jueves

27-05-2010.- De Lipari a Rochela Ionica

Salimos el dia 27 en dirección al estrecho de Mesina con viento totalmente en calma y la mar como un espejo, lo que nos permite navegar a buena velocidad y llegar a la embocadura del estrecho a tiempo de coger la corriente a favor, según los cálculos que hemos hecho con el derrotero y las condiciones de marea en Gibraltar ( he dicho Gibraltar y es lo que dice el derrotero).

Al entrar gtenemos la suerte de poder pasar cerca de uno de los barcos que se dedican a la pesca de los atunes gigantes. Se trata de unos barcos pequeños, de no mas de 8 metros de eslora, que llevan sobre la cubierta una estructura que les permita ver y acercarse a las piezas a capturar. 

En lo alto, a unos 25 metros de altura, se encuentran el patron y un oteador, que tienen el control del barco con un sistema de poleas o mas modernamente de hidráulicos . Si pensamos que el viento nada mas entrar al estrecho a subido a 20 nudos y la mar se ha comenzado a agitar bastante, cabe suponer que estar alla arriba debe ser toda una proeza. Desde luego para mi impensable con el miedo que tengo a las alturas.


 A proa de la embarcación sobresale una estructura de otros 25 o 30 metros, protegida por unos guardamancebos y que termina en una plataforma donde ya están preparados los arpones. A veces se ve salir corriendo a un tripulante hacia esta zona y es que se ha avistado algún atún. Nos hemos quedado sin ver una captura, y saber si los arpones son manuales, como los de Moby Dik, o son explosivos.

No me parece mal el sistema, pues es muy selectivo si solo se capturan presas de tamaño superior a un determinado valor


La navegación en este estrecho es cualquier cosa menos aburrida. El AIS recoge 34 barcos, muchos de los cuales son un tipo de ferry " capicua" igual por una y otra punta, que unen la isla de Sicilia con el continente y que hacen una rutas impensables en fucnión de las mareas y corrientes, caminando mas de costado que de frente. hay que tener una buena dosis de sangre fria y desde luego, y aunque en las cartas haya señalado un separador de tráfico, cederles el paso aunque vengan atravesando este separador de un lado a otro

 

Luego hay que poner atención a los aerodeslizadores que se mueven como cohetes y se te hechan encima en pocos segundos. A estos mejor dejarles que maniobren ellos.

Para que os hagais una idea incorporo esta foto muy muy mala de la bitácora del barco, donde se vé que con solo el génova al 100 J ( enroscado) y con viento por la aleta de 15 nudos, vamos haciendo 10,7 nudos de velocidad sobre el fondo, mientras que la corredera solo marca 6,6 nudos . En la realidad llegamnos a ver 11.4 de Velocidad sobre el fondo


 

En cuanto se acaba el estrecho, ya sabemos que nos toca entrar por el norte de la Jónicas, pues nuestro plan de ir a Siracusa, tropieza con que en la próxima semana el viento estaría del Este, por lo que serian cinco dias de espera en Siracusa para luego hacer 250 millas con el viento no muy definido. Otra vez resbalaremos Italia hasta Corfú.

A las 9 de la noche llegamos a Rochela Ionica, que le han dragado la bocana y tiene ahora sondas de mas de dos metros y medio. Han hecho reformas. Han puesto un grifo ( solo uno) de agua y también un cartel que dice que la "comunite-ayuntamiento" se ha hecho cargo de la gestión y que hay que pagar 20 Euros diarios sea cual sea la eslora del barco Oficina en "la la la la " y que funciona de 9H a 18 H .

Lugar de paso de navegantes mediterraneos, se nota en el simple hecho de que a pesar de la hora, salen de dos barcos vecinos a ayudarnos con las amarras. Noche tranquila y serena

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí