sábado

15-08-2009 De soller a Andratx


Aparece el gasolinero a pesar de que es fiesta. Viene refunfuñando porque ayer se equivocó al decirme que vendría a echar gasoil. " porque eres tu, que a otro se espera hasta el lunes"

A las 10 y media fondeamos en La Foradada y yo me voy a bucear un rato, hasta que una medusa me pega un bocado en el gemelo de la pierna izquierda. Por fin veo las estrellas por San Lorenzo, pero no son fugaces. Me hace una quemadura de unos diez centimetros por cinco.


Poco a poco llegan los domingueros en todo tipo de artefactos flotantes. El fondo está a veinte metros y yo miro como largan cadena. A lo sumo venticinco metros.

Uno de ellos me pide incluso permiso para amarrarse con un cabo a mi popa. Y aparecen aun mas barcos. Así que levantamos el fondeo y nos vamos recorriendo la costa hasta que encontramos un fondeo donde solo estamos con otro barco, no hay medusas, se ve el fondo a quince metros y el agua está a treinta y un grados.

Despues de hacer la siesta nos alargamos a Andratx con idea de fondear en el antepuerto, pero al llegar vemos que todo ha cambiado del verano pasado.


Los barcos que años atras estaban en boyas en la parte de babor entrando, junto a las jaulas de las piscifactorias, han pasado a estribor y en esa zona han puesto islas para amarrar. pero hay que reservarlas con antelación o no se que.

En el muelle de tránsito hay un sitio, pero me dicen que hay que poner el ancla, como algo muy anormal y complicado.

No es un problema para nosotros después de estos meses en Grecia. Nos sale la maniobra a la primera y quedamos amarrados en un "plist plas"





viernes

14-08-2009 de Fornells a Soller en Mallorca



Saltamos de Fornells en Menorca hasta Mallorca, sin una idea muy clara de donde parar. Poyensa, La ensenada de los catalanes, La calobra, Soller, Deia, La Foradada...

Vamos a vela y sin prisa, pero el prometido viento portante se nos niega este viaje y tenemos que ceñir a rabiar. Parece que nos lleva a Poyensa.

Pero al llegar al cabo Formentor, el viento se va a la aleta y podemos seguir por la parte norte de la isla. Una zona que nos gusta sobremanera y donde cada vez vamos encontrando pequeños rincones que no conociamos, como esta pequeña aldea de pescadores de la foto.

Nuestra idea en vista de la previsión de noche totalmente serena es dormir al resguardo de La Foradada, pero al pasar por delante de Soller el viento ha alcanzado los 25 nudos, así que como son las siete de la tarde decidimos entrar a hacer tiempo y gasoil.

Fracasamos en lo del combustible, pues el gasolinero, al que conocemos de hace años, nos dice que naranjas de la china. Que su horario termina a las siete y son las siete y media y que me amarre al muelle y que mañana estará aquí a las nueve y que seremos los primeros.

El único sitio para amarrar al muelle es la punta del mismo. Inicio la maniobra contando con que alguno de los muchos "patrones" que hay en los barcos cercanos nos alargue una mano, pues las bitas están muy lejos y hay que cuadrar el barco a la primera porque no hay espacio. Creo que aún siguen mirando, porque no movieron ni un músculo de la cara mientras Lola se dejaba la piel intentando amarrar. Se me olvidó que estamos en España, que ha cambiado el " Sonría, por favor" por el " Anda y que te folle un pez".


Salimos a dar una vuelta por este sitio encantador y lamento no llevar máquina de fotos para contar lo que viene.

En la carretera que bordea la playa, originalmente estaban y por este orden, la playa, las vías del tren, la carretera de doble sentido a la antigua, una acera de dos metros, las cercas de las casas, una zona de jardín y las fachadas de las casas,

Pero poco a poco las casas van siendo transformadas en locales comerciales, desaparecen los jardines, y en su lugar se ponen terrazas o expositores hasta la linea de las cercas de las casas.

El siguiente paso es la invasión de la acera por anuncios de los restaurantes, nuevos expositores de las tiendas de recuerdos, que sumadas a farolas, señales de tráfico, buzones, etc impiden circular por la acera, con el consiguiente peligro para el viandante.

Algún genio, inhabilita una de las direcciones de la carretera, pone unos mojones en el centro y dedica ahora la calzada a paseo y la acera es invadida ya totalmente por las mesas de los restaurantes y las perchas.

Pero esto no ha parado ahí. Los restaurantes han creado una tarima que va invadiendo la calzada como una prolongación de la acera, con lo que ya casi no queda sitio en la calzada.

Hay un particular, que es el dueño del local comercial, que está usando un espacio que es mio, por ser un espacio público. La acera y la calzada. Y detrás de todo ello hay un político ( el color de sus siglas es lo de menos, pues con el adjetivo ha quedado suficientemente calificado, aunque mas bien habrá que pensar en los adjetivos descalificadores para una nueva gramática) que ha dado los permisos y al que habría que mirar su cuenta corriente.

Y lo mas triste es que después de este ejercicio de egoísmo por parte de propietario y administración, los locales siguen llenando solo las dos primeras filas de mesas estén donde estén, salvo el que ha conservado el jardín original, el mas caro y el único completamente lleno.

Pues eso, por lo de "Anda y que te folle un pez"

jueves

13-08-2009 Fornells


Parece ser que nuestra sorpresa por la poca presencia de barcos en la ensenada de fornells es causada por los avisos de fuertes vientos del primer y cuarto cuadrantes, que no son plato de buen gusto para estas aguas.

Es lo que los catalanes llaman "tramuntana" y que suele montar mares muy incómodos, por lo que están casi todos los barcos en la zona sur de la isla, a sotavento, con la protección de la tierra, si nó para los vientos, que incluso se aceleran en algunos sitios ( lo que se llaman vientos catabáticos), si para el mar que puede quedar como un plato.

Es curioso que después de varios años de venir a Menorca nosotros conocemos mejor la parte norte y casi no hemos estado en el sur.

Amarrados al muelle de tránsito dejamos pasar un día de descanso y paseamos por el pueblo, que crece de una forma bastante rápida.


Sin embargo no se siente el agobio de otras zonas. Son familias que pasan aquí todas sus vacaciones y todo se mueve con un relativo relax.

Compramos el Gin de Soringer y un queso de Mahón muy curado. Tan curado que cuando lo van a partir con el cuchillo especial de cortar queso la señora que despacha casi no puede con el.

Yo le digo que el queso lo quiero curado, pero que este parece que está ya "embalsamado". Entre risas me despacha y me obliga a llevarme una butifarra de esas gordas, en sustitución de la que yo había escogido. Es la mejor butifarra que he comido en mi vida.

Vuelvo a comprobar por vez "enésima" que una sonrisa vale mas que nada. Quizás es tarde para aprenderlo y mas cuando me he tirado toda la vida a cara de perro.

Hago voto de corregirme.


Inventamos la caldereta de Buey de mar, y aún no sabemos si ha sido una casualidad, pero el resultado es sorprendente. con la diferencia de que la langosta está a 70,00 Euros el kilo y el buey a 5, 50 Euros. Y no comparemos con la ración servida en un restaurante ¡¡¡ 146 Euros por dos raciones de caldereta !!!

Pues a lo mejor no es por la "Tramuntana"

martes

11-08-2009 Carloforte a Fornells en Menorca


Desde la cala donde hemos pasado la noche hasta Carloforte hay unas treinta millas, que a estas alturas son un paseo, pero tenemos que llegar pronto para hacer gasóleo. La gasolinera está dentro del puerto pesquero, al norte del puerto comercial donde están las marinas deportivas. No es mas que un pequeño muelle, al que suministra una gasolinera de la carretera.

Cuando llegamos hay una motora grande dentro y dos o tres barcos esperan fuera del puerto. Pedimos la vez y nos fondeamos a esperar. Aparecen los "Macho Men" muy bronceados y bañador de los de natación de los de antes en sus ruidosas gomonas cabinadas de casi nueve metros y se cuelan, ante nuestra sorpresa. Pero salen escoltados por los carabinieris al poco rato.

El calado es de dos metros y medio máximo y el muelle no da para todo mi barco, que queda amarrado "de aquella manera" pero suficiente para llenar depósitos y petacas.

En la marina nos espera una grata sorpresa. El marinero nos dice " No queda ningún sitio libre por que está todo reservado, pero en esta marina siempre habrá un sitio para el "Capitan Teach" y nos coloca en un lugar privilegiado en la dársena principal.

Aprovechamos para comprar las especialidades de pasta de Barila que no llegan a España y nos vamos a cenar en "La torre del Atún", un sitio que conocemos en la parte antigua de otras veces y que es muy recomendable. Precio alto pero merece la pena pagarlo. Ensalada de corazón de atún o la ventresca son deliciosos, y las pastas a la marinera insuperables.



La travesía desde Cerdeña no da problemas. La información meteorológica que llevamos recomienda no hacer rumbo directo, pues nos podemos encontrar que el último tercio se nos ponga el viento en la proa. Así que aprovechamos a cerrar el rumbo al viento al principio apuntando 10 a 15 grados mas al norte de lo que sería rumbo directo.

El barlovento que ganamos nos viene de perlas cuando a las venticuatro horas de viaje, comienza a soplar fuerte. Así que terminamos con mayor con dos rizos y génova enrollada hasta foque uno caminando a un descuartelar a cerca de siete nudos. Las olas llegan de lejos, son tendidas y se pasan facilmente a pesar de que llegan a los tres metros de altura.

Para cuando comienza el mar de viento incómodo estamos en Fornells, donde milagrosamente hay un sitio en el pequeño muelle de tránsito. Las boyas están casi vacías. Nos sorprende un tanto. ¿Será la crisis?

Hacemos varias llamada en el canal 77

CQ...CQ a Lima Tango Papa, Lima Tango Papa, La taberna del puerto. Aqui Capitán Teach en aguas del norte de Menorca"

No recibimos contestación, pero si responden los teléfonos de la familia.Por fin estamos en España después de tres meses. Nos quedamos como tontos viendo la TV. Incluso nos hace gracia durante casi dos minutos Belén Esteban y sus horteradas.

lunes

10-08-2009.- Relax en el fondeo y saltito a Carloforte



Entramos en esta ensenada hace ahora algunos años en un viaje de ida y sin casi nadie y se transformó en uno de esos sitios que no puedes dejar de visitar cada vez que pasas por ellos. Hay dos ensenadas, una muy profunda al Oeste y otra con una isla en medio al Este. Entre la isla y el pequeño cabo es nuestro destino.

El fondo es muy irregular, con pozos y rocas de roca, que sule hacer muy buen tenedero si se evitan las zonas de poseidoneas, que no dejan penetrar las anclas.

Hoy hemos soltado cuarenta metros de cadena para 7 metros de fondo y el ancla, que vemos desde el barco sin necesidad de bucear, esta durmiendo en un pozo los primeros veinte metros de cadena hacen un circulo casi perfecto a su alrededor.

Durante la noche, sin apenas viento, hemos ido tomando todas las posiciones posibles.

Decidimos pasar el día sin hacer nada y saltamos a tierra con la auxiliar.

La experiencia es muy chocante. Hay una playa de arena limpia y dos chiringuitos, hamacas e incluso un puesto de socorristas. Cubos de basura por materias para reciclar y un grupo de servicios y duchas.

Entre tohalla y tohalla no mas de cuarenta centimetros. Entre sombrilla y sombrilla no mas de veinte. Un serie de caballeros lee el periodico sentados en sillas de pástico que han metido en el agua. Poca teta suelta y mucho "Macho men". Una señora de mas de cien kilos se remoja en la orilla mas tirada que tumbada sobre la tripa. Hay dos parejas sobre un colchón de dimensiones matrimonio pudiente que llevan un megáfono (¿?) por el que sueltan risitas y gruñiditos recatados.

No se escuchan voces altisonantes, pero el agobio que nos entra es muy fuerte. Se que la escena no se diferencia de cualquier escena en cualquier playa en agosto, pero a nosotros nos ha pillado de sorpresa. Nos volvemos al barco, nuestro refugio. Hacemos una pata de cordero al horno con una receta griega, pero sin respetar los tiempos de cocción (3 horas)reduciendolo a solo 1,5 horas. La verdad es que el cordero de Grecia era (se nos ha acabdo la reserva del congeladosr) muy bueno.

Siesta grande.



por la tarde aparece un barco con bandera española y matrícula de Málaga,el Sangrilá, barco que está además amarrado en nuestro puerto de base. Los saludo con la lógica alegria y recibo por respuesta un ligero movimiento de cabeza.

Y es que poco a poco vamos entrando en otro mundo, donde es una alegría encontrarte con aquel barco que estaba fondeado en aquella cala, o al que ayudaste o te ayudo en aquel puerto, y tomarte con el una cervezas, cambiar impresiones e información sobre otros barcos o sitios a donde ir, comprar butano, pan. Donde hay un LID´L.

Nada que ver con estos otros personajes que también calzan barco, a los que escucho decir cuando se dirigen hacia la playa en la auxiliar vestidos de punta en blanco.

"Pues lo que nos faltaba es que ahora no hubiera sitio donde cenar, pues menuda mierda de sitio con lo lejos que está. Con lo bien que estabamos en "Porto Portal".

Han dejado el generador en marcha y un chorrito de agua constante denota que el aire acondicionado está trabajando.

Nos vemos una película, Transiveriano, que nos entretiene hasta las 11 de la noche.

A las dos de la mañana llegan de otro barco frances y hablan a voces que nos obligan a cerrar los tambuchos.

Curiosamente todos los barcos viejos, pequeños y desordenados no hacen ruido.

Nosotros si lo hacemos a las seis de la mañana al levantar el fondeo. Incluso tengo que "acelerar el motor bastante" para recargar, bajar de nuevo el ancla que viene sucia, mientras suena la alarma de la radio por que no recibe datos GPS. La cosa no va a mas por que no llevo a bordo pasodobles toreros, pero me apetecía esta mañana el España Cañí a todo trapo. En compensación piso "accidentalmente" la bocina de niebla. Lamentablemente el Inglés había fondeado casi a mi lado y se ha despertado. Pobrecito, con lo que yo quiero a los "hijos de la gran...bretaña"