domingo

16-06-2013 Pollensa- Soller


Hemos saltado desde Fornells a Pollensa y hemos fondeado, junto con otras decenas de barcos frente al Club Náutio y la base aérea. Hay una boyas de pago ( 30 Euros para embarcaciones de 8 a 15 metros) pero están vacías y hay muchos muertos privados que llevan años sin revisarse y colocados de cualquier manera, con lo que encontrar un sitio en que se pueda fondear en arena  y que permita un borneo seguro es casi misión imposible.

Nosotros contamos este año con la ayuda de una auxiliar muy rápida y eso nos permite alejarnos del batiburrillo.


Afortunadamente hemos encontrado una mancha grande de arena y estamos muy bien cogidos, pero el aumento de viento nos ha echo soltar hasta los treinta metros de cadena, que al bajar la presión han hecho que la cadena excesiva haya pasado por el fondo y ha salido llena de algas. ¡¡ALGAS!! No posidonia protegida, pero el espectáculo es bochornoso para mi. Y es que me duele el alma ver ese destrozo.

Así que parece necesario regular de alguna forma el fondeo y a ello se han lanzado todos los carroñeros que nos rodean desde la administarción que vé un medio de recaudación con el cobro de tasas, los medios de comunicación que encuentran como llenar huecos dejados por los anunciantes sin atacar a los "paganinis" de sus subvenciones, los ecologistas de salón que siempre piensan que la única solución es la desaparición des ser humano de la faz de la tierra o esos enanos mentales que tanto daño hacen a la izquierda con sus demandas con espuma en la boca de la eliminación de cualquier alternativa que no sea la de que "nadie pueda vivir mejor que yo ni hacer nada que a mi no se me ocurra".

El caso es que en un clima político de creciente sobietización aparecen normas,leyes, decretos, directrices sin pies ni cabeza, contraditorias y desinformantes. Pocas veces se escucha una voz coherente y el resultado es hoy por hoy un sistema en que una parejita con su barquito de seis metros que quiere darse un baño de un par de horas en  una cala ha de pagar lo mismo que un charter de 15 metros con 12 personas cagando tirando bolsa de basura y latas de cerveza amarrados durante toda una noche con la música a tope y soltano jabones y cremas bronceadoras.

Pero además alrededor de algo mal gestionado empiezan los chanchullos y los emplastos para calmar la opinión.

Cerca de Pollensa he comentado que hay un campo de boyas en "La Lanzada" pero hay otro de explotación privada un poco mas allá en la ensenada de Formentor también desocupado y en fase de ampliación donde si estas empadronado en Pollensa (y por extensión si llevas un gallardete del ayuntamiento) no pagas.
Esto ha dado ideas a algunos de que el pago de tasas de fondeo sea solo para los de fuera de la isla en cuestión, creo que con visis de rozar la inconstitucionalidad.


Seguimos nuestra derrota y tras rodear el cabo Formentor encontramos Cala Figuera, muy frecuentada por pequeñas embarcaciones, pero que ofrece refugio a barcos de mas porte, en un fondo de arena y rocas en que hay que tener precauciones de orincar el ancla por si se engancha facilitar su recogida. Nunca he pasado una noche en esta cala.


Un poco mas adelante hay una cala doble Cala San Vicente con fondo de arena limpia y con una urbanización y hotel en la playa. Las aguas son de un tono turquesa difícil de enontrar y puede ser un sitio para pasar una noche si el tiempo está sereno aunque hay que tener en cuenta los vientos catabáticos que pueden ser fuertes por la noche. Fondeo en cinco metros y soltando venticinco de cadena y se puede ormir tranquilo.

Un poco mas hacia el oeste hay una cala llamada Cale Estrem, muy profunda y de fondo de roca pero que es buen tenedero si se orinca el ancla adecuadamente. Es una de nuestras preferidas y un buen sitio para hacer un poco de "snorquel"


Y siguiendo hacia el SW encontramos la popularísima Cala de la Calobra, que a mi personalmente no me gusta nada pues siempre tiene una capa de "nata" flotando. No obstante es espectacular y recomiendo hacerle una visita y sobre todo darse una vuelta por tierra, desde la ensenada oeste al Estanque de Peixes y hacer una visita a la playa de piedras y al sendero que se adentra en la montaña.
Procurar llegar antes o despues de las innumerables escursiones que acuden al lugar.
Y al final de nuestro recorrido nuestro querido puerto de Soller, lugar al que tenemos especial cariño desde tiempos inmemoriales. Desde sus gentes amábles, su trenecito casi de juguete, sus rincones entrañables, su comercio sin agobios y su buena gastronomía hacen de este refugio algo recomendable
Esta vez hemos fondeado en la darsena a pesar de que había bastante sitio libre en el pantalán de Ports .I.B.
Y hemos asistido a otra de esas puestas de sol espectaculares de nuestras Islas Baleares, y sin olvidar mirar hacia la popa, que el sol arranca reflejos dorados de todo lo que toca.
No cabe duda que merece venir hasta aquí ¿No creeis?

2 comentarios:

  1. Yo había dejado un comentario...
    ¿Todo bien? Aisss, como diría Agustín, qué angustia!

    Un abrazo y calma, y chicha!
    Salud.

    ResponderEliminar
  2. Alberto, ayer me fondeé justo al lado del Capitán Teach en Benirras, justo después de la puesta de sol, al final de la cala, cerca ya de la reina. Quise saludaros pero no vi a nadie a bordo. Luego a las y pico vi que teníais jarana a bordo y esta mañana levantásteis el fondeo sobre las 11. Por cierto soy Jose, El Iluso, del foro, aunque ahora ya no estoy en El Iluso, sino en el catamaran de charter de mi nueva aventura náutica empresarial de alquiler de veleros en Ibiza en la que he vendido mi alma al diablo. Ya veremos como sale la cosa, pero echo de menos los cruces a Mallorca y Cerdeña.

    Os deseo buena proa y buen retorno a Benalmadena! Un abrazo!

    ResponderEliminar

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí