miércoles

2012-08-01 El Golfo de Esquilache

Por fin parece que empieza a remitir el temporal del norte y con las claras del día comenzamos nuestra remontada hacia Crotone. Avisan vientos de máximo 15 nudos del NW que entrarian por el través y patatín patatán y esas cosas.

El robot Italiano del canal 68 sigue dando "Aviso de Burrasca" en el Adriatico y en el Jónico pero no en el canal de Otranto.

Así que bastante hartos de  Rochela salimos hacia Crotone y en el medio, por vez numero "n" se nos atraganta el Golfo de Esquilache. El viento empieza a subir y llega a los 28 nudos y poco a poco se vá virando hacia el NE y se nos pone, ¡¡Como no!! en la puñetera proa. Motor y mayor rizada y poco a poco vamos avanzando hasta que el mar se nos pone totalmente proa y no nos deja andar a mas de tres nudos a causa de los continuos golpes contra las olas.

Tengo miedo que la espalda de Lola se resienta y comienzo a navegar tomando las olas un poco por la amura para evitar el pantocazo, pero eso causa que el barco tome escoras importamntes a pesar de lo reducido del trapo. De nuevo aparece el problema del toldo que hace de palanca a popa e impulsa al barco a orzar.

Muy desagradable, pero poco a poco remontamos el cabo Colonne y podemos ir directos a Crotone.

En nuestra mente hacer gasoleo y fondear en cualquier sitio, pero escuchamos una conversación por la emisora en la que están obligando la Guardia Costera a desalojar el puerto comercial que nos han recomendado hace pocos días desde el "Matira" Algo ha pasado que no quieren mas barcos de vela dentro del puerto.

En la gasolinera nos atiende nuestro amigo Rafaele, que con sus 80 años viene todos los días al surtidor. Hablamos de la Crisis y nos comenta que en el muelle, que han ampliado, cobran ahora lo mismo que en el Club, 35 € cuando antes cobraban 60 € o mas. Así todo prefiero el atraque en la Liga Naval.

En la maniobra se nos cae el bichero al agua y nos lo recoge un vecino Italiano que nos pregunta el nombre en castellano. En Italiano antiguo se llamaba "Lighieri" y parece que de ahí es de donde toma el apellido Dante, al venir de una familia de marinos "Alighieri".

Siguen llegando barcos, solo sale, como escopetado, un pequeño barco muy destartalado de bandera inglesa con un par de perros a bordo.

Terminamos cenando en una pizzería, pero a las 11 estabamos en la cama. Crotone lo hemos pateado demasiadas veces y casi nunca por gusto.

2 comentarios:

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí