sábado

30-06-2012 Alicante Portroig (Ibiza).-Tranco I

A las seis de la mañana soltamos amarras del Real Club De Regatas de Alicante. Atrás quedan 8 dias de parón obligado por una avería de las que se pueden considerar muy serias y también buena parte de nuestros recursos para este verano.

El año pasado fue la estafa del AIS y este el resultado de una reparación anterior mal hecha. Todo parece indicar que un apriete de la culata mal apretada y sin la herramienta adecuada ha causado que la junta poco a poco se haya ido deteriorando hasta permitir el paso del líquido refrigerante a la cámara de escape.

Así que ahora mientras cabalgamos a 7/8 nudos en dirección a una pequeña ensenada que conocemos en el sur de Ibiza todo son recuerdos placenteros.

Nuestra llegada el día 22 a Alicante en plenas fiestas de San Juan, con la quema de las composiciones artísticas que cada barrio o asociación crea a lo largo del año, ha estado marcada por los tiempos que estas fiestas imprimen.

El primer, día paseando por la ciudad, y gracias a que tropezamos casualmente con un desfile de cientos de personas ataviados con los trajes de gala del Alicante del siglo XXIX, que se dirigian a hacer una ofrenda floral vimos varias de ellas, ya que pasaban frente a muchas de las hogueras.

Resulta fácil entender todo el simbolismo del fuego como purificador de nuestros males y nuestros miedos, la reminiscencia pagana de los ritos del día mas largo del año y todo ese largo etcetera cultural, pero por el contrario resulta muy complicado entender el apasionamiento de esta cultura del este español y mediterraneo por quemarlo todo.

Es posible que estemos ante una muestra de la cultura y el arte de lo efímero, pero es que a mi personalísima manera de pensar y sentir no me dice nada y eso me deja confuso y deseoso de que alghuien me lo pueda esplicar para al menos racionalizarlo.

Casi todas las composiciones estaban basadas en una cabeza de rasgos que recuerdan a los cómics de los setentay una serie de pequeñas figuras casi todas sin rostro.

 Me llamaba la atención el que rodeando la gran figura central se colocaban una serie de carteles con la explicación mas o menos confusa de lo que significaba y representaba la alegoría y que en las mas ocasiones era difícil de hacer coincidir con la representación a la que hacía referencia



 Los trajes de las "procesionantes" son espectaculares, con lujosísimos bordados de seda y pedrería sobre tejidos de seda y algodón, acompañados en la mayoría de los casos de mantillas de una hechura exquisita.

Nuestra amiga Aurora, que ha sido una de las mejores costureras de este tipo de trajes, nos ha contado muchas de sus interioridades y por tanto disfrutar mas aún de su contemplación.

Así que no nos ha sorprendido nada el encontrarnos a un asombrado Dalí presidiendo todo este despliegue de imaginación y seguramente sirviendo de "leiv motiv".

Ni tampoco ver a estos dos personajes, que oscilan entre lo trágico y lo grotesco.

Me traen a la memoria a un antiquísimo amigo, que autodefiniendose como "anarquista contemplativo" proponia, y lo decía absolutamente convencido, la quema indiscriminada de políticos nada mas conocerse las lecturas de las hurnas, pevia invitación a una plaza de toros para tenerlos a todos reunidos.

El proceso tenía que ser repetido hasta que no quedara nadie que se presentara a unas elecciones.

Entonces nos reuniamos todos en cualquier sitio y con fórmulas democráticas limpias tomabamos las decisiones sobre nuestro futuro.

.............->continuará en el tranco II

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí