sábado

21-08-2010.- Vathoudhi a Therma (Evia)

Despues de una noche placentera en la ensenada de Vathoudhi y tras de un buen baño de mar en estas aguas tan calientes en que apenas notas que has entrado a remojarte en el líquido elemento, salimos hacia el canal que separa la isla de Evia del continente griego.

El viento se muestra caprichoso y a veces escasea, pero en general la cercania de los vientos de "meltemi" se impone y podemos navegar con un viento que nos entra por una aleta, por lo que lo hacemos solo con el génova, soltando y recogiendo del enrollasdor para hacer de la navegación algo placentero y no forzado.

El paisaje discurre cambiante y entretenido en este día nublado y tristón en que incluso nos llueve en plan de "orbayu". Pinos y Olivos se suceden en pendientes increibles hasta tocar el agua. El AIS solo detecta el tráfico de ferrys y al entrar en el golfo de Evia aparecen las primeras playas, no muy concurridas dado el mal aspecto del día

Guiados por la única referencia de la guía Imray recalamos en un pequeño puerto pesquero de una ciudad llamada Therma. El puerto es minúsculo y somos el único barco deportivo de mas de seis metros de eslora y prácticamente ocupamos todo el muelle junto a una bocana de no mas de ocho metros. Fuera del puerto un inmenso muelle recibe los transbordadores que unen el norte de esta isla con las ciudades del continente.

Nos llama la atención la escena de cientos y cientos de "abueletes" metidos en el mar hasta el cuello y muy quietos. La falta de los gritos y carreras de los niños y los jóvenes hacen de esta escena una imagen absolutamente subrerealista, como sacada de una película de Fellini.

Nos llegan los sonidos de una ciudad, balneario, muy tranquila y donde somos el motivo de curiosidad de cientos de paseantes de la tercera edad que deambulan por el muelle a la busca del freco marino.

Un grupo de griegos vestidos con camisetas del equipo de futbol del Barcelona, celebra la victoria de este sobre el Sevilla F.C. Y es que son auténticos forofos del futbol y la enemistad deportiva de sus equipos locaes se transmite a las rivalidades de equipos de otros estados, y como no, la pelea futbolera Madrid Barcelona

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí