sábado

30-06-2012 Alicante Portroig (Ibiza).-Tranco II


La noche del día 24, noche de San Juan, a las doce de la noche y tras de un “chupinazo” que se dispara desde el castillo se queman las hogueras, por un riguroso orden para que los bomberos puedan atender a todas ellas.

Por todos lados se ven alzarse columnas  de humo negro y el resplandor de las llamas sobresale por encima de las cubiertas de los edificios.

Nuestros amigos nos llevan a presenciar “la quema” de una hoguera muy especial, pues está colocada encima de una gabarra y flotando en el puerto. La habíamos visto en nuestro deambular y eran cuatro figuras sobre zancos con representaciones de diferentes etnias.

Un barco de salvamento marítimo y otros del club náutico están preparados con las mangueras, cuando una traca que comienza en el muelle, lleva el fuego hasta la barcaza, dispara un pequeño castillo de cohetería y fuegos de artificio y comienza a arder la hoguera. Pero algo falla y tras de un bienintencionado intento de fuego al quemar las pequeñas figuras de la base, el fuego no es capaz de consumir los zancos que presumiblemente deberían de desmoronar las figuras para que ardieran en conjunto. Solo una inicia un tímido incendio y inexorablemente se apaga sin contagiar a las otras.

Tan solo la intervención de algún arriesgado voluntario y el derrumbe de las figuras por fuerza de los chorros de agua, consigue que al final se derrumben las figuras y que nosotros nos fuéramos  a tomar una horchata al paseo.

No quiero hacer ningún comentario a nuestros amigos, pues por un lateral, a lo lejos he visto arder la hoguera que representaba a Dalí y parecía algo mucho mas espectacular. Supongo que deben de sufrir con la decepción de que después de un año de trabajo el resultado sea “ tan soso”.

Pero los alicantinos no se dejan amedrentar y durante toda la semana siguiente nos deleitaron con unos espectaculares  castillos de fuegos artificiales de un concurso, y del que hemos tenido la ocasión de ver uno de ellos desde el barco mientras hacíamos la prueba de fuego al motor recién reparado.


No es posible describir las espectaculares sucesiones de “palmeras”  “figuras” y colores . Lola una gran amante de este tipo de espectáculos los ha calificado de lo mejor que ha visto, y doy fé de que han sido muchos y en sitios muy diversos.
La estancia en Alicante también nos ha servido para celebrar el aniversario de nuestro primer encuentro halla por el año…

Y como tenemos dudas de que día fue pues lo celebramos dos días con una salida a comer.
Así hemos encontrado un restaurante, Nou Manolín, donde el trato y la calidad de lo que hemos probado es excepcionalmente bueno. De la mano del “maitre” hemos comido el plato del día en dos ocasiones. Fideuá negra de chocos un día y Fideuá de Bogabante otro día.

¿Por qué dos días? Porque el segundo día entramos en un restaurante recomendado, El Jumillano, para encontrarnos con una carta que parecía salida de una taberna de Málaga, boquerones fritos, calamares, calamaritos…. Y además con un olor a aceite requemado que nos hizo temer un mal encuentro, con lo que tras pedir disculpas y abonar las dos cervezas salimos en demanda del anterior y no nos equivocamos.

Así probamos nuevas especialidades, como gazpacho de pistachos y melón, “vichisuase” de calabacín, sesos rebozados, tortilla de bacalao al ajo arriero, atún rojo marcado a fuego, y sobre todo un surtido de postres de la casa que quita el sentido.


Pero me estoy desviando mucho, que esto es un blog de navegación y estábamos llegando a Ibiza.

Escuchamos por la radio un aviso de temporal para las aguas de la Islas Baleares para el día siguiente, por lo que decidimos recalar en una cala muy querida para nosotros aun a sabiendas de que no es el mejor sitio para el mar de SSW, pero si para los vientos de fuerza 7 del NE.

A las seis de la tarde llegamos a Portroig y soltamos el ancla entre las bollas que han inundado la ensenada.

1 comentario:

  1. Estoy disfrutando después de unos días fuera de circulación, con todo lo que has escrito y lo que me queda. Me alegra porque te veo con renovados bríos después del tranco "cero".

    Besos a los dos y buena mar!
    Ramiro

    ResponderEliminar

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí