viernes

09 A 13 DE JULIO.-ME CAEN 73

Ruta de Monenvasia a Gerakas
 A la búsqueda de un sitio para pasar mi cumpleaños y sin perder de vista que aún nos queda mucho por recorrer hasta Corfú en el Jónico, hacemos un primer pequeño salto hasta Gerakas, con idea de ver si aún existe el restaurante de fusión griego al final de la laguna.

Vista aerea de la zona de fondeo de Gerakas 
Sin embargo han cerrado y sido sustituidos por un matrimonio que no nos ofrece nada nuevo, así que todo se queda en un paseo de un par de kilómetros y una cena estándar de taberna griega. Taramosalata, ensalada y pulpo desecado a la plancha.

Ruta de Gerakas a Spetsei-Zogiorgia

 Al día siguiente, y con una tormenta pegada a la costa del Peloponeso y que no nos llega a alcanzar, hacemos norte a rumbo directo hacia Spetsei, viendo como la cortina de agua cae sobre todos los que han decidido subir costeando.

Fondeaderos de Zogiorgias en Nisos Espetsei
 A mediodía fondeamos en una de nuestras calas preferidas, aunque poco a poco se está poniendo de moda entre los grandes yates, que ahora no les permiten fondearse en la primera de las calas. Como estos yates fondean con cabos atierra ocupan muchísimo espacio y poco a poco se van adueñando de la cala. No se cual es el motivo de haber prohibido el fondeo en la primera de las calas, donde hay un buen restaurante que es lo que van buscando las tripulaciones de esos grandes yates. Así todo sigue oliendo a pino, las aguas están transparentes y te duermes con el canto de los pavos reales, que te despertarán por la mañana.

Ruta de Spatesei a Poros por Docos
 Nos saltamos mas de veinte sitios que conocemos en estas aguas tan queridas y navegadas y nos dirigimos a Poros, con intención de cenar en Caravolos. Pero no tienen caracoles ya en la carta. solo si se hace una reserva y por encargo. Quizás haya llegado el momento de eliminarlo de nuestras preferencias.Así que cocinamos una pierna de cordero que compramos en Gálatas, el puerto que hay enfrente de Poros y Lola hace una tarta de tiramisú, que no se la salta un torero. Nos bebemos la última botella de vino español que nos queda en el barco

Cumpleaños a Bordo
El día 12 navegamos hasta Corfo. Nos cuesta un poco remontar el norte al salir de la ensenada de Poros, pero  en cuanto superamos Methana, la navegación es una delicia a un descuartelar, que casi nos llega para terminar fondeando en la ensenada prevista.

Ruta de Poros a Corfos
 En Corfo también conocemos un restaurante que en su día fue todo un hallazgo. El de Papa George, que muy cariñoso sale de la cocina a saludarnos. Se lo ha montado en plan Croacia, y da amarre a varios barcos directamente al restaurante, con agua y luz gratuitos si te dejas el dinero en la cena. Llegará un momento en que los barcos con solo dos tripulantes, como nosotros no interesen. Ocupamos lo mismo que uno de charter con 10 rusos a bordo ( algún día hablaré de la capacidad de los rusos de meterse hacinados en un barco). Por referncias la sopa de Papap Gerge sigue siendo excelente, pero el precio ha empezado a llegar a ser alarmante.

Zona de atraques a tabernas en Corfos
 Así y todo el fondeo es muy bueno y casi lo preferimos, menos calor, menos ruido  y a tiro de piedra con la auxiliar.
Fondeo de Corfos
Salimos temprano hacia el canal de Corinto, que sigue costando igual que hace años, 158 euros para nuestro barco. Aprovechamos para hacer gasóleo, pero pagamos el-precio mas caro de todo el verano.

Ruta de Corfos a Corinto por el canal
 Nos ordenan entrar a continuación de un megayate que casi toca con las paredes laterales. Han limpiado los desprendimientos de las paredes laterales. el ancho debe ser de en torno a 21 metros. y los barcos de cierto porte deben de ser remolcados por el práctico.
Corinto a pleno ancho
 El canal, que muchas personas creen de la época Griega, es muy reciente, del año 1885 mas o menos, aunque siempre estuvo rondando la cabeza de los gobernantes, desde el emperador Nerón, que incluso comenzó las obras, aunque las paralizó su sucesor, Galva, por ser muy costosas.

Lo que pocas personas conocen es que si hubo una rampa de piedra para cruza el istmo empujando y arrastrando las embarcaciones y de la que aún quedan restos arqueológicos.

El caso es que con sus mas de seis kilómetros es la obra mas larga de este tipo.

Navegando en el canal de Corinto
 Decidimos pasar la noche a la salida del Canal y nos dirigimos hacia el puerto de la ciudad de Cosinto, donde a duras penas podemos entrar en su pequeño y abandonado puerto deportivo, donde un "gorrilla" nos acomoda por 10 euros, a nosotros y a otros tres barcos mas, colocando el cartel de completo.
Puerto "deportivo" de Corinto
 Aunque hay bastante sitio utilizable, está atravesado de fondeos " de aquella manera" y es casi imposible colocarse fuera de las cabeceras de los dos pantalanes.

Amarrados a la cabecera del pantalán
 La ciudad parece muy grande y de edificios actuales y decidimos hacer de tripas corazón y dejando el barco bien cerrado, nos vamos a dar una vuelta, encontrando casi inmediatamente el centro comercial, y una zona de bares y tiendas.

Cae la noche sobre Corinto
 Y entre todos ellos un local con una bandera española y de nombre "Morena Spain".

Presencia española en Corinto

lunes

09-07-18 De Ghytion a Monenvasia

Ubicacion del restaurante MATEOS en el puerto vacio de barcos
En Ghytion revisamos nuestro plan de viaje para entrar en el Jónico. Las quejas de todos nuestros amigos sobre  que este año se ha presentado con vientos muy fuertes y continuas tormentas nos hace extremar las precauciones.

Efectivamente la información de todas las páginas consultadas coincide en que lo que nos queda de Peloponeso va a ser con vientos muy fuertes en contra.

Y además en un par de dias es mi cumpleaños y no me apetece pasarlo en alguna cala perdida dando saltos .



Así pues decidimos que la mejor opción es deshacer el camino andado y utilizar el canal de Corinto, con lo que muy de madrugada salimos en la dirección contraria a la que hasta ahora navegábamos volviendo sobre nuestra estela y fezando que en el sarónico no se haya entablado el Meltemi, que nos dejaría entre dos fuegos.

Tal como dan las previsiones, navegamos en popa hasta Elafonisos, doblamos Maleas a motor y remontamos con bastante ola hasta Monenvasia, donde quedamos fondeados de nuevo amarrados al pantalán  del puerto, donde de nuevo nos visita nuestra ya amiga la tortuga.


Nos vamos a cenar a MATEOS, restaurante fácilmente reconocible por la icurriña que preside uno de sus ventanales.

Los dos hermanos, casados respectivamente con una Vasca y una Tailandesa, ofrecen una cocina un tanto diferenciada de la tradicional griega a al que estamos acostumbrados  en los restaurantes turísticos.


Punto obligado de los españoles que navegamos por estas aguas, siempre somos bien recibidos y atendidos en este lugar, donde aparte de su inmejorable colección de cervezas del mundo entero, te puedes encontrar con que tiene jamón, paella o tortilla de patata en el menú.


En concreto yo le comenté que no conseguía encontrar "ñoras" en Grecia y lo veo que sale corriendo hasta su casa y vuelve con una caja de ellas de su despensa particular, que no me cobra y me entrega como un regalo.

Nuestra comida hoy ha consistido en unas gambas rebozadas y fritas, a la manera de los camarones de nuestra querida Andalucía.


No podía faltar la "taramosalata", untable griego a base de huevas de pescado y que preparan mejor que en ningún otro sitio que la haya probado.


Hoy tiene como especialidad unos calamaritos fritos y rebozados que recuerdan también a nuestros chopitos.


Y cerramos la cena con una caballa ahumada, a la que no hace justicia la foto que le he sacado,m y que está jugosa y sabrosa. Es un placer después de tanto desaguisado de los restaurantes que normalmente te vas encontrando.


Junto a nosotros está atracado el Epicur, barco de Barcelona, donde conocemos a Santy y Carmen. pareja que iremos encontrando de forma sucesiva en varios puertos y fondeos.


Al volver al puerto vemos que uno de los barcos ha tratado de tensar la cadena y se la ha traido hasta ponerla a pique, enganchan de de paso la cadena del barco contiguo. Además han orincado el ancla y enredado el cabo en otra de las cadenas.

Total que han liado un buen fregado, que además no sabe como solucionar


Afortunadamente el espíritu de D. Quijote, aún no ha escapado del todo de Santy, a pesar de que como catalán dice encontrarse mas del lado de la " Tabarra " que de la "Tabarnia".

Así y todo se lanza a la auxiliar y tras no pocos esfuerzos consigue deshacer la trabazón, firmando el recibí del enganche de cadenas numero ....