jueves

24-04-2014.- VARADERO DE MÁLAGA

Comienza nuestro viaje de este año 2014 con una corta travesía desde Benalmádena a Málaga para efectuar la limpieza y pintura de la obra viva del casco.

¡Cuantas cosas pendientes de contar! y que difícil resulta entrar en materia después de un invierno largo y lleno de visitas a los hombres de blanco, que parecen empeñados en encontrarme goteras, sea cual sea su especialidad. Así que cuando alguien me pregunta ¿Como estás? suelo responder que Bien, pero que si tienen un par de horas podemos entrar en detalles.

De todas formas os voy a liberar de lectura tan triste y desmotivante.


Málaga ha cambiado en gran medida y con ella lo ha hecho su fachada litoral, aunque no siempre en la forma adecuada, y se pasa de la buena idea de conservar las chimeneas de lo que fue un pasado semi-industrial en lo que ahora son barrios residenciales. Una buena idea.

O algo que no se ve desde las calles y es la desaparición de elementos significativos del paisaje urbano de la ciudad, como son la catedral, la farola o Gibralfaro escondidos tras las coloristas grúas del puerto y su área de contenedores.


Al llegar a la bocana del puerto veo en el AIS al barco de Transmediterranea que hace el viaje a Melilla, pero a un rumbo y distancia que me permiten colocarme fuera de la trayectoria de sus amenazadores espolones de los cascos. Eso no quita para que me dirija varios bocinazos sin sentido. No se si no llevan el AIS o no saben utilizarlo, pero siempre estamos navegando en aguas libres los dos y encima yo me he retirado para dejarle campo libre. No merezco los bocinazos.


Y menos alguien que deja que su obligatorio mensaje tenga un "error" declarandolo como "Navegando a Vela" como podeis ver en la penúltima linea de la información . Se trata de un "truco" para que los barcos con los que se cruzan reciban una alarma programada para tales casos y obligarles a cambiar las derrotas de forma automática. Enfín cosas del PER...sonal.


Este año he sacado el barco en una rampa que hay en la dársena del Real Club Náutico de Málaga y que lleva Alvaro, Hijo de Navarrete, del que algún día os contaré historias. El motivo no es otro que el económico. La situación ha sido de auténtica locura, llegando hasta los 1800 euros que me dieron de presupuesto en Acastillaje Difusión de Benalmádena hasta los 450 que me ha pedido Alvaro.

SE trata de una rampa deslizante donde se pueden sacar barcos de hasta 50 pies y Alvaro es capaz de moverlo el solo. Su trabajo pintando es impecable.

El casco despues de un año largo está bastante limpio y sobre todo lo que me deja sorprendido es el estado de la Hélice, que se pintó con "Velux" y a la que solo ha hecho falta añadirle una nueva capa

Lo que si sale muy mal es la orza , que fue tratada el año pasado y vuelve a tener el mismo problema y que está en discusiones. Volvweré sobre el tema.
Málaga ha cambiado y mas aún si se la mira desde la popa del barco subido en el carro de varada. Pueerto de destino para los cruceros


y una vista para la historia. La casa de botes del R.C.N.Mediterraneo, que desaparecerá bajo la piqueta con fecha de comienzo de las obras dentro de escasos días. por traslado de situación.

Cuantos recuerdos me van a caer bajo los escombros¡¡

2 comentarios:

  1. Que bonitas fotos. Echábamos de menos leer algo tuyo. Espero que los problemas de los hombre de blanco se limiten a chapa y pintura. Un abrazo Alberto

    ResponderEliminar
  2. Habéis elegido un buen varadero. Álvaro es un buen elemento, y encima os despedís de esa entrañable casa de botes que desaparece.
    Ahí estamos cada día echando una ojeada al AIS para ver por dónde andáis.

    ResponderEliminar

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí