sábado

15-05-2010.- Llamada general..... aviso de Temporal

Cansados de Pollensa salimos en dirección a Menorca despues de recoger nuestro toldo reparado. La meteo da viento de popa de fuerza 3 a 4. Por delante solo  unas cuarenta millas hasta Fornells en la costa Norte de Menorca.
Nos han reservado una plaza en el muelle de tránsito de IB.

Soltamos la génova y llevamos la mayor cerrada para evitar las constantes trasluchadas. damos muchos bandazos. A partir de salir de la protección del cabo hay una mar cruzada increible. Las olas vienen de todos los lados y la navegación es muy incómoda.

Como siempre llevamos el canal 16 encendido y escuchamos una llamada "Llamada General, Llamada General, esto es Menorca Radio con aviso de temporal pasen a canal 85"

Y en canal 85 " aviso de temporal con vientos de fuerza 7 arreciando a 8 por la tarde de NW con mar gruesa a muy gruesa en alta mar al norte de Menorca. Aviso válido hasta la tarde del lunes 17"

Es uno de esos momentos en que se te queda la gargante seca y te suben "repeluznos" de frío por la espalda. Estamos casi a mitad de camino entre puntas. Volver a Pollensa es navegar contra el mar y el viento. Ciudadela esta fuera de nuestra idea, pues estamos en época y con riesgo avisado de "Risacas". Las opciones son seguir a Fornells y entrar con la ola a favor o resbalar la costa Sur de Menorca a socaire de la isla. pero llegariamos de noche a la zona de la isla del Aire, donde nos encontrariamos el mar de norte.

Decidimos ir a fornells

Nos va pegando una buena paliza y llevamos la balsa salvavidas dando viajes entre las placas solares. El sistema de fijación comprado a Livemar, lleva unas hevillas de plástico a todas luces insuficientes. Hemos tenido que amarrarla provisionalmente con cinchas. El bamboleo es terrible, por lo que decidimos recoger la génova y sacar la mayor para que haga de estabilizador cazada la centro y navegar a motor. Debemos de llegar de día.

La entrada de Fornells no estádemasiado complicada, pero entrar en la dársena es una delicia por fin el barco no se mueve. Pero nos espera una decepción . El sitio que hay libre está en el pantalán flotante, con lo que damos fortísimos tirones, amarrados con triple cabo y cogidos a dos boyas de proa con cuatro guias. No hay ningún marinero, que no aparecerá hasta el lunes. Nos ayudan un grupo de franceses que llevan cuatro dias esperando para cruzar el Golfo de León. La paliza esta siendo terrible. Tengo miedo de que los tirones me esten arrancando una cornamusa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí