martes

01-01-2013 Regreso a casa

Han pasado ya muchos días desde que volvimos de Ceuta, pero no quiero dejar este viaje sin comentar para cerrar el año de navegación, donde gracias a la gran voluntad que Lola está poniendo en su recuperación, hemos podido navegar muchas millas.

En Ceuta nos quedamos "enganchados" a la red de telefonía de Marruecos y no nos atrevimos a hacer experimentos con Internet, así que nos dedicamos a vaguear, ver películas en la televisión y dejarnos arrastrar por los programas de lo mejor de ...  
 Afortunadamente hicimos la compra el sábado por la mañana, desde las angulas, este año un poco mas caras ( a 100 € el kilo) Gallo Pedros, mero, camarones y los centollos de nuestro ya amigo Hamed, con los cuales hemos preparado unos bloques de Changurro congelado para varias veces.

 
 Y digo que afortunadamente porque el día 31 el mercado estaba bastante desabastecido y mucho del género era del sábado anterior.

De todas formas la celebración por haber llegado al final de este año se hizo con todos lo honores.



El día 31 hicimos 310 litros de gasóleo  para aprovechar el precio favorable de Ceuta y evitar la subida de impuestos y precio previstas para el nuevo año, recibimos la visita de unos viejos amigos y nos mantuvimos pendientes de de nuestros amigos del "Rapaz" con los que pensábamos haber pasado algunos días de esta travesía y que volvían hacia casa con el motor averiado.

Son los que el año pasado en una situación a la inversa estuvieron pendientes de nosotros y por tanto como es de ser bien nacido el ser agradecido, estuvimos en contacto con ellos por radio hasta que los supimos seguros en Marina Bay al otro lado del estrecho, quedando que el día 1 saldrían en dirección a Estepona desde allí y nosotros desde Ceuta.

La previsión de la meteorología indicaba que se avecinaba un temporal fuerte de Levante que recalaría en tres días con mucha fuerza.


De nuevo recurrí a la información que había colgado en este blog sobre las corrientes del estrecho y...Nada salió de acuerdo a lo estimado.

En los gráficos que había colgado (Los he retirado para no inducir a nadie a errores) no se tenían en cuanta las modificaciones de estas corrientes como consecuencia de las direcciones del viento ni las condiciones tan adversas de mar que pueden llegar a formarse cuando chocan corriente y viento. Los famosos y temibles hileros o isleros que de las dos formas lo he visto escrito.

Al poco de salir de Ceuta comenzó a soplar un levante (Viento del Este) de unos 25 a 30 nudos y con la previsión de máxima corriente en dirección contraria  ( del Oeste). Así que en una franja de unos cincuenta metros, que se mueve como si fuera un látigo, chocan ambas corrientes y las olas se ponen de pié.

Afortunadamente el viento nos va de través y nos permite hacer toda el cruce con la mayor recogida un 40 % y la trinqueta desplegada entera, pero los constantes choques con las olas por la amura hacen que el rumbo se mantenga mal y es muy curioso ver que aunque nuestra proa a punta hacia Sotogrande, el rumbo que realmente hacemos sobre el fondo nos lleva a Algeciras. Nuestras previsiones no han servido de nada y solo hoy después de haber encontrado un maravilloso libro me atrevo a pensar que se como funcionó la cosa.

Afortunadamente me he acostumbrado a llevar el barco en solitario y Lola pudo hacer la travesía tumbada entre cojines protegiendo su espalda y evitando movimientos que la causan dolores muy fuertes.

En algún momento perdimos la antena del AIS (tenemos una seria duda de que nos la hayan robado, pues no aparece ningún deterioro del soporte y el conector está intacto) así que todo el cruce con los mercantes he tenido que hacerlo a "ojo de buen cubero" y un carguero que buscaba fondeo en aguas de Gibraltar me ha tenido en jaque un buen rato.

También comentar que mi maniobra de dejar siempre la prioridad a los mercantes haciendo una maniobra de evasión muy exagerada para que la vean desde el puente del carguero, me ha valido una llamada de agradecimiento de un barco Liberiano con oficial español.

Por cierto quede claro a todos los lectores que el estrecho tiene un sistema de separador de tráfico en el eje Este-Oeste que hace que los que navegan en la direccion de cruzar de continente no tengan ninguna prioridad. Así que "cuidadin, cuidadín"

Una cena en Estepona con la pareja del "Rapaz" y una singladura a motor al día siguiente hasta Benalmádena dieron fin a esta navegación que se está transformando en tradicional para nosotros, aunque este año sin la cita de los delfines a escuchar el concierto de año nuevo desde Viena.



2 comentarios:

  1. Muy interesante y bien explicado, te lo agradecerán más la gente de mar que no conozca la ruta.
    A mí me interesa también eso de la gula con an. ¿Cómo decías que se llamaban esos bichines pequeños y largos que parecen lombrices, crías de culebras bipolares, anguqué?, joss!...

    Besos y que paséis un buen invierno!
    ramiro

    ResponderEliminar
  2. Soy un grosero, sigo leyendo tu precioso blog y probablemente, mi último comentario, fue hace más de un año.

    Este me animo a comentarlo para decir una impertinencia, creo que te has equivocado en el título de tu entrada, debería ser “01-01-2013 Regreso a casa”.

    Ya ves…. al menos sirve para que sepas que te sigo leyendo y eso es porque me gusta lo que nos cuentas.

    ResponderEliminar

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí