domingo

De Baleares, Erizos y Posidonia

Las islas Baleares son, por su posición en el Mediterráneo, una escala casi obligada en las travesias entre la península ibérica y nuestras amadas costas de Grecia.

Pero también son un destino turístico muy popular y lugar de desfogue e iniciación de muchos navegantes y sus costas sufren el ataque de esta alta concentración de embarcaciones con las consecuencias lógicas a tal demanda que supera la capacidad de sus costas en algunos de los destinos mas populares.

Todo ello lleva a tener que establecer regulaciones para controlar el impacto si se quiere que sigan siendo un atractivo para generaciones venideras. Por tanto hay que regularizar el fondeo y los usos de los navegantes. De ahí salen las normas.

Pero a una sociedad que se hace adulta hay que explicarle las cosas, educarla, sensibilizarla y pedirle su colaboración y no recurrir a de forma demagógica  a demonizar determinados sectores, como el de la náutica sin dar una explicación coherente o lo que es peor mintiendo descaradamente o con gran desconocimiento de los que se dice y sobre lo que se opina.

Cualquiera que lea mi blog se habrá dado cuenta de la pasión que tenemos por comer erizos y mi preocupación de asturiano por su progresiva desaparición. Así que guiado por mi hija bióloga y un poco de internet me puse a investigar sobre su interacción con la regresión de las praderas de posidonia, de las que se alimenta

En cualquier página de ecologistas se puede leer:

 Las praderas de Posidonia estan formadas por esta: "planta fanerógama marina (que no es un alga) cuyas hojas tienen forma de cinta, que puede verse entre la arena de las playas o encima de la misma cuando los temporales la han arrastrado hasta la costa, o en las aguas que lamen la arena, cuando no en sus asentamientos en el fondo del mar, ciertamente la conocemos todos y, sin embargo, cuán poco sabemos de los motivos que sirven para despertar el enorme atractivo que representa para biólogos y naturalistas. Sus hojas son de color verde y tienen forma de cinta, pudiendo alcanzar hasta el metro y medio de longitud en algunos casos, llegando sus brotes a formar grandes extensiones que son conocidas con el nombre de "praderas", localizables en general hasta los 40 m. de sonda límite inferior del litoral. La vida media de estos brotes es de unos treinta años. Su enorme importancia para el ecosistema litoral del mar Mediterráneo y para el ecosistema marino y tiene diferentes vertientes, cada cual más importante. A saber: muchas especies encuentran sus nutrientes y morada entre los brotes de posidonia, sobre todo entre sus rizomas, que llegan a constituir un enorme entramado recubierto de sedimentos en donde se alojan multitud de individuos. También podemos encontrar entre las praderas gran cantidad de equinodermos, tanto erizos de diferentes familias que se nutren de esta planta, como estrellas de mar. Los moluscos también encuentran aquí su morada, desde los populares corns, que se alimentan de los erizos, hasta los cefalópodos, como pulpos y sepias. Los pulpos se instalan en agujeros que ellos mismos preparan a su gusto en el entramado de rizomas, mientras que las sepias se camuflan entre las hojas, cerca del fondo, haciendo ambos el mejor uso de su providencial mimetismo, adoptando el color del entorno para pasar desapercibidos por sus depredadores. Se alimentan de camarones, cangrejos y peces pequeños. 

Parecería lo mas normal que si todo acabara aquí que cualquier ataque a esta planta será un daño irreparable al ecosistema y motivo sobrado para proteger los casi 3500 kilometros cuadrados de praderas del mediterraneo. Tmbién puede leerse:Pues bien,en las últimas décadas, estas comunidades marinas han sufrido los efectos de la contaminación orgánica, térmica y agraria, así como la de las extracciones pesqueras con cercos de fondo, arrastre o el marisqueo con gánguil. Igualmente, han incidido negativamente sobre las posidonias la frecuentación del litoral por fondeo de embarcaciones deportivas, instalaciones náuticas, construcción de puertos deportivos, regeneración de playas, etc. Entre las principales causas de su regresión se constata la eutrofizacion de las aguas costeras así como la degradación del litoral marino.

Con este panorama parece que las embarcaciones deportivas podemos ser parte de la degradación de este ecosistema con nuestros fondeos y por tanto de la desaparición de los erizos que tanto nos gustan. Pero hay mas invitados a este evento.

Para empezar está la terrible plaga de "Alga asesina" Caulerpa Taxifolia, Alga decorativa de acuarios domésticos que ha contaminado fuertemente las costas de Mallorca (Cala dÓr Porto Petro y Cala Llonga) y Cerdeña y la Costa Azul.

Pero además está el uso indiscriminado que se hace de un herbicida, el glisofato, un sistémico que se ha extendido hasta el punto de que casi el 75 por ciento del agua que consumimos lo tiene incorporado y al que nuestra amiga la posidonia es especialmente sensible. Parece que encontramos aquí una explicación mas coherente a la degradación que se produce en las épocas en que nuestros barcos no suelen estar fondeados pero en que los arrastres de aguas de los rios llegan cargados de este contaminante de uso tan extendido que lo podéis encontrar en cualquier supermercado con sección de jardinería.

Pero como no podemos hacer bueno el dicho de "buena estaba y ella sola se murió" Una vez conocido el problema en toda su extensión y cuantificada su magnitud deberemos participar en evitarlo asumiendo las cargas que ello pueda conllevar. Incluso cambiando algunos de nuestros hábitos en nuestra relación con el mar si es necesario. E incluso llegando mas allá para dar un ejemplo de que realmente somos los mas interesados en conservar el entorno en que se desarrolla nuestra afición.

  • Ayudar a promover la colocación de boyas de fondeo incluso pagando tasas lógicas por su gestión y mantenimiento. 
  • Estableciendo, publicitando y catalogando las áreas de posidonia y las de libre fondeo 
  • Utilizando sistemas de fondeo alternativos, como el de cabos a popa a las rocas que apenas degradan el fondo al evitar el giro y garreo de las anclas. 
  • Aprendiendo y practicando las técnicas de un fondeo firme a la primera, con anclas adecuadas y maniobras precisas impidiendo dar paseos inútiles a nuestras cadenas por el fondo
  • Controlando y popularizando la instalación correcta de las cajas de aguas negras y grises de nuestros barcos


Pero esta colaboración debe de llevar la contraprestación de que la administración aclarando quien y por que está en regresión la posidonia. Y en su caso emprendiendo acciones de denuncia contra ella. Que parece que no nos dejan los políticos ignorantes y demagogos otra alternativa que la revelión de la sociedad civil para acabar con esta especie de bozal que en nombre de una mal entendida democracia nos están imponiendo a la voz del pueblo.