jueves

20-08-2009 De Cartagena a Roquetas

Salimos de Cartagena de madrugada, después de haber pasado un rato comentando con otros barcos del Foro de la taberna del puerto que venían de Almería su travesía por aguas de Marruecos (que a nosotros nos falta en gran medida)

De nuevo los pesqueros, que consideran que navegar hacia sus sitios de trabajo es también trabajo y los hace inviolables, cuando solo lo son en el caso de estar restringidos en sus maniobras por estar con los aparejos colgando.

Y por delante otro día de aburrida navegación a motor. Hacemos rumbo directo a Gata y un último intento de pesca, que resulta infructuoso.

Vamos ya recogiendo cosas y Lola a preparado una colada que pone a secar en un andarivel cogido a la jarcia.

De repente recibo una llamada por DSC en el canal 69

.-Eco Alfa 7075, Eco Alfa 7075, ¿Roger?
.-Roger. Aquí la embarcación Capitán Teach, Eco Alfa 7075


Contesto y compruebo por el indicativo que es un pequeño carguero al que iba controlando por que está pasando a pocos metros de nosotros.

A partir de ahí todo fue como estar conectado a un teléfono erótico

.- ohhhh, que cuulito tan boniiiito
.- ohhh, que culito ohhh
.- ahhh mi culito


Una mirada por el exterior de nuestro barco me muestra a una atareada Lola que con bañador, una camisola y atada con el arnés que sale del chaleco inflable, presenta una imagen, que aunque para mi es enormemente atractiva, es cualquier cosa menos "normalmente" erótica.

Salvo que por la distancia el "mirón" haya confundido los flotadores del chaleco con dos enormes pechos azules.

La emisora sigue emitiendo

.- ohhhh, que cuulito tan boniiiito
.- ohhh, que culito ohhh
.- ahhh mi culito


Los jadeos continúan un buen rato

Creo que debe ser la primera noticia de que AIS y DSC se utilicen para estos menesteres

Al pasar Cabo de Gata establecemos contacto con nuestro amigo Carmelo del "Olaje" que se dirige también a Roquetas desde el lado contrario.

Llegamos casi al mismo tiempo. A mi me dejan amarrado al muelle de espera, cosa que no me gusta, pues está lleno de cagadas de gaviotas, huele mal y al subir y bajar del barco lo ensucias todo.

En el puerto están también algunos amigos, pero la mayoría están de viaje. Carmelo nos lleva a Cenar en plan tapas a un bar donde nos sientan en una mesa en la acera.

Con los chips aún sin cambiar, paso un mal rato por el ruido, los gritos, el olor a aceite de freír y el suelo que no se mueve. Lo compenso por la compañía y por poder comer por fin unas sardinas a la plancha poco hechas ( con los dedos y encima un pedazo de pan)

De vez en cuando me acerco a Lola y le digo por lo bajo

.- ohhhh, que cuulito tan boniiiito

Deben de pensar que la sal nos ha vuelto locos al vernos reír de esa manera

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí