viernes

25-julio-2014.- El puerto de Basiliki

       Seguimos con nuestro vaguear por las aguas del Jónico, que es sin duda la zona de Grecia por la que nos decantaríamos si fuera necesaria una elección.

      Y alternando los sitios conocidos por los desconocidos le ha tocado el turno a la bahía de Basiliki.

      Situada a unas 15 millas de distancia de Abeliki en Meganisi es un tramo para hacer a vela en una larga ceñida contra los vientos predominantes del Oeste, en un mar poco alborotado y vientos de menos de 20 nudos.

      Hay bastantes barcos navegando y se nota la cercanía de Agosto pero nuestro incipiente conocimiento de la zona después de estos años nos hace ir a ser posible en contra de lo que es normal para Charteristas y/o las temibles flotillas, Así que vamos a la contra de casi todos los barcos.


      Al entrar en la ensenada de Basiliki nos acercamos a algunas playas, que están abarrotadas de gente, sin que nos quede muy claro el sistema de acceso a las mismas, por lo que puede que haya que tener en cuenta a un tercer incordio que son las "golondrinas" que cuando menos te lo esperas sueltan su carga de pasajeros en lo que tu esperabas fuera un sitio tranquilo y casi privado. Así y todo hay sitio pare ellos y para nosotros, para sus gustos y para los nuestros, que son muy distantes de escuchar música disco a volúmenes muy por encima de lo que es aconsejable para llegar con el oido sano a edades mas avanzadas.


      Nuestra suposición se hace realidad y conseguimos atracar en el pequeño muelle,aunque la cadena ha de llegar casi hasta el muelle que se ve en la foto hacia la derecha, unos cuarenta metros,

      Puede que no sea necesario tanta cadena en un sitio donde la profundidad no pasa de cuatro metros, pero la experiencia nos dice que hay que contar con que algún vecino te enganche el fondeo y pierdas tus buenos 10 metros al volver a hacer firme.

  
Poco a poco el puerto se llena y hay varios barcos que se quedan tranquilamente fondeados en el antepuerto, pero ¡¡ATENCION!! hay muy poco fondo en las cercanías de la bocana y vemos como sufre un barco que ha tocado fondo en esa zona, intentando sacar el barco a fuerza bruta de motor y remolcado por una pequeña embarcación de motor. Tan solo cuando escoran el barco tirando de una driza pueden zafarse.


      Estamos en un centro de turismo de sol y playa y es que es una de las pocas zonas de Grecia en la que hay una playa "mayoritariamente" de arena. Así que el paisaje puede ser de la playa junto a nuestra casa en la Costa del Sol.


Una vuelta por el pueblo, abarrotado de bares y tiendas de recuerdos baratos no da demasiado de sí. Es un pueblo pequeño y con un tratamiento demasiado para lo que coloquialmente llamamos "Guiris" y puede que se lo dejemos en el futuro a "Charteristas" y "Flotilleros". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí