jueves

11-06-2011.- PREPARATIVOS.- LA VARADA ANUAL

Nos toca sacar el barco del agua para hacer las labores básicas de mantenimiento de cada año.

Fundamentalmente se trata de pintar la "Obra Viva" ( la parte que va sumergida en el agua) con una pintura que  impida o retrase la aparición de caracolillos (Escaramujos) Lapas ("Llampares" diría mi amigo Psilicosiis) y algas que impiden un buen deslizamiento del casco en el agua, aumentando la resistencia y por tanto con pérdidas de velocidad y aumento del consumo.

Estas pinturas, y me extiendo porque sé que hay algunos seguidores de este bloc que no conocen nada de nuestro mundo, están compuestas de forma que tengan repelentes que impidan la proliferación de estos seres vivos, y antiguamente eran a base de venenos que afectaban a todas las aguas inmediatas al barco y eran a base de Plomo y Bronce. Hoy las formulaciones se han sofisticado y puede que incluso sean mas efectivas y casi totalmente inocuas para el medio.

Pero eso siempre que se consiga acertar en la mejor mezcla para la zona de navegación, se haga con cuidado y después de leer mucho las instrucciones del fabricante, ya que aparte de otras cosas existen dos grandes familias de "patentes" ( ese es el nombre con que se designa a esas pinturas anti-incrustantes) Las Auto-pulimentables, que van desprendiéndose paulatinamente hasta casi dejar el casco limpio y las de Matriz Dura, que una vez perdida su capacidad de actuación siguen pegadas al casco.

Nosotros llevamos Matriz Dura, en concreto Hard Racing de la casa Hempel que compramos sobre 115 Euros la lata de 2,5 kilos y necesitamos dos latas para dar dos manos. El color lo alternamos cada año entre dos similares de la gama de los azules oscuros, para controlar por cambio de color, el desgaste o poder ver por donde se va aplicando.


Pero no solo es momento de cambiar pinturas, sino que también es necesario hacer una revisión del estado del eje de la hélice o como en nuestro caso de la cola Sail Drive, Grifos de fondo, correderas, timonearía, etc.

En esta varada nos hemos encontrado con la sorpresa de que un trabajo que ya se hizo el año pasado en el varadero de Fuengirola por sus "profesionales" hemos tenido que volver a hacerlo, con la pérdida de tiempo y el quebranto económico que eso supone ( Unos 250 Euros) cuando es un trabajo que debe ser para toda la vida.

Os cuento. Al sacar el barco y antes de proceder a lanzar agua a presión para arrancar las plantas y caracolillos pegados , observamos que toda la orza, que en nuestro caso es de fundición de acero, estaba llena de pompas y muchas manchas de óxido, cuando el año anterior se había procedido a dar tres capas de imprimación de epoxit sobre toda la quilla, después de haber quitado toda la pintura antigua con una desbastadora.

Todo parece indicar que antes de dar esta imprimación no se limpió adecuadamente y eso impidió la fijación de la imprimación, con lo que hemos tenido que repetir el proceso esperemos que esta vez adecuadamente.

Me cabrea bastante el hecho de que es la primera vez que había mandado hacer algo a personas ajenas a nosotros dos, ya que suele ser Lola la que pinta el barco, y que sea la primera vez que tengo problemas.

Otro elemento a tener en cuenta es la hélice, de tratamientos bastante complicados y poco efectivos, por lo que habitualmente llevamos la hélice directamente en bronce y me meto al agua cada dos o tres meses y la limpio con algún cepillo de hilos fuertes. Pero este año he procedido a utilizar una pintura especialmente fabricada para hélices que es de la marca Velux y que hace un año, en una campaña de introducción, nos regalaron a algunos armadores del foro náutico "La Taberna del puerto".


El proceso es lijado con lija de 420, hasta eliminar todo el barniz horiginal, dos capas de imprimación y dos capas de patente, con tiempos de secado de al menos 12 horas entre capas.


Todos los grifos de fondo se encuentran en buenas condiciones y no hay que sustituir ninguno.

Y también sustituir los ánodos de Zinc, unos elementos de ese metal que se colocan para que las corrientes galvánicas creadas en el barco se dirijan y anulen en este metal que al estar en un medio líquido y conductor lo terminan carcomiendo.

Total un par de días en el varadero, que esta vez ha sido el de Benalmádena y de la mano profesional de "Pipe" de Acastillaje Difusión, que me presento el presupuesto mas coherente, aunque no el mas barato.

En Benalmádena el varadero ha quedado en manos del puerto y ha dado y da muchos tumbos en cuanto a condiciones y facilidades. De momento es casi imposible ser utilizado por particulares por las exigencias que plantean y curiosamente cobrando mas a los usuarios del propio puerto que a los "profesionales" que tienen algún local en el varadero, o algo así.

Para que os hagais una idea solo la mano de obra de dar la pintura los presupuestos oscilaban entre 150 y 900 euros. Al final la cuenta ha ascendido a unos 1.000,00 € mas los 300.00 € de la sorpresa del trabajo mal efectuado de la quilla el año pasado por el varadero de Fuengirola, al que pienso reclamar aunque creo que solo servirá para ejercer el derecho a pataleo.

2 comentarios:

  1. Adelante, a disfrutar como nunca.
    Estaremos atentos a vuestra travesía, como siempre.
    Un abrazo.
    Enrique

    ResponderEliminar
  2. Está flamante el Teach, da gusto verlo, seguro que a vosotros también. Ahora que ya estáis los tres a remojo y navegando, según contaste en el post anterior, chapa y pintura para durar, ficamos ansiososss por seguir vuestro rumbo, no os olvidamos y yo afilé ya el aguijón kogonero en estos meses de ausencia.
    ¡Salud, currucas!, y muchos besos.
    Ramiro

    ResponderEliminar

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí