viernes

03-a 07 de Julio.- Puerto de Aegina

Hemos tenido una semana de ruta a mata-caballo donde por falta de viento y en un afán de hacer cada día un fondeo para almorzar a media mañana, un fondeo para comer a medio dia y uno donde pasar la noche, amen de visitar las ciudades mas emblemáticas de esta zona del Argosarónico, nos hemos separado mucho de nuestra habitual forma de navegar.


Así y con ánimo descansar un poco y volver a nuestro ritmo tranquilo, volvemos a Aegina y volvemos a tropezar con la misma piedra.

El puerto de Aegina está situado en el recorrido de todos los barcos que hacen la ruta del Argo-Sarónico y es bastante complicado encontrar un sitio donde amarrar Es un puerto de permanencias muy cortas y por tanto las maniobras de atraque se suceden constantemente. La forma de amarre es largando cadena dando marcha atrás hasta meter el barco en el hueco disponible y dando amarras a algún lugar en tierra, sea noray, argolla, anilla etc que no están precisamente dispuestos para las mangas de nuestros barcos,

Es habitual que al soltar la cadena un barco esta quede cruzada con la de otro, por lo que la forma de recoger luego la cadena tiene su importancia si no se quiere tener un verdadero lío a veces difícil de resolver.

Puede suceder de todo.

Una de las mas cómicas y muy habitual es la del barco que comienza a largar cadena y larga, larga, y larga hasta que toda la cadena sale del pozo y por estar sin atar al final o por fallo de la atadura, toda la cadena y el ancla quedan en el fondo del puerto. ¿y vosotros como lleváis asegurado vuestro fondeo?

Lo que mas cuesta a muchos patrones es largar la suficiente cantidad de cadena, que sorprendentemente, en fondos muy someros es mucha. digamos que para cuatro o cinco metros de fondo lo mínimo suelen ser treinta y cinco o cuarenta metros, y que personalmente suelo largar sesenta pensando en que si alguien me levanta el fondeo poder tener la posibilidad de hacer firme recogiendo unos cuantos metros.

Y es que no todos los puertos tienen buen fondo y si no se suelta suficiente aparece otro problema y es que una vez que están firmes los cabos de popa y cuando empiezas a tensar el fondeo, este va garreando y terminas con el ancla a pico como en la foto.


Si en la maniobra de recogida de la cadena se hace que esta "pasee" por el fondo se termina enganchando otra cadena con el ancla. Esto es tan habitual que hasta existe un artilugio preparado para facilitar el desenganche.


1º.-Se trata de una media luna de inox sujeta con dos cabos. La técnica es simple y efectiva. 
2º.-Se sube con nuestra ancla la cadena que se ha enganchado hasta tenerla cerda de nuestro alcance
3º.-Se pasa la media luna y se sujeta la cadena enganchada tirando de uno de los cabos


4º.-Se deja caer un poco nuestra ancla hasta que desengancha de la cadena contraria
5.º-Se hace firme el otro cabo y se suelta el primero, con lo que la cadena cae al fondo librada.
6º.-Se termina de recoger nuestra ancla


A veces la cosa no es tan sencilla  y el lio es descomunal. Entonces la única solución es deshacer el lio desde una embarcación auxiliar. Al día de hoy no consigo entender como pudieron dejar mi ancla anudada con su cadena.


Por descontado que hay un barco al acecho con depredadores dispuestos a hacerte el trabajo por un "Módico Precio".

En Aegina hemos tropezado con un mecánico que si es cierto el dicho de que un mecánico si es informal es un mal mecánico, debe ser el peor de Grecia. Nos ha tenido detrás de él varias semanas para traer unas piezas y cuando debería de venir a instalarlas ( un par de tornillos y una conexión), empezó la retaila de mañana, mañana, y después terminó con el estoy enfermo con mucha fiebre mandado por mensajes de WhatsAppen mientras pasaba con su novia por delante de nuestras narices.

Cuatro días de padecer este imprescindible /maldito puerto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí