lunes

08-05-2017 Avituallamiento y congelado


Desde que hemos entrado en Poros, el tiempo ha empeorado mucho y hemos de aprovechar el tiempo en hacer cosas pendientes en el barco.

Una de ellas, -y mas con nuestra particular idea de hacer el máximo de comidas a bordo y no salir a tierra a comer salvo que tengamos una referencia de algo muy bueno o muy original-, es avituallar las despensas del barco, para días sucesivos en los que la vida en los fondeos, nos separa de las tiendas.

Y aunque hay Superemercados, bastante bien surtidos, aunque no de las cosas a las que estamos habituados, lo mas habitual es que hay que recurrir a las pequeñas tiendas como esta de frutas y verduras de Poros o las gemelas de Galatas.


El pescado para los españoles, segundo consumidor mundial de esta proteina, los precios son untanto elevados. El día de la foto las sardinas estaban a 7 euros y los cabrachos a 20 euros. Las doradas, de piscifactoría a 14 Euros el kilo.

Existe una posibilidad que es comprar directamente en las barcas de los pescadores, pero en esta zona, las piezas buenas las tienen vendidas de antemano a los restaurantes, que se encargarán de achicharrarlas convenientemente.


La carne, toda excelente, lamentablemente está muy mal representada en Poros por esta carnicería del mercado, cuando lo habitual es encontrar unas carnicerias limpias y muy ordenadas. De echo jamas he comprado nada aquí, siempre lo hago en una muy decorada y limpia carnicería de Galatas.


Ante la dificultad de encontrar carne y pescado B.B.B. para nosotros se ha transformado en imprescindible el congelador que llevo añadido a la nevera del barco.

Compramos en fresco y envasamos al vacio para su posterior congelado.

Para ello utilizamos  una pequeña máquina de envasar al vacío de apenas 180 W. a 220 con lo que en el peor de los casos podemos utilizarla con el inverter


El proceso es simple, preparamos los alimentos eliminando grasas, huesos, espinas, tripas y etc que solo ocuparian sitio en el congelador


Se mete en las bolsas que hemos cortado a medida y se procede a hacer el vacío y sellado.


Una vez preparados todos los alimentos de esta manera y etiquetados y fechados, se introducen en el congelador.


Para hacer el congelador, absolutamente de fabricación casera con la ayuda de nuestro amigo Julian,de Frioextrem experto numero uno de temas de frio en los barcos, aprovechamos el asiento central del barco.  que con seis centímetros de espesor de aislamiento de máximo poder de protección,  un compresor danfox normalito y una placa de 80 cm. Y eso si, un cierre continuo y doble de neopreno,

Todo ello metido en una cubeta y tapa en acero inoxidable de 0.6 mm  conseguimos que se mantenga en una temperatura de casi -20 ºC. El consumo es de 3.5 Amp Hora. lo que justifica el doble equipo de placas solares que arrastramos.


La capacidad del interior del congelador es de 46 litros y es lo que nos ha permitido comer angulas en el mes de julio para celebrar mis cumpleaños.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí