miércoles

08-Abril-2015.- RAMIRO

      Mucho me han preguntado el motivo de cortar el hilo conductor de este blog y dejarlo casi inactivo y hoy, a pocos dias de comenzar una nueva aventura, se que debo de dar este paso si quiero seguir adelante con este proyecto


¡¡¡ R

¡¡¡ A
¡¡¡ M
¡¡¡ i
¡¡¡ R
¡¡¡ O
!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
      Con este grito desgarrado me despedía del cuerpo que dejaba atrás una persona que en poco tiempo se había transformado en amigo, confidente, maestro.

      Los que siguen este blog puede que recuerden que en el verano de 2010 una familia se unía a nosotros en la aventura de la pérdida de una hélice y que el contó magistralmente. Desde entonces nuestra familia aumentó en cuatro personas y Ramiro se abrió para mi como una flor y me dejó ver su interior, su mundo y sus sueños.

      A grandes rasgos su vida transcurría desde el invierno húmedo y sombrío de nuestra Asturias natal, hasta la explosión de sol y colores de los veranos en Grecia, que era su destino anual desde mucho antes de que nacieran sus hijos, Bruno y Taso y  y siempre en compañía de "la morena de su copla" Belén, persona fuerte donde las haya. Se enamoraron de Grecia y aprendieron griego y de los griegos.

      Si hubiera que poner un principio a nuestra amistad yo personalmente creo que estuvo en una frase que había oído a mi padre sobre las Gallinas de Siracusa y su promiscuidad, que las hizo aprender a nadar para tener sexo con los patos. A partir de aquí divagamos en un mundo abstracto y surrealista quizás poco entendible fuera del contexto del simple ejercicio mental.

      El trabajo de Ramiro lo había puesto en contacto con una de las tragedias de nuestra tierra, la enfermedad degenerativa pulmonar típica de la minería, La Silicosis y esa visión de muertos en vida de apenas cuarenta años, soltando pedazos de sus pulmones con cada tos le fué penetrando para salir de él bajo las formas mas variopintas de la expresión que un ser humano hace de las sensaciones del alma.

      Ponerle un adjetivo y encasillarlo en cualquier categoría de las artes es degradarlo. Era mas que eso. Una especie de Artista del Renacimiento trasladado a nuestros días. 

      Me regaló una colección de la revista que con el nombre de Psilicosis había publicado junto con un grupo de amigos para ver si se podía colgar en Internet y cuando recibí los ejemplares pasé varios dias profundizando en la publicación, no solo en su superficie, que ya merece la pena , sino en el contenido y jamás me atreví a colgar nada en la web, pues hasta el progresivo cambio en la textura del papel utilizado es sugerente. Hoy conservo esta publicación como uno de los tesoros de mi biblioteca.

     Lo que si hice fue animar a Ramiro a que escribiera y creara su propio blog cosa que consiguió tras algún descalabro de falta de conocimiento del medio y comenzó un concienzudo bombardeo intelectual donde saltaba de hablarnos de  los cantantes populares de Grecia a contarnos sus sueños oníricos de sus andanzas junto a algunos Zoombis geniales entre los que estaban Ramón del Valle Inclán, Van Good o Paco Gila.

      En las proyecciones de su mente las letras del alfabeto se transformaban en esculturas, y el conocimiento de la lengua española y su gramática le permitían reírse de si mismo haciendo malabares con las palabras. Sistemáticamente me corregía mis entradas siempre con una broma ante mi natural despiste ortográfico.

      Cada día escribía un poco, sin un orden establecido, de una forma compulsiva, como si ya previera el final cercano de su estadía con nosotros. Tan es así que cuando la enfermedad lo amarró definitivamente a la cama tenía escritos y preparados para publicación un gran número de hilos, que se publicaban cada día y que han prolongado la agonía de despedirme de él, pues pasaron meses antes de que quedara en suspenso la publicación.

      Sobre todo tenía unas entradas entre lo profundo y lo fantástico en las que en primera persona contaba sus miedos, sus creencias, sus ambiciones, sus derrotas. Comenzaban diciendo "Salí a tirar la basura" y así, con un gesto humilde mostraba toda la grandeza que había dentro de su alma.

      Me desgarra aún el dolor de la pérdida, me escondo y no quiero hablar con Mabel, entro al azar en su blog esperando que un milagro le haga volver.

      La muerte física de Ramiro me afirma en mi idea de que tiene que haber algo después de la muerte. No es posible que tanta energía, tanta concentración de fuerza mental, tanta capacidad del intelecto se difuminen en la nada. La energía no se crea ni se destruye, se transforma al menos es lo que nos dicen en el plano físico. Pero ¿que pasa con las energías Psiquicas? No es lógico que queden destruidas, en algo deben de transformarse y en esa transformación espero encontrarme con los seres que me van faltando.

De momento me limito a salir a tirar la basura y mirar alrededor esperando un guiño desde cualquier rincón y este mirar y mirar me hace encontrar muchas veces mi propio reflejo y de esa forma aprendo a conocerme mejor y Ramiro sigue enseñándome.

Por cierto Ra,  alguien ha dejado una botella de Terry junto a mi cama

Os dejo aquí el enlace al----------> Blog que escribió Ramiro.......->     

Y este otro con mas referencias a sus andanzas por Grecia .-http://psilicosis2.blogspot.com.es/


2 comentarios:

  1. Muchas gracias Alberto por tus palabras y por tu cariño.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí