos al barco después de desistir de comprar unos muelles para las amarras al precio de 95 euros unidad ( son los que acastillaje vende a 19 euros).

Ya en el barco nos vemos una pelicula en la TV mientras cenamos un poco de vino fino y un poco de jamon y queso. Dormimos bien, sin dar botes

No he podido contactar con la emisora de Onda corta con nadie, aunque hay mucha actividad en otras frecuencias.

Y ahora la nota escatológica. Creo que el cartel no hace precisamente referencia al correo, aunque menciona la "carta" el hecho de estar en el frontal de un servicio público....

lunes

23 y 24 de mayo 2010.- Carloforte ¿a Ustica? ...¡a Lipari!.-



El sábado por la tarde ha sido imposible obtener una tarjeta de pre-pago italiana para el módem del ordenador. Como el año pasado en este mismo puerto, no hay un centro vodafone y solo alguna pequeña tienda o estanco que hace recargas y tienen que mandar la documentación a una central que no trabaja hasta el lunes.

En la marina Sigfredi me dan un permiso para conectarme a su wi-fi por una hora y a la vista de la información meteorológica hay que tomar una determinación importante.pues se está formando una borrasca en la zona de Libia y Tunez, que seguramente va a subir hasta el estrecho de Sicilia en un par de dias.

Si paramos en Cágliari para ir a vodafón el lunes, nos pilla seguro, mientras que ahora mismo las previsiones son de mar como una balsa para los próximos dos dias.

La suerte está hechada. Saltaremos a Sicilia, en concreto pensamos que a Palermo y vamos ganando dias de este Viaje, saliendo de los puertos de Italia tan caros. De ir por Malta ni pensarlo. Parece que se va a liar una buena.

Así que motor y mas motor.

Un amigo me decía hace pocos dias que navegando a vela estaba mucho mas cerca Nueva York que Atenas. Si sales a vela desde Málaga en mas o menos un mes seguro que estas en Nueva York. Si se te da la cosa mal puedes tardar dos meses. Si intentas ir a vela desde Málaga hasta Grecia... puedes no llegar nunca, pues cuando has conseguido avanzar un poco debes salir huyendo de un temporal en dirección contraria. Y si no que se lo pregunten a Ulises.



Afortunadamente el motor nos impulsa sobre los siete nudos, lo que nos permite hacer el trayecto sin mas problemas que atender al radart y al Ais, que casi no se mueven por falta de compañía.

A las 16:30 UTC conectamos por via de HF, con nuestro amigo Ignacio que está navegando en ese momentode Ibiza a Valencia, cerca de Vedra mientras que nosotros estamos 25 millas al sur de Cagliari. La frecuencia utilizada es de 14333 Khz en modo USB y forma parte de un plan de establecer una frecuencia para el enlace de los navegantes en Castellano, al igual que existen en Ingles y Alemán en este area del mundo o en las aguas del caribe o el pacífico. Contacto, ayuda, meteorología y otros muchos mas objetivos. Una idea en la que estoy sirviendo de conejito de indias haciendo contacto ( de momento intentando hacerlo) todos los dias. Esperemos que no sea algo que caiga en manos de algún ególatra como el que todos pensais y en vez de hacer una rueda hacemos un freno de mano.

Intentamos pescar algo interesante y … casi lo conseguimos. El resultado es un cañero arrancado. Y pérdida del reclamo.El tirón a sido brutal. La caña, de 80 libras, con un Pen 12/0 y un muestra Alco de 25cm, no ha aguantado el asalto. El problema es que cuando vas a 7 nudos en un velero, el pescado tira mucho y el hilo sale a toda velocidad desde el carrete. Pero una vuelta poco apretada ha permitido que se mordiera el hilo trenzado y ha partido el virador ( que aguanta pescados de 200 kg). Afortunadamente congelamos salmón del “Macro”, porque este año atún vamos a comer poco.

Hemos puesto proa a Ustica, una isla frente a Sicilia al norte de Palermo, donde vamos a llegar a la caida de la tarde de nuestro segundo día de navegación sin parar.



Ya conocemos este puerto y tiene una gasolinera, pero solo pueden atenderte cuando salgan los pesqueros a las siete de la mañana. Y además el canal 16 y el 68 emiten constantemente el “aviso de Burrasca” y aún estamos enfilados por el estrecho de Sicilia y Tunez.

Aunque el puerto es muy bucólico, no ofrece ningún tipo de protección fiable y decidimos continuar, pero no hasta Palermo, sino hasta Lipari, en las Eólicas, que además es el que nos falta de conocer de estas Islas volcánicas.



Así que trasvasamos otros 90 litros de gasoil de los tanques de reserva y otra noche mas y llegamos

Lípari, pasando por entre las piedras que dicen ser las famosas Scilla y Charybdis de Ulises, Aunque valla Ud a saber.


El Lípari hay un pontón para hacer gasoil, donde reponemos combustible (257 litros) y decidimos quedarnos un día a ver la ciudad.