miércoles

19-08-2009 Paseando por Cartagena



Recibimos una llamada de uno de los mas asiduos lectores de este blog, que también comparte con nosotros la pertenencia al foro de "La Taberna del Puerto", y que desea conocernos personalmente, así que como a mi me apetece conocer a los que son capaces de tragarse los tochos que escribo, quedamos para tomare unas cervezas juntos.

Y nos encontramos que " El Piloto", sobrenombre con que se presenta en los foros es una persona encantadora, culto y educado. Y un enamorado conocedor de su ciudad, Cartagena.



Se brinda como cicerone y nos hace de perfecto guía por las calles de Cartagena y difícilmente encontraríamos un profesional que nos pudiera contar tantas cosas sobre una de las joyas de la "otra Cartago de este viaje"

Nos centramos principalmente en la reconstrucción y excavación del teatro y el edificio que alberga su museo, una de las mejores cosas que conozco del arquitecto Moneo. Como nuestro cicerone está emparentado con algunas de las personas que han trabajado en la excavación tiene datos de primera mano.



No solo vemos la parte romana, sino que hacemos un recorrido por las obras de finales del siglo XIX y las edificaciones de los "nuevos ricos" de la minería de aquella época.

Nos unimos a una visita guiada por el ayuntamiento ( si queridos, la cosa viene de largo)



Y terminamos en la escultura dedicada a las victimas del terrorismo. Su nombre es "ZULO" y su postura imposible, un tanto al estilo de miró encierra en una cara casi oculta todo un grito desesperado que impresiona.



Un primer intento de comer en la zona de la lonja de pescado, fracasa, pero aterrizamos en el restaurante junto al Club Náutico y comemos como auténticos reyes.



¡¡Gracias Piloto!! A partir de ahora Cartagena será algo mas que un puerto donde hacer gas-oil a cualquier hora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesan mucho tus comentarios.

Puedes ponerlos aquí