domingo

29-07-2012 La sutil linea Azul I

Cuentan que cuando los científicos que trabajaban en el acelerador de partículas de centro Europa, y encontraban el "Boson" de "Hyges", la denominada partícula de Dios, se escuchó una voz entre las nubes que decía:

"Vale ahora os escondéis vosotros que yo os busco"

Y a mi, que eso del Bosón y el Hyges me trae connotaciones un tanto escatológicas y sexuales por lo del "Mojón del Hygo" la ocurrencia del Dios Tronante, me recuerda a un escritor muy serio y profundo que escribía en una revista muy seria y profunda que incluso planteaba enigmas matemáticos en su portada como la famosa regla de tres -altas matemáticas de los que estudiamos bachiller en los años cincuenta- que trataba de establecer la proporción entre diversos fabricados textiles de la zona del Alto Ampurdá.

Bombín es Bombón, como cojín es a X.

Pues bien, en esa revista, La codorniz, este escritor, Pitgrilli , publicó un artículo en que comparaba la vida de los seres humanos en el tránsito de una araña paseando por encima de un velo negro bordado de oro. Unas veces caminábamos sobre rutas negras y otras sobre rutas doradas.

Pero lo que hacia interesante y tolerante el caminar por hilos negros era la certeza de que antes o después se tropezaba con un hilo dorado y todo era una explosión de felicidad con el incentivo morboso de que antes o después se terminaría de nuevo en un hilo negro.

Ahora las matemáticas mas avanzadas nos hacen intuir que el tema de los hilos no se limita a las dos dimensiones de Pitigrilli sino que son múltiples los hilos por las que podemos deambular y que la bucólica y poética imagen se ha hecho un tanto mas complicada y perversa.

Como diría mi maestro Domingo Blanco la falta de una enseñanza de la Etica y el trastoque de las escalas de valores han llevado a nuestra actual sociedad a una constante lucha por permanecer en algún hilo de color a cualquier precio incluso si eso supone la eliminación del camarada que ha pasado a ser el enemigo en un supuesto de que el hilo no sujeta a todos y la llegada de nuevos elementos puede hacerlo romper.Hemos perdido la perspectiva de que lo que rompe el hilo es el inmovilismo de las castas que se apoltronan en una situación que consideran de privilegio y poder, impidiendo el normal deambular de todos por el hilo.

Y¿a que viene tanto preámbulo? A evitar el ataque esperado de como puedo hablar de linea separadora, de castas y de clases, escribiendo desde un barco fondeado sobre unas aguas cristalinas haciendo ver que solo analizo uno de los cruces de lineas posibles de entre los muchos sobre los que medito y tengo opinión.

Me refiero a la linea que separa en el mundo de los barcos a los que no llegan de los que van pasados.

Roccella Jónica es un puerto de refugio clásico entre los que hacen la ruta entre Mesina o Sicilia y Grecia o Croacia por la costa.  Aquí paran barcos de muchas nacionalidades y de muchos tamaños a pesar de las limitaciones de calado hoy muy mejorado. Hay hasta un yate de 70 pies y proliferan las esloras similares a la nuestra. Pero este refugio, durante años gratuito, cobra ahora un canon de 20 euros diarios por el amarre y la carga de agua, sin que exista electricidad a fecha de hoy. Y tiene los dias contados. Una empresa privada ha negociado con la comunidad la explotación del `puerto y para Octubre de este año pasará a ser una marina mas de la muy cara Italia. Y se nota y acentúa la linea de la que hablo.

Y no confundamos la tacañería de algunos con la falta de recursos. Todos conocemos a algún armador, que después de años sin emitir facturas de su trabajo profesional, ahora ha falsificado los papeles donde habla de la eslora de su barco para poder usar unos servicios públicos que sus impuestos jamás han pagado.

Me refiero a todos los que pasamos la vida soñando con algún día poder retirarnos a vivir en la mar y que hacíamos nuestros presupuestos en base a unas condiciones que hoy no se dan y donde los costos se disparan sin que los recursos hagan otra cosa que ser menos competitivos cada día y que vamos viendo como cada día nos resulta mas difícil llegar a financiar nuestro sueño, pues los oligarcas asentados en el poder han descubierto como fagocitarnos por nuestros sueños, ayudados de que la forma in-solidaria en que se han movido el reparto de deberes y derechos lleva a que exista una casta que si pude pagar por un sueño que nunca ha tenido.

Y así nos vemos metidos en la linea de fuego del odio de los que son los nuestros y no se lo creen y los desprecios de los que se creen ser de los nuestros y no lo son.




2 comentarios:

  1. Muy bueno, sí señor, resumiendo:
    Los ricos... más ricos. Los pobres... más pobres, para que los ricos sean más ricos.
    A este paso no sería extraño que dentro de poco se vuelva a permitir la esclavitud, aunque con alguna otra denominación más "moderna", para no herir sensibilidades, y que parezca que ha sido un logro de los pobres.

    ResponderEliminar
  2. Poderoso caballero es don don don...

    ResponderEliminar

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí